La ALBA va en ayuda de refugiados de Siria y renueva su repudio a la guerra

EFE | Sep 07, 2013 | 10:01 PM

También reiteró su repudio al uso de armas químicas

La Alianza Bolivariana para los pueblos de América (ALBA) pidió el cese de las amenazas bélicas a Siria y del envío de armas, al tiempo que acordó enviar ayuda humanitaria a quienes han debido huir de esa convulsionada nación árabe hacia el Líbano.
“Opina sobre esta noticia en los Foros de Univision.”
Así consta en una declaración final que arrojó la reunión extraordinaria que celebró este sábado en Venezuela el Consejo Político de la ALBA, instancia de cancilleres de los nueve países del centro y del sur de América que son parte del grupo regional.
El documento también ratificó la vocación de paz y el respecto a los principios consagrados en la carta de las Naciones Unidas (ONU) y en el Derecho Internacional e insistió en apoyar la solución política y negociada del conflicto interno que vive Siria.
En ese sentido, lo cancilleres exigieron respeto "por parte de las grandes potencias imperiales", que pidieron a la ONU investigar "el presunto ataque con armas químicas a la población civil siria" del pasado 21 de agosto, pero que "ahora se niegan a esperar los resultados que arrojarán la investigación", subrayaron.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, fue por ello requerido para que intensifique sus esfuerzos orientados a "lograr el fin del conflicto".
La cita de Caracas emitió así un nuevo rechazo a la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de atacar el territorio sirio, para lo cual ha dicho que busca la autorización del Congreso.
La ALBA también reiteró su repudio al uso de armas químicas en ese y en cualquier país, algo de lo cual pidieron no acusar apriori al Gobierno de Damasco.
Al respecto, el jefe de la diplomacia venezolana, Elías Jaua, pidió a Obama que haga valer su condición de Premio Nobel de la Paz y renuncie a incentivar un conflicto que se podría generalizar.
'Se llevará vida y no amenaza de muerte' 
Jaua informó de que el presidente de su país, Nicolás Maduro, ha ordenado enviar un primer avión al Líbano la próxima semana.
Los aviones de la ALBA con ayuda humanitaria para las personas que han huido de Siria y han entrado en la vecina nación libanesa "llevarán vida" y no la "amenaza de muerte" de los aviones estadounidenses, destacó.
"Es tiempo de dejar testimonios desde esta zona latinoamericana y caribeña de dignidad en momentos en que pareciera imponerse nuevamente la ignominia, el atropello y la barbarie", añadió el canciller anfitrión.
Sobre el uso de armas químicas, el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, destacó que la ALBA lo condena independientemente de quien "tenga la osadía de utilizarlas".
"Pero el uso de armas químicas en Siria no justifica en ningún caso que se recurra a la invasión y a la agresión militar contra este pueblo", por lo que "se exhorta" al Congreso de EE.UU., dijo, "a que siga el ejemplo dado por el Parlamento del Reino Unido" que negó al Ejecutivo el permiso para participar en un ataque bélico.
El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, alertó a su vez que "la declaración oficial del 1 de septiembre del Premio Nobel de la Paz de que "lanzará otra guerra, ahora contra Siria, provocará una catástrofe".
"¡Hay que parar a Estados Unidos!", exclamó Rodríguez y defendió el derecho del pueblo estadounidense "a saber la verdad de lo que ocurre y a ser consultado", lo mismo a "los pueblos europeos que siempre se opusieron a la guerra".
Aunque no asistió a la reunión, el presidente de Venezuela se solidarizó con la misma y aprovechó varias alocuciones televisadas para renovar su acusación a EEUU de buscar la guerra para sacar provecho de la consiguiente compraventa de armas, escudándose en supuestas acciones de protección a la población civil.
La ALBA ya expresó hace una semana su rechazo a una posible intervención militar en Siria, afirmando que el presunto uso de armas químicas por parte del Gobierno sirio está siendo usado como una "excusa" para justificar una incursión.
Los miembros de la ALBA señalan que las amenazas de una intervención se basan en acusaciones contra el Gobierno sirio hasta ahora no comprobadas.
La ALBA está integrada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, San Vicente y Granadinas, Santa Lucía y Venezue
©EFE
Comentarios