Un expresidente de Colombia, frente a frente con su secuestrador

Univision.com | Sep 24, 2013 | 8:48 PM
Encuentro cara a cara... Encuentro cara a cara...
3 Pausar Auto Play

Después de 24 años, Andrés Pastrana visitó en una cárcel colombiana a su secuestrador, alias Popeye del Cartel de Medellín.

"Las vueltas de la vida. Hace 25 años yo lo tenía secuestrado y usted hoy me tiene preso". Con esa frase, el secuestrador del expresidente colombiano Andrés Pastrana recibió a quien fuera su víctima cuando lo visitó en la cárcel de Cómbita, Boyacá.
“El encuentro ocurrió el 28 de junio de 2012 en Colombia, pero recién ahora, el exmandatario reveló”
El encuentro ocurrió el 28 de junio de 2012 en Colombia, pero recién ahora, el exmandatario reveló el video de aquella reunión con su verdugo.
Jhon Jairo Velázquez Vázquez, alias "Popeye", era uno de los sicarios del narco más poderoso de Colombia: Pablo Escobar Gaviria, el capo del Cartel de Medellín.
Hace 25 años, Pablo Escobar había mandado secuestrar a Pastrana, entonces periodista, para presionar al Gobierno colombiano para que se pusiera fin a la extradición de narcotraficantes a los Estados Unidos.
El video del encuentro de hace un año fue difundido en las últimas horas en el lanzamiento de la biblioteca personal del expresidente y muestra por primera vez parte del dialogo que mantuvieron en 2012.
Sentados en una mesa y sillas de plástico color rojo, Pastrana y "Popeye" repasan las horas previas al secuestro y como se planificó el rapto.
"El patrón lo tenía en la mira desde 1984. Su secuestro fue muy planeado… Tenerlo a usted para un bandido como uno es una cosa del otro mundo. Porque usted representaba muchas cosas, era tener a Colombia y al gobierno, porque usted es el delfín más importante de la República", le dice "Popeye" a Pastrana en el video.
"Popeye" gesticula, se mueve y hasta logra arrancarle unas sonrisas a quien fuera su secuestrado con algunas anécdotas.
Pastrana era una persona valiosa en ese momento para Escobar: había sido director de un noticiero y era candidato a la alcaldía de Bogotá además de ser el hijo del expresidente Misael Pastrana, el vocero más importante del Partido Conservador en aquel entonces.
Un coctel demasiado atractivo para el narcotraficante que no dudó en encargarle a Popeye que lo secuestrara en un intento por forzar a esa corriente política a influir en las decisiones que tomara el Congreso colombiano sobre los narcos.
Si bien esta no es la primera vez que "Popeye" revela detalles del rapto, si es la primera vez que se lo ve frente a frente con su víctima.
En una entrevista con la revista SEMANA, publicada el 14 de septiembre, Velásquez Vásquez había dado datos hasta ahora desconocidos del secuestro de Pastrana. Tras pasar 23 años preso, el lugarteniente de Pablo Escobar estaba a punto de quedar en libertad y confesaba: "Yo personalmente creo que (he matado) alrededor de 300 (personas). Pero he participado y coordinado alrededor de 3.000 muertes".
Pero el exjefe de sicarios, que aspiraba a salir de la cárcel próximamente, tendrá que continuar en prisión al menos tres años más.
"Popeye", uno de los más temidos matones del desaparecido Cartel de Medellín, está preso desde comienzos de la década del 90 y sus abogados habían solicitado la libertad condicional por redención de pena por tiempo trabajado en la cárcel.
Sin embargo, el juez de ejecución de penas, Óscar Galán, explicó que "Popeye" cumple desde 2008 la última condena que le fue impuesta, de 12 años y seis meses, por lo que todavía no ha cumplido las tres quintas partes de la pena que le permitirían salir en libertad condicional.
Según estos cálculos, "Popeye" no saldrá libre durante el curso de esta semana, como había especulado la prensa local, sino que tendrá que esperar a cumplir los primeros 90 meses de esta última condena, en febrero de 2016, para pedir de nuevo la libertad.
En la grabación, se puede ver a "Popeye" aún en la cárcel, calmado y pausado, y recordar detalles de los peores momentos del secuestro de Pastrana, ocurrido en la noche del 18 de enero de 1988.
Un grupo de 10 hombres armados encabezados por "Popeye" entraron en el bunker de campaña de Pastrana, lo encañonaron y lo metieron a la fuerza en un auto color verde. Le dijeron que eran miembros del grupo guerrillero M-19 y que solo querían enviar por intermedio suyo un mensaje al gobierno.
"Me lo dan a mí (por Pastrana) porque fui el único que no me asusté con los escoltas. Yo soy muy inteligente", dice "Popeye".
Pablo Escobar "tenía muy organizado que iba a atacar a la clase política" colombiana, explica el sicario.
"Usted tiene una suerte. Usted tiene un Cristo más grande que el mío", le dice a Pastrana que pudo ser liberado gracias a una operación rastrillo de la Policía y al crimen del procurador general de la República, Carlos Mauro Hoyos.
"Para mí el secuestro de él es una de las operaciones que hicimos. Usted está viendo un milagro ahí. Y que cada día que él se levante le de gracias a Dios", le dice "Popeye" a un colaborador de Pastrana que lo acompañó a la entrevista.
"Para un delincuente como yo coger en una semana a Andrés Pastrana y al Procurador General de la República … el ego mío… yo era un general de la tropa de Pablo Emilio Escobar Gaviria", dice recordando el orgullo de aquellos tiempos.
"Yo estoy entregado a Dios, yo quiero salir a vivir una vida normal. Disfrutar del día a día, de las cositas pequeñas. De corazón por lo que yo hice, por lo que hizo el Cartel de Medellín, por poner en riesgo a su vida tan importante, por hacer sufrir a doña Nora, a sus hijos, a su papá, yo le pido perdón", dice "Popeye" y Pastrana le estrecha la mano.
©Univision.com
Commentarios