Acuerdo entre EEUU y Rusia, 'triunfo' para régimen sirio

Univision.com | Sep 15, 2013 | 1:42 PM

Acogido favorablemente, menos por la oposición

El régimen de Damasco estimó este domingo que el acuerdo entre Estados Unidos y Rusia para destruir el arsenal químico sirio "que permitió evitar la guerra" constituye "una victoria" para Siria.
“Por su parte, la oposición siria pidió que también se prohíba al régimen del presidente Bashar al”
Por su parte, la oposición siria pidió que también se prohíba al régimen del presidente Bashar al Asad usar misiles balísticos y aviones en zonas urbanas, informa la Agencia France Press.
Rusia y Estados Unidos concluyeron el sábado en Ginebra un acuerdo que obliga a Damasco a presentar una lista de sus armas químicas en el plazo de una semana y prevé una resolución de la ONU, con posibilidad de recurrir a la fuerza, en caso de que el régimen incumpla sus compromisos.
El acuerdo fue acogido favorablemente, salvo por la oposición siria. Turquía e Israel se mostraron escépticos.
Por otra parte, Kerry llegó este domingo a Israel para hablar con el primer ministro Benjamin Netanyahu de la situación en Siria y de las negociaciones israelo-palestinas.
"Nos felicitamos de este acuerdo. Por un lado, ayuda a los sirios a salir de la crisis y, por otro, permitió evitar la guerra contra Siria, al dejar sin argumentos a quienes querían desencadenarla", declaró el domingo el ministro de la Reconciliación sirio, Ali Haidar, a la agencia pública rusa Ria Novosti.
Se aleja posibilidad de intervención militar
El acuerdo aleja la posibilidad de una intervención militar de Estados Unidos en represalia por el ataque químico del 21 de agosto, que dejó centenares de muertos y que Washington atribuye al régimen.
"Este acuerdo (...) es una victoria para Siria gracias a nuestros amigos rusos", dijo Haidar.
China también acogió favorablemente este domingo el acuerdo. "China celebra el acuerdo marco alcanzado entre Estados Unidos y Rusia", declaró este domingo el ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, durante una reunión en Pekín con su homólogo francés, Laurent Fabius.
Desde hace más de dos años, China, junto con Rusia, usando su veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, se ha opuesto a las iniciativas para intentar presionar al régimen de Assad de las tres potencias occidentales que también tienen derecho de veto en esa instancia (Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia).
En este contexto, la Coalición Nacional Siria pidió que "la prohibición de armas químicas, cuyo uso provocó la muerte de más de 1,400 civiles, se extienda a los misiles balísticos y a la aviación contra las zonas urbanas".
Aunque en su comunicado la Coalición no comenta directamente el acuerdo del sábado entre Estados Unidos y Rusia, el jefe del Ejército Sirio Libre (ESL), el general Selim Idris, asegura que Damasco cedió "por miedo a un ataque militar".
Las posturas
"No hay duda de que se han usado armas químicas, pero de ninguna forma creo que el Ejército estuviese implicado. Los militares estaban haciendo grandes avances en la periferia. Son los opositores quienes las utilizaron para provocar una intervención internacional tras sus derrotas", dijo a Efe el abogado Sami Husein, de 46 años.
Este letrado de Damasco se pregunta "por qué los países extranjeros se empeñan en alinearse junto a los grupos radicales islamistas".
"El acuerdo es una gran victoria para el presidente (sirio) Bashar al Assad y sus aliados rusos, porque no dan mucho a cambio de evitar un escenario de guerra. Han jugado bien con la debilidad más evidente de (el presidente estadounidense) Barack Obama: encontrar una salida, cualquiera que fuese, a una acción militar", insiste Husein.
Pese a todo, los combates continúan en Siria. Para muchos, la guerra se ha convertido en parte de su rutina cotidiana y algunos incluso han conseguido acomodar sus vidas a esa situación, pero el sufrimiento se encuentra muy a menudo nada más salir a la calle.
"Voy a desayunar algo de comida tradicional siria al barrio antiguo de Damasco -comenta a Efe la joven Suad Ashi-. Todos los sirios hemos conseguido ahora respirar un poco más tranquilos".
Esta joven licenciada en Lengua Inglesa continuará su celebración "fumando una 'shisha' (pipa de agua) en un café del centro. Para mí, la 'shisha' es sinónimo de absoluta relajación".
La desconfianza permanece
El acuerdo ruso-estadounidense muestra que ambos países privilegiaron con ello sus intereses diplomáticos comunes, pero la desconfianza perdura entre estos dos exenemigos de la Guerra Fría, con relaciones glaciales desde hace un año, acota la AFP en otro parte informativo.
Ambos países mantienen posiciones antagónicas sobre esta guerra: Moscú es un aliado de Damasco y Washington apoya a la rebelión.
Según un diplomático norteamericano, "los rusos han sido increíblemente serios y profesionales" en las conversaciones.
A los ojos del analista Anthony Cordesman, del Centro de Estudios Internacional para Estrategia, "Estados Unidos debía incluir a Rusia (...) para que desempeñara un papel (para una solución) en Siria". Washington debía "mostrar claramente (a Moscú) que la Guerra Fría terminó", escribió este experto.
Rebeldes en desacuerdo
"Estados Unidos dijo al mundo que bombardearía Siria, pero después le ha dado miedo", afirma en Alepo Abed Al Kaderi Asashe, un jefe militar de las fuerzas rebeldes que considera el acuerdo entre Estados Unidos y Rusia para destruir el arsenal químico del régimen como "una cortina de humo" para evitar una intervención militar, informa en otra entrega la AFP.
"Este juego está diseñado para que la revolución dure el mayor tiempo posible para así debilitar nuestras fuerzas y que las tropas del régimen acaben venciéndonos", sentencia este líder del grupo rebelde Liwad Al Tawid.
Mientras la diplomacia decide el destino de Siria, en Alepo dos de las unidades militares más importantes de los rebeldes -Liwad Al Tawid y Liwad Al Fatah- han decidido unir sus fuerzas en un acto celebrado en la base militar de Al-Moshat (norte de Alepo) ante 300 soldados.
Juntas, las dos unidades cuentan con cerca de 13 mil soldados desplegados por todo el país y, aunque no esperan nada de Occidente, ofrecen su mano en caso de un hipotético ataque. "No queremos el ataque, pero si este se produce Estados Unidos encontrará un aliado muy poderoso", afirma Abu Twfeka, representante de Liwad Al Fatah.
En Alepo todas las tertulias giran entorno a la no intervención de EEUU contra el régimen de Bashar Al Asad. "Ahora Rusia y Estados Unidos han decidido que Siria entregue su arsenal de armas químicas. No es más que una cortina de humo que tiene como objetivo final que Israel, con su arsenal, acabe convirtiéndose en la única superpotencia en la región", enfatiza Abed Al Kaderi Asashe.
"A la comunidad internacional le da igual lo que ocurra en Siria, si realmente le importasen los sirios habrían intervenido hace mucho tiempo. A pesar de los 100 mil muertos que ha dejado la guerra, ahora deciden darle más tiempo a Asad", comenta Abu Feras, jefe de relaciones públicas de Liwad Al-Tawid.
"Los sirios nos hemos encontrado en medio de un juego que no entendemos. Rusia y Estados Unidos están probando quién es más fuerte de los dos mientras Asad aprovecha para continuar con sus ataques a hospitales y civiles", señala por su parte Abed Al-Azieez Saleme mientras observa cómo sus hombres desfilan subidos en varios tanques y gritando "Allah u Akbar" ("Dios es grande").
©Univision.com
Comentarios