Fueron a tramitar el pasaporte mexicano y terminaron en proceso de deportación

Univision.com | Sep 16, 2013 | 6:25 PM

SIGUIENTE:

El chofer del autobús donde viajaban se equivocó y terminaron en la frontera con Canadá.

Indocumentados iban a tramitar el pasaporte de México y terminaron en manos de agentes de ICE en la frontera con Canadá

Por: Viviana Ávila y Jorge Luis Mota
“Decenas de inmigrantes mexicanos terminaron en manos de ICE (Servicios de Inmigración y Aduanas, p”
Decenas de inmigrantes mexicanos terminaron en manos de ICE (Servicios de Inmigración y Aduanas, por sus siglas en inglés) en el estado de Michigan, cuando el chofer del autobús en el que viajaban se equivocó de ruta y fueron a dar a la frontera con Canadá. Allí fueron detenidos y ahora la mayoría espera por una corte de inmigración para definir su caso, mientras otros permanecen detenidos para deportación, o ya fueron deportados.
El incidente sucedió el pasado 25 de julio cuando la organización no lucrativa Centro Hispano del Oeste de Michigan subcontrató los servicios de la empresa de autobuses Care Free. Centro Hispano tiene un acuerdo con el Consulado de México en Detroit para transportar a nacionales de ese país hasta el consulado a realizar trámites. Lo hacen una vez al mes y cobran $75 por persona.
El conductor del autobús afirmó que este fue su primer viaje a Detroit, que en un principio usó su GPS, pero después se confundió y siguió las instrucciones de una de las dos representantes del Centro Hispano que viajaban en el autobús con los inmigrantes.
Desolación y tristezas
Jovita Vicario era una de las pasajeras y no puede contener las lágrimas cada vez que recuerda el momento en que el autobús tomó la ruta equivocada. Ella y otros 47 pasajeros fueron detenidos en el puesto de control fronterizo ubicado a sólo pasos del puente Ambassador, que une a los Estados Unidos con Canadá.
“Comenzó todo, las preguntaderas, cuánto hace que estás acá, qué delitos tienes, por dónde te viniste, por dónde entraste, y pues, mi esposo y yo espantados. ¡Toda la gente estaba espantada!”, contó Vicario.
El esposo de Vicario quedó arrestado en el centro de detención de Battle Creek, dejando a Jovita sola con sus hijos. “Para nosotros, nos enterraron vivos, porque es una situación muy dolorosa. No se lo deseo a nadie”, agregó Vicario entre lágrimas.
Pesadilla inesperada
Diferente es la historia de Valeria Eslava, madre de tres hijos. Su esposo, también pasajero del infortunado autobús, ya tuvo que salir del país. “No fue deportado, sino que él pidió la salida voluntaria. Yo compré su boleto y tras semana y media, lo echaron a México”, dijo Eslava.
Por su parte, el chofer del autobús, Tomas Rodríguez, se lamenta del error cometido. “Nos equivocamos, fue un error. Entramos mal. Cuando la señora me dijo que conocía la ruta, dejé el control a manos de ella. El Centro Hispano son los encargados de su gente. Yo no sabía lo que estaba pasando, ellos sí. Yo no sabía que no hablaban inglés, que no tenían papeles. Yo solo era el chofer”, explicó Rodríguez.
Por su parte, el Centro Hispano dice lamentar lo ocurrido. Agregan que ya están asistiendo legalmente a los afectados, aunque no aceptan responsabilidad por tomar la ruta equivocada.
“Habíamos contratado un chofer profesional, una empresa profesional. Iniciamos el servicio en el año 2009. Precisamente a mí me preocupaba contratar a personas responsables. ¡Y que pasara un tipo de situación como esta...!”, comentó Martha González, del Centro Hispano del Oeste de Michigan.
Culpa de otros
En lo que sí coinciden las partes involucradas es en que las calles de Detroit no cuentan con suficiente señalización, por lo que otros pudieran terminar en la ruta que conduce a Canadá.
Por eso el cónsul de México en Detroit, Juan Manuel Solana Morales, insiste en que este fue un lamentable error, y que el servicio debe seguir prestándose a pesar de lo ocurrido. “Es un servicio necesario. Es difícil que las familias se transporten de manera individualmente hasta acá. Hay más riesgos, por tener que manejar sin licencia, sin seguro.”, agregó Solana.
En estos momentos el Centro Hispano ya contrató a una nueva compañía de autobuses. El chofer fue despedido, y las 40 personas liberadas, tendrán que presentarse ante un juez de inmigración para definir sus casos. Algunos de ellos dicen que no volverán a usar los servicios del Centro Hispano porque los responsabilizan por la situación que están viviendo.
©Univision.com
Commentarios