La AFL-CIO apoya la reforma migratoria con ciudadanía

Univision.com | Sep 11, 2013 | 10:37 AM

Delegados de la convención votaron unánimemente en favor de un plan que incluya la ciudadanía para los indocumentados

La mayor organización sindical de Estados Unidos votó en apoyo a una reforma migratoria que incluya una vía hacia la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados.
“¿Crees que este apoyo inste al Congreso a aprobar la Reforma Migratoria? Opina en nuestros Foros.”
La American Federation of Labor and Congress of Industrial Organizations (Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales –AFL-CIO) decidió durante la Convención 2013 que respaldarán un proyecto amplio.
Agregaron estar convencidos de que la reforma migratoria beneficiará el futuro del movimiento laboral en Estados Unidos y creará millones de votantes favorables a su causa.
"Estos millones de personas un día serán votantes", dijo Laura Reyes, hablando en nombre de AFSCME, el más grande sindicato de empleados de servicio público en el país. "Y un día ellos nos ayudarán a ganar las luchas de organizarnos en muchos estados donde ahora no es posible", reportó el diario La Opinión en su página digital.
La AFL-CIO también aprobó el lunes que trabajadores no agremiados, incluyendo inmigrantes sin papeles, podrán sumarse a la central.
Beneficios limitados
De acuerdo con la resolución aprobada unánimemente, la federación sindical ofrecerá beneficios limitados a estos nuevos miembros, como apoyo gremial, asesoría política y legislativa, reportó The Associated Press.
"Esta resolución es significativa porque ahora estamos compartiendo el movimiento con todos los trabajadores, estén sindicalizados o no", dijo a la agencia Ana Avendaño, asistente del presidente de la federación para Asuntos de Inmigración y Movilización Comunitaria. "Unidos a ellos, somos un movimiento más grande".
La reforma migratoria está siendo debatida en el Congreso. A finales de junio el Senado aprobó un plan que incluye una vía a la ciudadanía para indocumentados que están en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.
Los beneficiados
El senador Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jersey), uno de los integrantes del Grupo de los Ocho que redactó el proyecto, dijo Univision poco después de ser aprobado el plan que beneficiaría a entre 8 y 9 de los 11 millones de indocumentados.
El liderazgo de la Cámara de Representantes determinó que esa instancia debata su propia iniciativa de ley, pero por partes. A la fecha al menos seis enmiendas han sido aprobadas, entre ellas una que criminaliza la estadía indocumentada, un acto que por ahora constituye una falta de carácter civil.
A su vez el presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio), recordó la vigencia de la regla Hastert. Ésta sólo permite enviar al pleno iniciativas que tengan el respaldo de la mayoría de la mayoría, es decir 118 de los 234 votos republicanos.
Los demócratas aseguran que entre 40 y 60 republicanos respaldan una reforma migratoria con ciudadanía como el aprobado por el Senado. Esto, sumado a los 195 de los 201 votos demócratas, sobrepasa los 218 mínimos necesarios para aprobar leyes en el pleno.
Se están preparando
Larry Cohen, presidente del sindicato Comunications Workers of America, dijo que la federación prevé que "decenas de miles" de trabajadores hispanos no agremiados se le sumen "inmediatamente" una vez se apruebe la reforma migratoria.
Al plan ya aprobado por el Senado y el debate que dirigen los republicanos en la Cámara de Representantes, se suma en esfuerzo que lleva a cabo el Grupo de los Siete (cuatro demócratas y tres republicanos) que redactan un proyecto en secreto.
La iniciativa incluiría una vía de legalización para indocumentados que carecen de antecedentes criminales quienes deberán reconocer que violaron leyes estadounidenses y entrar en un estado de probatoria por cinco años. Cumplido ese plazo podrán pedir la residencia o green card, que les llegará en un plazo de cinco años. Cinco años más tarde podrán pedir la ciudadanía.
El plan del Senado no criminaliza la estadía sin papeles, ofrece la green card en un plazo de 10 años y otros tres de espera para gestionar la ciudadanía.
Congresistas de ambos partidos han advertido que la situación en Siria y el debate del presupuesto y en endeudamiento podrían dilatar la reforma migratoria más allá de lo previsto, probablemente hasta 2015.
©Univision.com
Comentarios