El papa critica obsesión con el aborto y los gays

Univision.com | Sep 20, 2013 | 4:59 PM

'Dios en la creación nos ha hecho libres'

“No podemos insistir sólo en las cuestiones relacionadas con el aborto, el matrimonio homosexual y el uso de los métodos anticonceptivos. Esto no es posible. Yo no he hablado mucho de estas cosas, y me lo han reprochado", dijo el papa Francisco en una extensa entrevista publicada por la revista jesuita La Civilitá Cattolica, informó Impremedia.
“El Pontífice también se refirió al papel de la mujer al considerar que es "necesario ampliar los e”
El Pontífice también se refirió al papel de la mujer al considerar que es "necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva" en la Iglesia.
El religioso reconoció que "Dios en la creación nos ha hecho libres" y que "no es posible una injerencia espiritual en la vida personal", al hablar sobre los divorciados y los gays.
Sin embargo, explicó: "cuando se habla de ello, hay que hablar en un contexto. El parecer de la Iglesia, por lo demás, es bien conocido, y yo soy hijo de la Iglesia, pero no es necesario hablar de ello constantemente", añadió, cita Impremedia.
Sostuvo que no es bueno, para los católicos, obsesionarse "con la transmisión desarticulada de una multitud de doctrinas que deben ser impuestas con insistencia", sino concentrarse en lo esencial.
Sobre la Iglesia, el Papa dijo que "es la casa de todos, no una capillita en la que cabe solo un grupito de personas selectas", aseguró.
Y en un tono cercano y sencillo, el papa Francisco se definió como un pecador: "Soy un pecador en quien Dios ha puesto los ojos".
"La situación paradójica se ve en el hecho de que, mientras se atribuyen a las personas nuevos derechos, a veces aunque supuestos, no siempre se tutela la vida como valor primario y derecho primordial de cada hombre. El fin último de la actuación del médico es siempre la defensa y la promoción de la vida", mantuvo el papa, cito por su parte la agencia Efe.
Insistió el pontífice en que el "el primer derecho de una persona es su vida. Ella tiene otros bienes y algunos de ellos son más preciosos, pero aquel es el bien fundamental, es condición para todos los demás".
El papa subrayó que "las cosas tienen un precio y son vendibles, pero las personas tienen una dignidad, valen más que las cosas y no tienen un precio".
Por eso -advirtió-, la atención a la vida humana en su totalidad se ha convertido en los últimos tiempos en verdadera "prioridad del magisterio de la Iglesia, particularmente a aquella mayormente indefensa, es decir, al discapacitado, a los enfermos, al recién nacido, a los niños y a los ancianos".
©Univision.com
Comentarios