Indocumentados con luz verde para conducir en 11 estados

ImpreMedia Digital, LLC | Sep 19, 2013 | 11:12 AM

Con California, ya son casi una docena los estados de Estados Unidos que dan el documento a inmigrantes sin papeles

Al aprobar la ley de licencias de manejar para indocumentados, California siguió el ejemplo de otros siete estados del país que hicieron lo mismo este año, y todos ellos tendrán una licencia diferente –marcada con algunas letras o inscripción- para diferenciarlas de las que dan a las personas con permiso legal de estadía en el país.
“¿Deberían otros estados seguir este ejemplo? Opina en nuestro Foro.”
Otros 12 estados de la nación tenían, en sus legislaturas estatales, proyectos de ley pendientes para restaurar privilegios de manejo a inmigrantes sin permiso legal de estadía en el país, pero no llegaron a aprobarse, aunque varias llegaron muy cerca de lograrlo, como Minnessota.
Carolina del Norte está evaluando también el tema.
Nueva York
En el 2007 el tema de las licencias de conducir calentó el ambiente político en el estado de Nueva York, cuando el entonces gobernador Eliot Spitzer abrió la posibilidad de que los inmigrantes indocumentados obtuvieran el documento, presentando solamente al Departamento de Vehículos su pasaporte extranjero u otra prueba de identidad. Esto era contrario a las estrictas normas de su antecesor George Pataki, quien en el 2002 impuso que para poder sacar la licencia de conducir se debía contar con un número de Seguro Social. Luego de una fuerte oposición, la propuesta de Spitzer no prosperó.
Es por ello que en la actualidad varios legisladores locales, como la asambleísta estatal Gabriela Rosa y el senador estatal Adriano Espaillat, han insistido en que presentarán una legislación al respecto. El Defensor del Pueblo y candidato demócrata a la alcaldía de Nueva York, Bill de Blasio, también ofreció preparar una propuesta de ley local que daría una identificación municipal a inmigrantes indocumentados.
Esto significa un giro de 180 grados a lo que ocurrió en los últimos 20 años, en los cuales muchos estados retiraron privilegios de manejo a los inmigrantes no autorizados o aprobaron leyes para poner obstáculos a la obtención de licencias.
Cambio de actitud
A principios de este año, sólo tres estados de la unión tenían licencias para indocumentados: Washington (el estado), Utah y Nuevo México.
“Definitivamente se revierte una tendencia, hay un cambio de actitud sobre la presencia de indocumentados que viven y trabajan en los estados”, dijo Tanya Broder, experta en leyes estatales y locales de inmigración del National Immigration Forum (NILC).
“Ahora estamos viendo la expansión de derechos, como en este caso, las licencias. Antes vimos lo contrario”.
Con los 7 estados que aprobaron licencias este año se elevan a 11 los estados del país que otorgan licencias a indocumentados.
Avance en 11 estados
Estados que aprobaron leyes de licencia este año: Illinois, Maryland, Oregon, Nevada, Colorado, Vermont, y Connecticut, así como el estado libre asociado de Puerto Rico.
Una vez que el gobernador de California Jerry Brown firme la ley de licencias, lo que ha prometido hacer, el número total de estados que otorgan este documento en el país se elevará a 11.
Washington y Nuevo México dan la misma licencia a todo el mundo, con documentos o sin ellos. Los estados que aprobaron leyes este año ofrecerán una licencia marcada o diferente a los indocumentados, con el objetivo de estar listos para cumplir con la ley federal Real ID cuando esta comience a ser aplicada por el Gobierno federal.
En Nuevo México, la gobernadora Susana Martínez y algunos legisladores republicanos han venido intentando crear una licencia especial para los indocumentados, como lo han hecho otros estados recientemente, pero sus esfuerzos han sido rechazados por la legislatura.
Iguales pero diferentes
La excusa para proporcionar licencias con una marca o “diferente” proviene de la idea de cumplir con los requisitos de la ley federal Real ID aprobada en 2005, que requiere una licencia de conducir estatal con ciertas características para que sea reconocida por el gobierno federal. No obstante, la ley aún no está siendo aplicada y por el momento todas las licencias estatales se reconocen, por ejemplo, para uso en los aeropuertos tengan o no una marca o diferencia.
Activistas de derechos civiles han luchado contra la licencia “diferente” o marcada, diciendo que permitirá a las autoridades discriminar contra los inmigrantes que las tenga. Por el momento, dijo Broder, no hay suficientes evidencias para demostrar que así será.
“El único estado que lo ha hecho es Utah, y en realidad hemos escuchado algunas historias de horror pero hasta ahora son sólo anécdotas”, dijo Broder. “Estamos muy interesados en ver cómo funcionará en la práctica el tener una licencias diferente o si lleva a algún tipo de persecución especial y selectiva por parte de las autoridades”.
La ley de California, por ejemplo, incluye lenguaje que prohíbe la discriminación de quienes porten la licencia diferente.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios