Obama pide al Congreso 'no seguir con los ojos vendados'

Univision.com | Sep 07, 2013 | 4:28 PM

Busca aval para ataque militar contra Siria

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió este sábado a los miembros del Congreso "no seguir con los ojos vendados" ante el supuesto uso de armas químicas por el régimen sirio y avalar un ataque militar contra Siria.
“Apenas regresado de la cumbre del G20 en San Petersburgo, donde Obama fracasó en su intento por su”
Apenas regresado de la cumbre del G20 en San Petersburgo, donde Obama fracasó en su intento por sumar a su causa una cantidad importante de líderes mundiales, el presidente urgió al Congreso a autorizar una intervención para iniciar una ofensiva militar contra Siria, informó la Agencia France Press.
"No se puede seguir con los ojos vendados ante las imágenes que hemos visto de Siria", dijo el mandatario.
"Por eso pido a los miembros del Congreso, a los dos partidos, que se unan y actúen para promover el mundo en el que queremos vivir, el mundo que vamos a dejar a nuestros hijos y a las generaciones futuras", declaró Obama.
"Somos los Estados Unidos. No podemos hacer la vista gorda a las imágenes como las que hemos visto salir de Siria. Más que ningún otro país en la Tierra, tenemos la responsabilidad de defender nuestros valores", indicó Obama en su habitual discurso radiofónico de los sábados.
Por ello, el mandatario, quien recordó que su decisión implica "una intervención limitada en tiempo y espacio", insistió en su llamado "a los miembros del Congreso, de ambos partidos, para que se unan y defiendan el tipo de mundo en el que queremos vivir", citó Efe.
La AFP recuerda que el presidente estadounidense prometió "que no se tratará de otro Irak u otro Afganistán", insistiendo en que no enviará tropas terrestres.
El Congreso tiene previsto iniciar el lunes, cuando termina su receso por el verano boreal, debates sobre la intervención que quiere llevar adelante el mandatario en respuesta al ataque químico del 21 de agosto en las afueras de Damasco, que según autoridades estadounidenses dejó más de 1,400 muertos y cuya autoría atribuyen a las fuerzas de Al Asad.
Manifestaciones contra los ataques
Según un sondeo del Washington Post, 224 de los 435 miembros de la Cámara de Representantes estaban en contra o eran más bien contrarios a una ofensiva militar, otros 184 estaban indecisos, y sólo apoyaban la intervención, detalló la AFP.
Unas doscientas personas se manifestaron el sábado en la Casa Blanca antes de dirigirse hacia el Congreso para expresar a los legisladores su oposición al plan de ataques.
Como en Irak y Libia, los ataques "no conducirán a la paz, sino que agravarán el conflicto", declaró a la AFP Eugène Puryear, organizador de la manifestación convocada por el grupo AnswerCoalition.
El "Congreso que supuestamente representa al pueblo estadounidense debe pronunciarse en favor de la mayoría de los norteamericanos, que están en contra de la guerra", agregó.
División internacional
Ante una comunidad internacional profundamente dividida sobre el conflicto sirio --Al Asad cuenta con el apoyo de Rusia que se opone a una ofensiva armada contra su aliado-- el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, viajó a Europa para intentar ganar apoyo.
El jefe de la diplomacia estadounidense se sumó a la reunión informal de 28 ministros de relaciones exteriores en Lituania, que tiene actualmente la presidencia rotativa de la Unión Europea, un bloque sumamente dividido sobre Siria y con una mayoría de países que rechazan una intervención militar.
En Francia, único gobierno de la Unión Europea que apoya a Estados Unidos en esta cruzada, el último sondeo reveló que el 68% de la población se opone a un ataque armado contra Siria, 9% más que en el último sondeo publicado en agosto.
Obama tiene previsto dirigirse el martes a los estadounidense en un discurso televisado.
Legisladores toman decisión sobre Siria
