Supai, la última aldea de EEUU a la que llega el correo en mula

Univision.com | Sep 18, 2013 | 8:02 PM
En un rincón del país... En un rincón del país...
3 Pausar Auto Play

La aldea india de Supai, al fondo del Cañón del Colorado, recibe el correo de la misma forma desde 1896.

Es una de las tribus más pequeñas de EEUU. Se llaman los Havasupai y viven en el corazón de una de las Siete Maravillas del Mundo: el Gran Cañón. Se rigen por un concejo tribal de siete miembros que pone las pautas para la vida en comunidad. Tienen Internet, pagina web oficial, comercian con tarjetas de crédito y viven del turismo. Pero el correo les llega de una manera muy particular: por mula.
“El Servicio Postal de EEUU es famoso por su compromiso de entregar el correo "no matter what".”
El Servicio Postal de EEUU es famoso por su compromiso de entregar el correo "no matter what". Y la comunidad de los Havasupai es un desafío y ejemplo de ese esfuerzo. En el siglo de la tecnología y las comunicaciones virtuales, ciertos envíos no pueden digitalizarse y allí es cuando las mulas del correo aparecen para entregar decenas de paquetes cinco días a la semana.
Terry Misenhimer, postmáster de correos de Peach Springs, Arizona, a cargo del servicio, recorre durante tres horas de ida y tres de vuelta, el sinuoso camino que lleva hasta Supai, el nombre del poblado en el que vive la tribu, 3,000 pies abajo en el Gran Cañón.
Las mulas avanzan sobre el terreno como un tren pura sangre. Havasu Creek, un arroyo de aguas cristalinas color turquesa anuncia la llegada a la aldea de Supai, un oasis en el desierto. "Havasupai" quiere decir "gente de las aguas azul-verde".
La llegada de las mulas es siempre muy esperada. El supermercado más cercano está a decenas de millas en la parte superior del cañón, detrás de las impresionantes paredes de roca y rojos acantilados. Entre la cima del Gran Cañon y el poblado hay 8 millas sinuosas.
Es la forma más barata y efectiva de llegar a la comunidad. Y la única a prueba de clima. Los helicópteros no siempre pueden volar sobre la escarpada garganta del Cañón del Colorado.
La única forma de que llegue el correo "es por mula o caballo o caminando", destacó y recordó que no hay empresas privadas que provean el mismo servicio. Por mandato del Congreso de EEUU, el servicio postal está obligado a entregar las encomiendas a todo estadounidense que vive en este suelo.
La mayor parte de las encomiendas que transportan las mulas es comida. Por eso, la oficina de correos es la única en el país que tiene una cámara frigorífica para conservar los alimentos. Las cajas de latas, huevos, leche y todo tipo de comida se apilan y conservan en frio a la espera de que lleguen los animales y las lleven a destino. "Carne, hot dogs, enchilada, salsa para espaguetis, lo que uno pueda imaginarse que hay en un supermercado", contó Misenhimer a NoticiasUnivision.com.
"Debido a que cada vez hay más turismo en Supai por las cataratas enviamos el correo cinco días a la semana. 25,000 personas al año visitan la reserva de los Havasupai", contó.
Aunque reciben a miles de personas los Havasupai son muy poquitos: apenas 465 personas según los últimos datos de la Oficina del Censo.
En 2010, la aldea contaba con 100 hogares con un promedio de 4.5 personas en cada una y un tamaño también promedio de 4.8 personas por familia.
El ingreso medio de los hogares de los Havasupai es de 32,000 dolares al año y de 12,707 per capita por año. Es casi la mitad del ingreso por persona del condado que alcanza los 22,632 o del estado que trepa hasta los 25,680 por cada año.
La aldea vive del turismo y en ella funciona un solo restaurante llamado The Havasupai Tribal Café, que ofrece un variado pero sencillo menu, y una tienda en la que se pueden comprar alimentos. Ambos son los principales receptores de los envíos de comida que llegan vía mulas.
Otro de los negocios locales es The Havasupai Tourism Enterprise, que ofrece servicios de guía para los turistas y excursions a diferentes partes de la reserva dentro de la que vive la comunidad.
"La oficina de correos para Supai se estableció en 1896. Ellos solían tener un tren que viajaba hasta un punto y luego seguían con mulas", explicó Misenhimer al recordar los comienzos de este incansable servicio.
Hace 101 años que cartas, encomiendas y paquetes llegan regularmente y puntuales a Supai. A pesar de los avances y la tecnología, el servicio se mantiene estoico y pujante. Es la última línea de correo tirada por animales en todo el sistema postal de EEUU. Llueva, nieve o truene, las mulas siempre llegan.
©Univision.com
Commentarios