Dramáticos testimonios de sobrevivientes en Guerrero

Univision.com | Sep 20, 2013 | 10:44 PM
Sobrevivientes del al... Sobrevivientes del al...
3 Pausar Auto Play

Pobladores de la comunidad de La Pintada permanecen en refugios en Acapulco junto a muchos habitantes de esa ciudad que lo perdieron todo.

Luego del azote de la tormenta tropical "Manuel" en el estado de Guerrero, que provocó un alud en la comunidad de La Pintada, la zona más afectada de la entidad, comienzan a salir los testimonios de las personas que vivieron la tragedia.
“Tal es el caso de Eufrosina Rosas Nazario, de 90 años, quien sobrevivió al alud de lodo y comentó”
Tal es el caso de Eufrosina Rosas Nazario, de 90 años, quien sobrevivió al alud de lodo y comentó al diario La Jornada que para los habitantes de la región "era el día del juicio final".
Agregó que durante tres días no había dejado de llover, hasta que finalmente escucharon el cerro tronar. "Fue muy duró lo que pasó, muy triste, muy horroroso", comentó.
Antes se oyó un zumbido que se extinguió para dar paso al sonido de borbotones que producían los árboles, las casas y los coches arrastrados.
Eufrosina es una de las poco más de 300 personas rescatadas vía aérea de esa comunidad devastada del municipio de Atoyac de Álvarez.
De acuerdo con La Jornada, su voz es apenas un hilo. Con extraña sobriedad habla de su profundo dolor, del incierto futuro para quienes, como ella, perdieron a familiares y sus casas. "Perdí mis tres nietecitas, mi casa, dos de mis yernos, dos de mis hijas", indicó.
Junto a ella permanecen en el Centro Internacional Acapulco habilitado como albergue, dos de sus nietas, no mayores de 11 años, y dos de sus hijas, quienes la escuchan en silencio y contienen las lágrimas.
El pánico se apoderó de todos
Todo fue en cuestión de instantes. Se oyó como un zumbido, de un momento a otro el cerro sacó mucha agua y lodo, todos en el pueblo empezaron a gritar. Cuando pensábamos que había pasado, como a las cuatro horas, volvió a pasar lo mismo, recordó Lorena Urioso Cerón, de 47 años, quien afirma que el primer deslave fue como a las 3 de la tarde del lunes 16.
Tras el segundo estruendo el pánico se apoderó de todos. Corrieron para alejarse lo más posible del pueblo, y se aglutinaron a las afueras de La Pintada.
Se oyó como que tronó, fue un susto muy fuerte, pues el cerro de La Pintada no era muy grande, cuando pasó se veía como que salía humo entre la lluvia. Fue algo muy rápido, parecía que escupía mucha agua y tierra y se cubrió todo el pueblo, los coches, las casas, narra Urioso.
Ese río de lodo sepultó a su hijo y su nuera, quienes se encontraban en el lugar para hacer un estudio sobre la siembra del maíz. Su hijo, de 23 años, se acaba de graduar de ingeniero.
Apenas puede hablar. La angustia la ahoga. ¿Cómo le vamos a decir a los papás de mi nuera? Ellos son de Iguala, no tenemos forma de comunicarnos.
Este y otros testimonios se escuchan constantemente en el Centro Internacional de Acapulco, ahora refugio de varios damnificados, quienes detallan el horror que vivieron y del que lograron sobrevivir.
 
©Univision.com
Commentarios