Piden revelar los datos secretos de los ovnis en Argentina

EFE | Sep 22, 2013 | 5:30 PM

Reclaman desclasificación de los expedientes aeroespaciales

El Ayuntamiento de la ciudad argentina de Rosario ha sido escenario de un pleno en el que no se han debatido leyes ni presupuestos: los ovnis han protagonizado una audiencia pública con el objetivo de abrir camino para que estos fenómenos de ciencia ficción sean materia de ciencia real.
“Opina sobre esta noticia en los Foros de Univision.”
Para que los objetos de naturaleza desconocida que esconde el cielo argentino puedan ser investigados es necesario, primero, que la información que las autoridades poseen sobre ellos sea desclasificada y puesta a disposición de todos los ciudadanos.
La Comisión de Estudios del Fenómeno Ovni de la República Argentina (CEFORA), impulsora del debate en Rosario (en la céntrica provincia de Santa Fe), reclama desde su creación en el año 2009 la desclasificación de los expedientes aeroespaciales en virtud del derecho a la información que tienen todos los ciudadanos.
"Lo que queremos es estudiar los fenómenos aéreos anormales, no queremos circunscribirnos a lo que la gente normalmente llama ovnis y relaciona con naves y vida extraterrestre", puntualizó en declaraciones a Efe Raúl Avellaneda, miembro fundador de CEFORA.
Esta comisión quiere aunar fuerzas con el público para "conseguir entre todos la desclasificación de los archivos ovni que están en poder de las organizaciones gubernamentales", explicó Avellaneda.
La del Ayuntamiento de Rosario es la primera audiencia de este tipo celebrada en Argentina, y en ella ha habido lugar para los expertos e investigadores, pero sobre todo para la participación del ciudadano común.
"Lo que estamos pidiendo es la desclasificación de todos los fenómenos anómalos. Todos tenemos la necesidad de saber qué es lo que está violando nuestro espacio aéreo", dijo el miembro de CEFORA.
"Es importante sobre todo porque la ciudadanía necesita conocer la verdad, no el fenómeno ovni en sí, ni se trata de algo que justifique una actividad extraterrestre", añadió Avellaneda.
Hay más de una veintena de países en todo el mundo que ya han apostado por la desclasificación de este tipo de archivos.
Entre ellos está el vecino Brasil, pero también Estados Unidos, España o Francia figuran en la lista de países que han ido dando a conocer la información sobre este tipo de casos.
En otras administraciones como las de Chile o Uruguay existen incluso comisiones específicas que estudian estos fenómenos, por lo que desde CEFORA se busca que Argentina "no quede atrás".
La meta final de la asociación consiste en reunir un total de 100 mil firmas ciudadanas y el aval de un congresista para poder presentar un proyecto de declaración en la Cámara de Diputados argentina.
La organización planea presentar ya en 2014 ante los miembros de la Legislatura dos informes con fenómenos y testimonios analizados por especialistas.
Por el momento en Rosario, ciudad que ha declarado esta actividad de interés municipal, se ha hecho una presentación de casos y se ha dado a conocer la labor de la Comisión de Estudios del Fenómeno Ovni en un debate con expertos, investigadores y profesionales del derecho espacial.
Sucesos anómalos desconocidos han salido a la luz pública en este debate y además se ha presentado documentación inédita de casos considerados "emblemáticos".
Avellaneda destacó como ejemplo una foto de un ovni del año 1963, capturada por un miembro de las fuerzas aéreas argentinas en la provincia de Córdoba. El fenómeno se reconstruyó en la asamblea con la participación del hijo del protagonista.
También se estudió un informe de gendarmería que resulta ser el primer expediente desclasificado sobre un acontecimiento anómalo ocurrido en los años 70 del siglo pasado sobre el cielo de Campo de Mayo en la provincia de Buenos Aires.
"Yo lo que rescato es la participación y el interés por saber del ciudadano común", dijo como conclusión de la audiencia Avellaneda, y destacó que "el entusiasmo del público por saber es muy importante".
Los ovnis argentinos seguirán siendo, por el momento, más bien material de ciencia ficción para buena parte de la opinión pública, aunque quizá en Rosario se ha iniciado el camino para lograr que los mitos y prejuicios den paso al estudio basado en hechos y datos.
©EFE
Commentarios