Inundaciones en Colorado dejan siete fallecidos y cientos de desaparecidos

AFP | Sep 16, 2013 | 10:24 PM

La cifra de muertos puede incrementar

Siete muertos dejaron, hasta el momento, las inundaciones en el estado de Colorado; el lunes se desconocía el paradero de más de 600 personas, dijeron funcionarios.
“Opina sobre esta noticia en los Foros de Univision.”
Muchos de los desaparecidos podrían estar teniendo simplemente dificultades para reportar su ubicación, pero el gobernador John Hickenlooper advirtió que la cifra de muertos puede incrementarse: "hay muchos, muchos hogares que quedaron destruidos", dijo.
Las lluvias torrenciales registradas la semana pasada destruyeron mil 500 hogares y causaron daños en 17 mil residencias. En total, 11 mil 700 personas fueron evacuadas, según la oficina de emergencias de Colorado.
Los helicópteros reiniciaron sus labores de rescate el lunes gracias a que se aclaró el cielo mientras cinco equipos de funcionarios de agencias estatales y federales trabajan para localizar a los cientos de residentes desplazados en el condado de Boulder, al norte de la capital estatal, Denver.
"Esperamos sacar ventaja del buen clima hoy y completar las operaciones de rescate", dijo la portavoz Micki Trost, del Departamento de Seguridad Nacional y Gestión de Emergencias de Colorado, al diario local Denver Post. El domingo, la lluvia impidió que los helicópteros despegaran durante todo el día.
Tres personas fallecieron en el condado de Boulder, pero a nivel del estado la cifra de muertos llega a siete, dijo el portavoz de la oficina de emergencias de la ciudad, Nick Grossman, a la AFP.
La lluvia, que comenzó a caer sobre el oeste del estado a principios de la semana pasada, golpeó en particular el condado de Boulder, donde cayeron 18,3 cm de agua en cerca de 15 horas a partir del miércoles por la noche.
El temporal ha afectados a 15 condados; según Jennifer Finch, portavoz del condado de Wel, al noreste de Boulder, los habitantes "lidiaron con un infierno de agua".
El domingo, el tráfico en la Interestatal 25, la principal carretera norte-sur de Colorado, se paralizó por el agua que cubre dos de los tres carriles hacia el sur, según un corresponsal de la AFP en el camino.
El presidente Barack Obama declaró desastre mayor en Colorado y ordenó el despliegue de ayuda federal para socorrer al estado.
Aunque cielos estaban claros lunes, los meteorólogos advirtieron que las tormentas dispersas aún podrían volcar hasta una pulgada de lluvia en menos de 30 minutos, de acuerdo con KUSA-TV.
©AFP
Commentarios