ONU se acerca a acuerdo mundial para proteger biodiversidad

AFP | Oct 29, 2010 | 9:15 AM

Países presionan para detener el cambio climático

NAGOYA, Japón - Los casi 200 países participantes en la Convención sobre la Diversidad Biológica en Nagoya, Japón, podrían cerrar el viernes un ambicioso pacto para proteger la biodiversidad, tras llegar a un principio de acuerdo sobre el reparto de los beneficios provenientes de los recursos genéticos del planeta.
La reunión de Nagoya, en el centro de Japón, comenzó el 18 de octubre con el fin de fijar "20 objetivos estratégicos para 2020" para proteger la biodiversidad y frenar el alarmante ritmo de desaparición de las especies, con una particular extensión de las áreas protegidas en el mundo, tanto en tierra como en el mar.
Las últimas negociaciones -muy técnicas- permitieron avances significativos en el protocolo sobre el Acceso y el reparto de las ventajas (ABS), que tiene como objetivo lograr que los beneficios generados por las empresas (farmacias, cosméticas...) de genes provenientes de la "reserva de biodiversidad" de los países del sur (animales, plantas microorganismos) sean compartidos con estos últimos.
"La propuesta fue aceptada por los representantes de los grupos regionales. Queremos examinar la adopción de este acuerdo más tarde", anunció el ministro japonés de Medio Ambiente, Ryu Matsumoto, en sesión plenaria, precisando que se organizará un voto de los 193 miembros de la Convención sobre la Diversidad Biológica.
Acuerdo crucial
Según un delegado europeo, se efectuaban consultas para garantizar el acuerdo de todos los países dentro de cada grupo regional.
El resultado de las negociaciones sobre el "protocolo ABS" es crucial en la medida en que numerosos países en desarrollo -que reclaman desde hace años- indicaron claramente que las otras decisiones dependían de este punto.
Brasil, en cuyo territorio se encuentra la mayor parte de la cuenca amazónica y en donde vive el 10% de la totalidad de las especies conocidas en el planeta, insistió a lo largo de los debates sobre la necesidad de llegar a un acuerdo sobre el reparto equitativo de los recursos.
Negociaciones complejasLa adopción de este protocolo y de un plan estratégico para 2020 volvería a dar, más allá de las disposiciones técnicas instauradas, algo de color al proceso de negociación de la ONU sobre el medioambiente luego de la inmensa decepción de la cumbre sobre el calentamiento global de Copenhague en diciembre de 2009.
Aun no se habían despejado este viernes todos los interrogantes sobre el contenido del plan estratégico, en particular sobre el tema de las áreas protegidas.
Estas representan actualmente 13% de la superficie total de las tierras y un poco menos de 1% de la de los océanos. Se podría alcanzar un compromiso con un objetivo para 2020 de 17% para las tierras y 10% para los mares.
Este plan no tiene un carácter vinculante, pero puede tener un real impacto para la protección de las especies a través del mundo, según Russel Mittermeir, presidente de la ONG estadounidense Conservation International.
"Incluso si no es una decisión vinculante, el mensaje enviado a todos los países es 'hay que hacer más, la situación actual no es satisfactoria'", explicó a la AFP.
©AFP
Commentarios