Asoma un nuevo plan de reforma migratoria en la Cámara de Representantes

Univision.com | Sep 25, 2013 | 10:06 AM

Demócratas tratan de recuperar proyecto del Senado sin una dura enmienda de seguridad

“Cuatro días después de la disolución del Grupo de los Siete de la Cámara de Representantes, el lid”
Cuatro días después de la disolución del Grupo de los Siete de la Cámara de Representantes, el liderazgo demócrata evalúa la presentación, este miércoles, de una nueva propuesta de reforma migratoria.
El viernes, los republicanos John Carter y Sam Johnson, ambos de Texas, anunciaron que abandonaban el grupo que redactaba en secreto un plan que nunca llegó a ver la luz del día.
El nuevo proyecto tiene como objetivo cambiar la dinámica de debate y destrabar las discusiones con el fin que se vote en el curso de 2013.
El diario La Opinión de Los Angeles dijo que “será el último intento por salvarla (la reforma migratoria) e identificarse una vez más con esta causa a nivel político”.
El plan del Senado
Fuentes del Congreso señalaron que el plan tomaría como base el proyecto aprobado por el Senado el 27 de junio. Incluiría una vía de legalización para indocumentados y haría cambios en una Enmienda de seguridad introducida por republicanos en junio como condición para asegurar el S. 744.
La Enmienda en cuestión se conoce como Hoeven-Corker. Se trato de una medida obligada para conseguir los votos necesarios en el pleno del Senado. Patrocinada por los republicanos John Hoeven (Dakota del Norte) y Bob Corker (Tennessee), fue pactada la tercera semana de junio y persiguió seis objetivos: mejorar aspectos de seguridad contenidos en el plan de reforma S. 744, detener la andanada de enmiendas para congelar la iniciativa, conseguir el voto de detractores e indecisos, garantizar que el proyecto será aprobado, que incluirá un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados y enviarle un mensaje firme a la Cámara de Representantes que la reforma cuenta con apoyo bipartidista.
La medida adicional agrega, entre otros, más de 20 mil agentes a la Patrulla Fronteriza, un presupuesto extra de unos $30 mil millones para seguridad, implementación obligatoria del programa federal E-Verify para verificar el estado migratorio de los trabajadores (con una base de datos administrada por el Departamento de Seguridad Nacional –DHS-), construcción de 700 millas de vallas fronterizas, alta tecnología para vigilar la frontera y un sistema biométrico para rastrear a los extranjeros que ingresan y salen de Estados Unidos.
Con el aumento de personal de la Patrulla se estima que habrá 12 policías por cada mil metros de la frontera de 3,200 kilómetros que separa a Estados Unidos y México.
Clima de desacuerdo
“Muchos de nuestros miembros no están de acuerdo con esa enmienda”, aseguraron fuentes cercanas a las negociaciones al diario La Opinión.
En su reemplazo, el nuevo plan incluiría el proyecto sobre seguridad fronteriza aprobado por un comité de la Cámara. La medida ordena al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que utilice tecnología para adquirir un control operacional completo de la frontera y producir resultados numéricos que puedan dar cuenta del progreso.
Además de modificar la Enmienda Hoeven-Corker, los demócratas tratarán de convencer al presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio), de retirar la regla Hastert, que sólo permite llevar al pleno propuestas que cuenten con el respaldo de la mayoría de la mayoría, es decir 118 de los 234 votos republicanos en la Cámara.
Los demócratas aseguran que cuentan con 195 de los 201 votos en esa instancia del legislativo más el respaldo de al menos 40 republicanos. Se necesitan 218 votos para aprobar la reforma migratoria.
Los republicanos que han anunciado su respaldo a la reforma migratoria, han dicho que aprueban un plan como el del Senado, que incluye un camino a la ciudadanía para los indocumentados.
Otra traba por vencer es la postura del ala ultraconservadora del Partido Republicano de debatir una reforma migratoria por partes. Hasta ahora el Comité Judicial ha aprobado cinco enmiendas. Una de ellas criminaliza la estadía indocumentada, por ahora un acto de desobediencia civil.
“El Comité Judicial de la Cámara de Representantes se ha dedicado a aprobar sólo propuestas punitivas hacia la comunidad inmigrante y esa no es la forma de avanzar el debate migratorio en el Congreso. Debemos utilizar todos los recursos disponibles para avanzar este debate”, dijo el congresista Joe García (demócrata de Florida) citado por La Opinión. García integra el Comité Judicial de la Cámara.
El plan de Grijalva
A la iniciativa de la bancada demócrata se suma una propuesta de los congresistas Raúl Grijalba y Filemón Vela (The Comprehensive Immigration Reform for America’s Security and Prosperity -CIR ASAP-).
El plan recomienda la contratación de 5 mil nuevos agentes para la patrulla Fronteriza y rechaza la construcción de un nuevo muro o vallas fronterizas.
De los beneficiarios del plan Grijalba-Vela, el proyecto no pone fecha de estadía para calificar (el Senado pone como fecha límite antes del 31 de diciembre de 2011) y sugiere la creación de visas de inmigrantes condicionales sin importar el tiempo de permanencia en Estados Unidos.
Tanto el plan del Senado como la propuesta Grijalva-Vela, exigen que los indocumentados demuestren que no tienen antecedentes criminales para poder calificar.
Agrega que luego de una espera de seis años, los indocumentados que califiquen podrán acceder a la ciudadanía. El plan S. 744 del Senado estableció que los indocumentados que cumplan con los requisitos entrarán en un estado de inmigrante provisional por 10 años al término de los cuales podrán pedir la residencia temporal, Tres años después podrán pedir la ciudadanía.
La oficina del Senador Harry Reid (demócrata de Nevada), líder del Senado, dijo a NoticiasUnivision.com que el paso de la congresista Nancy Pelosi "es positivo y muestra liderazgo", agregó que la reforma migratoria  ya está aprobada en un 50% "y está en manos del presidente de la Cámara, Boehner, "darle una solución definitiva y permanente".
©Univision.com
Comentarios