Marchas de inmigrantes en más de 60 ciudades por la reforma migratoria este sábado

Univision.com | Oct 02, 2013 | 8:46 PM

Saldrán a las calles este sábado para exigir a la Cámara de Representantes un plan que legalice a los indocumentados

Se acaba la paciencia de la comunidad inmigrante. Este sábado miles saldrán a las calles en más de 60 ciudades para exigir dos cosas: que la Cámara de Representantes apruebe una reforma migratoria comprensiva y que el presidente Barack Obama frene las deportaciones.
““En noviembre pedimos que este año haya reforma migratoria”, dijo a NoticiasUnivision.”
“En noviembre pedimos que este año haya reforma migratoria”, dijo a NoticiasUnivision.com Natalia Jaramillo, gerente de comunicaciones del Florida Immigrant Coalition. “Aquí estamos y contamos. Vamos a recordar que hicimos un mandato y también el pueblo estadounidense, y estamos pidiendo al Congreso que se respete. Especialmente a la Cámara de Representantes, que apruebe y ofrezca una oportunidad” a la reforma migratoria.
La oportunidad señalada por Jaramillo pasa por una decisión del presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio), quien en junio advirtió la vigencia de la Regla Hastert, medida que sólo permite llevar enviar al pleno de la Cámara iniciativas que cuenten con el respaldo de la mayoría de la mayoría, es decir 118 de los 234 votos republicanos.
Los demócratas y la Casa Blanca aseguran que en el pleno hay votos suficientes para aprobar un plan de reforma migratoria como el aprobado en junio por el Senado y que incluye un camino a la ciudadanía para los indocumentados.
“Si Boehner permitiera un voto para la reforma migratoria, los votos a favor estarán ahí”, aseguró a NoticiasUnivision.com una fuente de la Administración familiarizada con el tema. Pero advirtió que el liderazgo republicano rehúsa a enfrentarse a unos pocos extremistas de su partido, unos 60, que decidió “no escuchar a la mayoría del Congreso”.
De los 201 demócratas en la Cámara, 195 apoyan un plan de reforma con ciudadanía para los indocumentados más el voto de al menos 23 republicanos que en total suman 228. Para aprobar una ley se requieren 218 respaldos. El Congresista Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois), ha dicho que la lista de republicanos dispuestos a votar la reforma migratoria incluye al menos 40 nombres.
No se detendrán
“Este 5 de octubre es el día nacional de acciones coordinadas”, señaló Jaramillo. “Es el punto en que se inicia el escalamiento de nuestras actividades. Impactaremos en nuestras propias comunidades, van a seguir sucediendo más manifestaciones y el mensaje es claro: vamos a seguir aumentando la presión sobre la Cámara de Representantes y sobre ambos partidos para que aprueben la reforma migratoria y paren las expulsiones”.
Al 9 de septiembre la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) había deportado 343,020 indocumentados y el 43% de ellos no tenía antecedentes criminales, según datos de la agencia. NoticiasUnivision.com preguntó cuántos fueron deportados al 30 de septiembre, fecha en que cierra el año fiscal 2013, pero una de sus oficinas encargadas en Miami dijo que lamentaba no poder proporcionar los datos porque se vieron afectados por el cierre parcial del gobierno federal.
Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles, en California, dijo que las marchas del sábado se celebrarán “en las ciudades más grandes de Estados Unidos (…) Las marchas son esenciales para lograr un cambio social. No ha habido cambio sin marchas”, apuntó.
“El 5 de octubre es quizá más importante que ninguna otra marcha en muchos años, porque estamos tan cerca de darle la estocada final a los opositores y detractores de una solución justa y humana al quebrantado sistema de inmigración en este país. Si los que no quieren darnos la ciudadanía ven que en todo Estados Unidos se movilizan miles y miles de estadounidenses, tendremos armas para luchar y presionar que se dé un voto en la Cámara Baja antes del fin del 2013. Si se observa poca participación el 5 de octubre, por seguro que muere la reforma”, advirtió.
Cabrera dijo además que las organizaciones acusan cansancio mientras los abusos a los inmigrantes siguen y también “la falta de respeto y el pisoteo a nuestra dignidad. Pero no tenemos el derecho ni el lujo de darnos por vencidos y esperar que llegue el Espíritu Santo a rescatarnos. Tenemos que nosotros mismos darnos ánimo y creer que, juntos, podemos hacer la diferencia”.
“Tenemos que marchar por lo que no pueden, por los que ya fueron deportados, por los abuelos, por los niños que están quedando sin padres, por un futuro mejor para todos. Nuestra participación debe de ser constante porque todavía no hemos ganado”, puntualizó.
Herramienta política
Para el activista Juan José Gutiérrez, presidente del movimiento Vamos Unidos USA de Los Angeles, las marchas del 5 de octubre “nos ayudarán a recalcarle a los miembros de la Cámara de Representantes, muy en especial al liderato republicano, que no vamos a ceder en nuestro esfuerzo hasta no lograr la reforma migratoria”.
“Las marchas son una herramienta política muy importante que nos permite hacernos presentes en esta importantísima lucha política”, dijo. “Con estas marchas les recordamos a los republicanos de sus promesas luego de las últimas elecciones nacionales y les advertimos de forma clara del altísimo costo político que les haremos pagar sin no cumplen lo prometido”.
La jornada del 5 de octubre se extenderá hasta el día 8 con un concierto titulado “Camino Americano”, en el que participarán seis ganadores de los premios Grammy, entre ellos el grupo mexicano Los Tigres del Norte.
El evento se llevará a cabo en el Washington Mall y culminará con una marcha hasta las escalinatas del Congreso para pedir una reforma migratoria amplia, dijeron el martes los organizadores.
La convocatoria se da en momentos que ambos partidos barajan proyectos para enviarlos al Comité Judicial de la Cámara. El viernes se conoció que los demócratas preparan un plan similar al aprobado por el Senado en junio y le reemplazarán una enmienda de seguridad para garantizar votos suficientes en el pleno. Los republicanos también anunciaron planes para seguir debatiendo una reforma migratoria por partes, tal y como lo han venido haciendo desde abril.
La estrategia demócrata persigue dos objetivos: convencer a Boehner para que levante la Regla Hastert y permita un voto en el pleno o reunir los 118 votos que demanda la norma para forzar una votación y aprobar un plan como quieren los demócratas.
Los republicanos persisten en su plan de debatir una reforma por partes y se desconoce si una de ellas incluirá un camino a la ciudadanía para los indocumentados.
Mientras se despeja el escenario, las protestas continuarán en el curso de 2013. A la pregunta si el presidente Obama respalda las marchas del 5 de octubre, la oficina de prensa hispana de la Casa Blanca dijo en un escueto mensaje que lamentaba no atender porque estaba “cerrando”.
Unos 800 mil trabajadores no esenciales del gobierno federal fueron enviados a sus casas este martes 1 de octubre porque el Congreso no autorizó el presupuesto para arrancar el año fiscal 2014.
©Univision.com
Commentarios