Los mercados de seguros de salud abren con demoras y problemas menores

EFE | Oct 01, 2013 | 2:01 PM

Varios sitios de información colapsaron esta mañana y hubo inconvenientes en algunos Estados.

Los llamados "mercados de seguros médicos", una de las disposiciones clave de la reforma de salud promulgada en EEUU en 2010, se abrieron hoy con algunas demoras y problemas menores para facilitar a millones de ciudadanos inscribirse en más de medio centenar de planes privados.
“Comenta esta Noticia en los Foros de Univision.”
Comenta esta Noticia en los Foros de Univision. La puesta en marcha de esos mercados ha coincidido con el inicio de la paralización parcial de las actividades de la Administración federal, causada por la falta de acuerdo en el Congreso a fin de aprobar fondos para financiar al Gobierno en el nuevo año fiscal, que comienza este martes. El ala más conservadora de los republicanos busca condicionar esa financiación a retrasos en la aplicación de la reforma de salud, algo que rechazan los demócratas y el propio presidente estadounidense, Barack Obama. El mandatario ha dejado claro en los últimos días que los mercados de seguros médicos entrarían en vigencia hoy con independencia de si se producía un cierre parcial de las operaciones de la Administración.
Obama había dicho ayer que el Congreso podía obligar al cierre del gobierno, pero que no podría evitar que este martes entrase en vigencia una parte clave de la reforma de salud. "Una parte importante de la Ley de Asistencia Sanitaria Asequible entra en vigor mañana (por hoy), no importa lo que el Congreso decida hacer hoy", había dicho Obama en una comparecencia ante la prensa en la Casa Blanca. "La Ley de Asistencia Sanitaria Asequible está avanzando. Esos fondos ya están implementándose. No pueden 'cerrarla'", subrayó. En los mercados de salud los casi 48 millones de personas en EEUU que no tienen un seguro médico podrán acceder a uno a precios asequibles y, en algunos casos, beneficiarse de subsidios federales.
"Los estadounidenses que en algunos casos han vivido durante años con el miedo de que una enfermedad podría llevarles a la bancarrota, los estadounidenses que no tienen fondos para entrar en el mercado porque han estado enfermos una vez, podrán conseguir por fin cobertura, de calidad, muchos por primera vez en sus vidas", señaloo ayer Obama. "Aún así, los republicanos han dicho que si dejamos a estos estadounidenses sin seguros asequibles un año más (...), podremos financiar el Gobierno un par de meses más. ¿Alguien cree verdaderamente que no volveremos a tener esta pelea en un par de meses más, incluso en Navidad?", preguntó. En 34 de los 50 Estados del país, el Gobierno federal regulará total o parcialmente el funcionamiento de esos mercados, que estarán abiertos durante seis meses, hasta finales de marzo. El objetivo es que el mayor número de personas posible tenga una cobertura de salud garantizada para el 1 de enero de 2014, cuando debe entrar en vigencia la obligatoriedad del seguro médico, la cláusula fundamental de la reforma sanitaria u ObamaCare como se la conoce. Algunos estados como Minnesota y Maryland experimentaron retrasos en las primeras horas de funcionamiento de los nuevos mercados de seguros médicos, de acuerdo con The Wall Street Journal. En el caso de Virginia, la página web para obtener información y contratar un seguro registraba problemas por la gran cantidad de visitantes. Mientras, en el Estado de Nueva York el sitio de acceso al mercado tuvo más de dos millones de visitantes en dos horas.
El sitio del Gobierno federal también colapsó esta mañana debido a la enorme cantidad de visitas que recibió, pero su servicio fue restablecido poco después.
Por otra parte, los hispanos deberán esperar hasta mediados de octubre para poder acceder al sitio en español. Más de tres años después de su promulgación, la sociedad estadounidense sigue dividida sobre la reforma de salud, algo que el Gobierno de Obama achaca a la falta de información y a la campaña en contra de la ley fomentada por los republicanos, fundamentalmente por su facción más conservadora, el Tea Party. Según una encuesta de la Universidad de Quinnipiac divulgada hoy, un 45% de los votantes estadounidenses apoya la reforma sanitaria y un 47% se opone a ella.
©EFE
Commentarios