La reforma migratoria tiene a demócratas y republicanos al borde de un ataque de nervios

Univision.com | Sep 26, 2013 | 1:55 PM

SIGUIENTE:

Demócratas de la Cámara de Representantes buscan convencer al liderazgo republicano que es tiempo de votar la reforma en el pleno

Mientras ambos partidos batallan por ponerse de acuerdo, activistas preparan la movilización del 5 de octubre

Legisladores demócratas mantienen conversaciones a puertas cerradas en la Cámara de Representantes para ultimar una estrategia que reviva el debate de la reforma migratoria y, simultáneamente, obligue al presidente del Congreso, el republicano John Boehner (Ohio), dejar sin efecto una regla que impide un voto en el pleno.
“Fuentes del Congreso familiarizadas con el tema dijeron a NoticiasUnivision.”
Fuentes del Congreso familiarizadas con el tema dijeron a NoticiasUnivision.com que si bien las pláticas no han sido fáciles, el objetivo es conseguir el mayor número de respaldos republicanos posibles para, o bien termninar por convencer a Boehner que quite la regla Haster o cumplir con el requisito de la medida.
La regla Hastert sólo permite llevar al pleno de la Cámara proyectos que cuenten con el respaldo de la mayoría de la mayoría, es decir 118 de los 234 votos republicanos.
El sitio Político dijo el jueves que el plan demócrata estaba “siendo cuestionado” por algunos miembros del partido, quienes no estarían de acuerdo con cambios y agregados que pretenden hacer al plan S. 744 que aprobó el Senado el 27 de junio.
Una de las modificaciones tendría que ver con el programa de Visas de Diversidad y reunificación familiar. Las fuentes consultadas señalaron que si bien no todos comparten los cambios, persiste el ánimo de conseguir una estrategia que permita avanzar el debate.
En una reunión celebrada el miércoles algunos participantes interpretaron de manera inadecuada partes de un proyecto, lo que generó ciertas divisiones, dijo Político. Pero pronto fueron corregidos.
“Las reuniones y los acontecimientos muestran la presión que se acumula en los republicanos de hacer algo para abordar la reforma migratoria”, dijo a NoticiasUnivision.com el legislador Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois). “El país está listo, los inmigrantes están listos, los demócratas están listos, el Senado ha decidido, ahora los republicanos de la Casa de Representantes necesitan dar un paso adelante y unirse al resto de nosotros en el movimiento para arreglar nuestro sistema de inmigración”.
Gutiérrez, al igual que la Casa Blanca, aseguran que la reforma migratoria con ciudadanía tiene los votos necesarios en la Cámara para ser votada en el pleno. El congresista de Illinois asegura que el proyecto cuenta con 195 de los 201 votos demócratas más el apoyo de unos 40 republicanos. Para que se convierta en ley, la reforma necesita un mínimo de 218 votos.
“Cada día que pasa significa que miles de familias se separan, los trabajadores son explotados y sectores enteros de nuestra comunidad tienen miedo de llamar a la policía. Es urgente que el Congreso actúe y los eventos el 5 de octubre subrayan la urgencia", precisó Gutiérrez.
Marcha Nacional
El 5 de octubre miles de inmigrantes volverán a las calles en al menos 60 ciudades de Estados Unidos para nuevamente urgir al Congreso que apruebe la reforma migratoria y a la Casa Blanca que pare las deportaciones. La jornada se denomina “Día Nacional por la Dignidad y el Respeto”.
Al 9 de septiembre el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha deportado más de 343 mil indocumentados, el 43% de ellos con antecedentes criminales. Durante la primera Administración de Obama el gobierno deportó a 1.6 millones de sin papeles de estadía legal.
“La movilización nacional del 5 de octubre crece a pasos agigantados. Más de 100 eventos ya planeados en más de 50 ciudades no es cosa de ignorarse”, dijo a NoticiasUnivision.com Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA). “Los legisladores no pueden ignorar que la comunidad está como agua para chocolate y que ya nos cansamos de retrasos, excusas y politiquería”, agregó.
“No podemos perder a mas de nuestros seres queridos, no podemos seguir dañando a nuestras comunidades y a nuestra nación. Las iniciativas que (la legisladora Nancy) Pelosi, (Raúl) Grijalva y otros presentan, es un resultado directo de la falta de liderazgo de (John) Boehner y (Kevin) McCarthy, pero tambien de la inacción de los líderes demócratas en la Cámara Baja como (Xavier) Becerra, (Zoe) Lofgren, y la misma (Nancy) Pelosi”, agregó el activista.
De la marcha, “creemos que marcará la pauta para una campaña de emociones fuertes”, dijo. “Creemos que la Cámara no tendra otra opción más que la de presentar una propuesta migratoria; eso si, queremos que la propuesta sea justa, humana, practica, accesible. No aceptaremos una propuesta a la derecha de la del Senado”, advirtió.
Maribel Hastings, Asesora Ejecutiva de America’s Voice, dijo que "cualquier intento de destrabar el proceso legislativo pro reforma es bienvenido particularmente si contempla una vía a la ciudadanía para millones de indocumentados y no se trata únicamente de una solución parcial a un asunto que tiene que abordarse de forma integral”.
Agregó que la actual coyuntura “está poniendo a prueba a los liderazgos de ambos partidos”, y que en el caso de los republicanos “hay que ver si superan su intransigencia de querer aplicar la extraoficial regla Hastert” (…) “Ha sido precisamente esa intransigencia republicana la que nos ha llevado a este punto, porque los votos existen para aprobar una reforma migratoria con vía a la ciudadanía con una mayoría simple”.
Asoma voto
Ali Noorani, director ejecutivo del Foro Nacional de Migración dijo a NoticiasUnivision.com que “los republicanos y demócratas en la Cámara de Representantes están sentando las bases para votar sobre una reforma migratoria en los próximos meses”.
“El compromiso del representante Bob Goodlatte (republicano de Virginia y presidente del Comité Judicial) con un debate en octubre, al igual que el trabajo de demócratas en las últimas semanas, auguran cosas buenas”, agregó.
Dijo además que “queda claro que representantes en ambos partidos escucharon el llamado de sus votantes a favor de una reforma migratoria: queremos una solución bipartidista”.
“Pero aún nos queda un largo camino por recorrer. Desde sus distritos y aquí en Washington, líderes religiosos, de la seguridad pública y empresarios siguen trabajando a favor de un debate migratorio este otoño. Seguirán enfatizando que una reforma migratoria genera crecimiento económico, nos mantiene seguros y refleja nuestros valores”, detalló Noorani.
“El Congreso tiene una oportunidad para conducir al país hacia adelante. Tienen que aprovecharla”, apuntó.
La Marcha Nacional del 5 de octubre no será la última, dijo Juan José Gutiérrez, director del Movimiento latino USA de Los Angeles, California. “No nos vamos a rendir. Son 11 millones de indocumentados que aguardan una oportunidad para legalizar sus permanencias en Estados Unidos. Ya el Senado hizo su parte, ahora le toca el turno a los republicanos de la Cámara de Representantes”.
Los organizadores de la marcha dicen que continuarán presionando a los congresistas para que debatan y aprueben una reforma amplia en el curso de 2013. El “Día Nacional por la Dignidad y el Respeto” cuenta con el patrocinio de grupos religiosos, laborales y de derechos civiles, entre otros.
El diario La Opinión de Los Angeles escribió que hispanos culparán a ambos partidos si fracasa la reforma en el Congreso estadounidense.
©Univision.com
Comentarios