Demócratas anuncian nuevo plan de reforma migratoria con camino a la ciudadanía

Univision.com | Oct 02, 2013 | 12:23 PM
Presentan nuevo plan ... Presentan nuevo plan ...
3 Pausar Auto Play

La minoría demócrata de la cámara de representantes presentó un nuevo plan de reforma migratoria en un intento de revivirla

Propuesta es similar al proyecto del Senado pero con importantes cambios en Enmienda de seguridad

Un grupo de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes anunció el miércoles que entregará un proyecto de reforma migratoria que incluye la ciudadanía para millones de indocumentados.
“Liderados por la congresista Nancy Pelosi (California), el grupo espera contar con el respaldo rep”
Liderados por la congresista Nancy Pelosi (California), el grupo espera contar con el respaldo republicano necesario para aprobarlo en el pleno.
Pelosi dijo durante una rueda de prensa en el Capitolio que la propuesta es "cien por cien bipartidista".
"No es un desafío para el presidente de la Cámara sino una sugerencia" para aprobar una reforma migratoria que ha contado con apoyos republicanos en el Senado y también en la Cámara, añadió la líder de la minoría.
Uno de los copatrocinadores del proyecto, el legislador Joe García (Florida), dijo que el Senado ya había cumplido con su compromiso con ols votantes de pasar una ley de reforma migratoria comprensiva y que era el turno de la Cámara de Representantes.
"Durante el año pasado, el pueblo estadounidense ha mandado un mensaje claro y sencillo al Congreso, ya es tiempo, ya llegó la hora para arreglar nuestro sistema de inmigración que no funciona. Aunque que el Senado escuchó este mensaje claramente, la Cámara de Representantes, por desgracia, todavía no ha presentado un proyecto de ley migratorio para debatir en la pleno", dijo.
"La única manera en que estos esfuerzos se logren es si los Demócratas y los Republicanos trabajen juntos. Por esa razón, estamos aquí hoy presentando esta legislación – no es perfecta – pero es un arreglo que esperemos pueda darnos un paso adelante en la Cámara”, agregó.
El congresista Xavier Becerra, jefe de la bancada demócrata, aseguró que contaban con los votos suficientes en el pleno para votar y aprobar un plan de reforma.
El grupo está integrado por 22 legisladores demócratas.
El plan del Senado
El proyecto se basa en el plan S. 744 que el Senado aprobó el 27 de junio pero con cambios en una costosa Enmienda de seguridad patrocinada por republicanos. El plan del senado contempla una vía a la ciudadanía para indocumentados que están en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.
Los beneficiarios, estimados en unos 9 millones por el senador Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jersey) durante una entrevista con el periodista Jorge Ramos en el programa Al Punto de la cadena Univision, deberán entregar sus huellas digitales al Departamento de Seguridad Nacional (DHS), pagar una multa de $500 y entrar en un estado de residencia provisional por 10 años.
Al sexto año deberán nuevamente ser fichados por el DHS y pagar una segunda multa de $500. Cuatro años más tarde podrán pedir la residencia y cancelar una tercera multa de $1,000. Tres años después podrán gestionar la ciudadanía.
Los beneficios
Durante los 10 años de espera por la green card (tarjeta verde) podrán acceder a un permiso de trabajo, un carné de manejar y una autorización para salir y reingresar al país.
Una semana antes de aprobar el plan S. 744, demócratas y republicanos acordaron incluir una enmienda patrocinada por los republicanos John Hoeven (Dakota del Norte) y Bob Corker (Tennessee) que persiguió seis objetivos: mejorar aspectos de seguridad, detener la andanada de enmiendas para congelar la iniciativa, conseguir el voto de detractores e indecisos, garantizar que el proyecto fuera aprobado, que incluirá un camino a la ciudadanía para indocumentados y enviarle un mensaje firme a la Cámara de Representantes que la reforma cuenta con apoyo bipartidista.
La medida agregó, entre otros, más de 20 mil agentes a la Patrulla Fronteriza, un presupuesto extra de $30 mil millones para seguridad, implementación obligatoria del programa federal E-Verify, construcción de 700 millas de vallas fronterizas, alta tecnología para vigilar la frontera y un sistema biométrico para rastrear a los extranjeros que ingresan y salen de Estados Unidos.
El plan demócrata incluye una enmienda aprobada en abril por el Comité Judicial de la Cámara que no estipula ni el número de agentes que serán contratados para la Patrulla Fronteriza ni la longitud de las vallas del muro fronterizo.
“La medida emplea tecnología avanzada para conocer la situación de seguridad en toda la frontera”, dijo el congresista Henry Cuellar al Noticiero Univision.
El plan exige mediciones constantes del progreso en el resguardo de la frontera con auditorias independientes.
La enmienda aprobada en abril cuenta con apoyo de los republicanos de mayor rango en el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, un detalle que los demócratas tomaron en cuenta para agregarlo al proyecto.
Jornada de marchas
El nuevo proyecto de reforma migratoria surge tres días antes de la celebración, el 5 de octubre, de al menos 160 marchas por la reforma migratoria en las principales ciudades de Estados Unidos. Organizaciones nacionales y grupos pro inmigrantes exigen un voto a la Cámara de Representantes y al gobierno que frene las deportaciones.
Los demócratas aseguran que, con el apoyo de algunos republicanos, tienen los 218 votos necesarios para aprobar la reforma en el pleno. El presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio), tiene activa la Regla Hastert que sólo permite llevar al pleno iniciativas que tengan el respaldo de la mayoría de la mayoría, es decir 118 de los 234 votos republicanos.
De no convencer a Boehner para que retire la medida, los demócratas buscan convencer al mayor número de republicanos posibles hasta conseguir 118 votos y cumplir la Regla que en junio frenó un voto en el pleno.
Obama ha asegurado que firmará una ley de reforma migratoria que incluya la ciudadanía para la mayoría de los 11 millones de indocumentados. Del pedido para que frene las deportaciones, recientemente el mandatario argumentó que suspenderlas, con excepción de los dreamers, sería muy difícil de defender con argumentos jurídicos.
©Univision.com
Commentarios