Asesinan a madre latina por unos dólares en el sur de Los Ángeles

ImpreMedia Digital, LLC | Sep 19, 2013 | 4:18 PM

Una tragedia familiar

"Mi madre fue mi modelo, mi mejor amiga, la persona a quien admiraba en el mundo y ese hombre nos la arrebató", dijo Gabriela Sánchez, de 18 años, hija mayor de Martha Sánchez, asesinada el pasado martes en la noche, durante un robo a la tienda donde laboraba como cajera, en el Sur de Los Ángeles.
“¿Qué castigo merecen los culpables de este crimen? Comenta en los Foros de Univision.”
Martha deja cinco hijos, cuatro niñas y un niño, con edades entre los 3 y los 18 años.
"Era una mujer muy trabajadora. Siempre llegaba cansada del trabajo pero nos veía y se sonreía. Siempre jugaba con nosotras", dijo Gabriela, llorando, mientras sostenía a su pequeño hermano, Isaac, de 3 años.
"Todo lo que mi madre me enseñó lo voy a compartir con mis hermanos y hermanas", dijo Gabriela.
La tragedia golpeó a la familia Sánchez, minutos antes de las 9:00 p.m., cuando un hombre descrito como afroamericano de unos 30 años, entró en la tienda 99 Cents Happy Bargain, ubicada en la cuadra 7400 de la South Broadway, en el Sur de Los Ángeles.
Durante el suceso, el hombre disparó varias veces a Sánchez antes de huir por la Avenida Broadway, en dirección sur. "Estuve casado con ella por 20 años y por dos pesos, me la desaparecen. Eso no es justo", dijo su esposo, Martín Sánchez, con voz apenas audible
Martha Sánchez, de 39 años, oriunda de Michoacán, México y residente en Boyle Heights, tenía más de un año trabajando como cajera en la tienda.
Juan Arévalo, hermano de Martha, destacó que Sánchez era una mujer muy trabajadora, "para sacar a sus hijos adelante, sin pedir ayuda de nada", dijo Arévalo, luchando por contener las lágrimas.
"Esa era mi hermana, una guerrera. Su muerte nos deja un gran vacío", dijo Arévalo, agregando que Martha era la menor de cuatro hermanos.
Buscan al atacante
Arévalo aprovechó la oportunidad para pedir la colaboración de la comunidad para atrapar al criminal. "Esa persona no merece estar en la calle. Esa persona merece estar en la cárcel".
Aunque aún no se ha identificado plenamente al atacante, detectives de homicidios de la División 77 de la Policía de Los Ángeles revisan los videos tomados con las cámaras de seguridad de la tienda, así como aquellos de los alrededores.
Tampoco se ha dado a conocer el monto del robo.
Eric Crosson, detective de esa división, dijo al respecto: "aunque hubieran sido 200 o 200 mil dólares, eso no justificaba el asesinato de esa mujer. Este tipo de crimen espantoso tiene que acabar".
La División 77 se encuentra a menos de una cuadra del lugar de los hechos y puede verse desde la entrada del local de la tienda.
©ImpreMedia Digital, LLC
Comentarios