Seguridad rusa disparó al aire contra buque de Greenpeace

EFE | Sep 18, 2013 | 5:48 AM

Tiran con AK-47

La guardia de fronteras rusa abrió este miércoles fuego de advertencia contra el rompehielos de Greenpeace "Arctic Sunrise", que participa en una acción de protesta contra la extracción de petróleo en el Ártico ruso, informó el servicio de prensa del Servicio Federal de Seguridad.
“¿Qué opinas de las acciones de la guardia fronteriza rusa? .”
El SFS indicó que los disparos al aire se hicieron en el Mar de Pechora debido a las acciones ilegales de la organización ecologista.
"En virtud de la amenaza real para la seguridad de la instalación rusa de gas y petróleo, y debido a que los activistas no obedecieron las peticiones legítimas de que cesaran en sus acciones ilegales, los guardias de fronteras abrieron fuego utilizando AK-74", señaló el organismo.
Antes, la organización ecologista informó en un comunicado de que los guardias de frontera abrieron fuego preventivo y dispararon once veces al aire cerca del rompehielos Arctic Sunrise.
"Amenazaron con disparar al barco si no abandonaba el territorio", agregó Greenpeace.
Arrestan a dos activistas en Rusia
Esta madrugada, dos activistas del grupo ecologista fueron arrestados mientras otros dos se ataban a una plataforma petrolera de Gazprom.
"A las 4:30 (hora de Moscú), cinco botes inflables fueron lanzados desde el Arctic Sunrise y se dirigieron hacia la plataforma Prirazlomnaya de Gazprom, en el remoto mar de Pechora. Uno de los botes neumáticos se encontró con la guardia rusa y dos activistas fueron arrestados. Otros dos están ahora atados a la plataforma", señaló Greenpeace.
La organización exigió la liberación de sus activistas y señaló que seguirá pidiendo la creación de una reserva internacional alrededor del Polo Norte y la protección de la región del Ártico.
Gazprom planea comenzar la producción de petróleo en esa plataforma en el primer trimestre de 2014, lo que, según la ONG, aumenta el riesgo de que se produzca un derrame de petróleo en un área que contiene tres reservas naturales protegidas por la propia legislación rusa.
A finales de agosto, el mismo rompehielos fue interceptado por la guardia de fronteras rusa en la ruta del Mar del Norte, donde los activistas de Greenpeace intentaron llevar a cabo otra acción de protesta contra la exploración geológica de las regiones del Ártico de cara a la extracción de petróleo.
Las autoridades rusas indicaron que la ONG no tenía permiso para usar la ruta del Mar del Norte, y el Ministerio ruso de Exteriores acusó a los organizadores de la expedición de haber violado la legislación rusa.
©EFE
Commentarios