Los legisladores del Congreso estadounidense tienen numerosas razones para rechazar una intervención en Siria, pero ante todo, tomarán la decisión teniendo en cuenta a los electores de sus circunscripciones, detalló la AFP en otro parte informativo.
Con una opinión pública reticente y un bando favorable a los bombardeos que se muestra tímido, el presidente Barack Obama se enfrenta a tres grandes grupos políticos del Congreso que desean frustrar sus planes:
- Los republicanos ultraconservadores cercanos al "Tea Party": aislacionistas, consideran que a Estados Unidos no tienen nada que hacer en Siria. Encarna esta tendencia el senador Rand Paul, un oftalmólogo de Kentucky (centro este) cuyo eslogan es "Estados Unidos primero".
- Los demócratas opuestos a la guerra: votaron contra la ocupación de Irak y la intervención en Libia y están dispuestos a quitarle apoyo a Obama para mantenerse fieles a sus ideales. Una indicación sobre el número de legisladores que tendrían esta posición puede extraerse de una votación sobre Libia de junio del 2011. En aquella ocasión 70 demócratas de la Cámara de Representantes (sobre 192) votaron contra una resolución que habría validado a posteriori la campaña contra Gadafi.
- Los republicanos y demócratas favorables a las intervenciones pero que consideran que no es el momento porque el conflicto está demasiado avanzado. Este grupo cree que Estados Unidos tendría que haber precipitado la caída de Bashar al Asad hace un año y teme que los bombardeos favorezcan a los extremistas. El ex secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, que condujo la guerra en Irak, se declaró el sábado opuesto al ataque por considerar que "el momento de ayudar a los rebeldes tendría que haber sido hace un año o dos", según expresó a CNN.
El contexto político estadounidense influye también en la decisión de castigar al régimen sirio, acusado de atacar a civiles con armas químicas.
Los 435 escaños de la Cámara de Representantes y 35 de los 100 puestos del Senado se renovarán en noviembre del 2014 y antes de eso habrá primarias.
"Las elecciones primarias tienen lugar en menos de un año y los candidatos se cubren las espaldas preguntándose si no tendrán que enfrentarse a alguien de su propio partido porque tomaron posición a favor del presidente", explica a la AFP el exsenador republicano Jon Kyl.
Opiniones al respecto
Los republicanos temen especialmente verse desbordados por los aislacionistas del Tea Party.
Y los sondeos revelan que la opinión pública se muestra escéptica o reticente. Según una encuesta de la empresa Gallup publicada el pasado viernes, 51% de los estadounidenses se oponen a la intervención en Siria (36% están a favor), una cifra mayor a la registrada antes de la Guerra del Golfo (1991), del Kosovo (1999), de Afganistán (2001) y de Irak (2003).
Según un recuento del Washington Post publicado el viernes, 224 de los 435 miembros de la Cámara de Representantes se inclinaban en contra de los bombardeos.
Por su parte, los electores más reticentes a la intervención inundan de llamadas, cartas y mails a los políticos, cuando no los interpelan en público.
"No se escucha a los que están a favor", dijo el viernes a la AFP el representante republicano Kevin Cramer, después de mantener una reunión pública en Dakota del Norte.
En definitiva, los legisladores que apoyan a Obama admiten que provocan el descontento de sus votantes pero consideran también que la credibilidad de Estados Unidos depende de la intervención.
"Evidentemente esto me influye", reconoce la demócrata Dianne Feinstein, senadora de California (oeste) y presidenta de la Comisión de Inteligencia. "Sin duda la mayoría de los mensajes que recibimos son negativos".
"Después de 20 años he adquirido cierta competencia para separar la paja del heno y para comparar la situación de ahora con lo que teníamos antes de ir a Irak", añade la demócrata, quien asegura que las pruebas de la implicación del régimen sirio en los ataques químicos son, esta vez, sólidas.
©Univision.com
Comentarios