Policías vigilaron día y noche durante meses a Carrillo Fuentes antes de su captura

Univision.com | Sep 06, 2013 | 12:14 AM
La captura del narcotraficante Alberto Carrillo Fuentes se logró luego de que agentes de inteligencia siguieran sus pasos diariamente durante tres meses.
“Y es que elementos de la Policía Federal (PF) registraron sus actividades diarias, lo seguían a la”
Y es que elementos de la Policía Federal (PF) registraron sus actividades diarias, lo seguían a la tienda, al cine y a todos los lugares a los que iba; le tomaban fotografías y videos, al tiempo que sus conversaciones eran monitoreadas, mientras esperaban el día preciso para arrestarlo, según reportó el diario El Universal.
Finalmente el 31 de agosto la cacería culminó con el arresto del capo, hermano del fundador del Cártel de Juárez, Amado Carrillo Fuentes, "El Señor de los Cielos" y de quien hoy es identificado como el máximo capo de esa organización criminal, Vicente Carrillo Fuentes.
Pese a que la labor de inteligencia duró tres meses, todo se originó hace seis meses cuando la Policía Federal inició una batida en contra de líderes y miembros del cártel y arrancó una operación de inteligencia en los estados de Chihuahua, Jalisco y Nayarit, para localizar y detener, entre otros, a Alberto Carrillo Fuentes.
Después de varias detenciones de integrantes de esa organización criminal, la PF descubrió que Carrillo Fuentes, de 46 años, cambió su lugar de residencia e identidad. Las células de inteligencia detectaron que se mudó a Jalisco y que después de vivir ahí se mudó hace un par de meses a Nayarit.
Carrillo, según los seguimientos de los equipos de inteligencia, escogió una casa en un exclusivo fraccionamiento en Bahía de Banderas en la que vivía en compañía de su pareja, una mujer de 32 años, y adoptó el nombre de Armando Caballero Flores.
En Bahía de Banderas equipos de la Policía Federal establecieron un operativo permanente de monitoreo técnico, de vigilancia y seguimiento de las actividades cotidianas del capo.
Mantenía un bajo perfil
Los reportes de la PF entregados a la Comisión Nacional de Seguridad daban cuenta de que, luego de las capturas de los miembros de su banda, Carrillo Fuentes había optado por mantener un bajo perfil y trataba de pasar por un habitante común y corriente del fraccionamiento.
Según los reportes de la policía a los que El universal tuvo acceso, Alberto Carrillo se movía solo, sin escoltas, vestido de manera casual y casi siempre a bordo de una cuatrimoto.
Las células de inteligencia revelaron que salía de su domicilio para comprar diariamente el periódico y en ocasiones para comprar despensa e ir al cine.
Los agentes que lo seguían también informaban que además de ir solo también estaba desarmado.
Día del operativo
Con toda la información sobre sus hábitos, y conociendo sus rutinas, la Policía Federal comenzó a diseñar el operativo para arrestarlo. Dos eran los objetivos: evitar una detención violenta que pudiera poner en riesgo a la población civil, y esperar el momento en que incurriera en algún delito flagrante que pudiera dar elementos suficientes al Ministerio Público para presentar una acusación sólida, adicional a las investigaciones y pruebas que ya se tenían en su contra.
Fue así como el día de su captura las unidades de inteligencia detectaron que Carrillo Fuentes viajaba en un automóvil y que presumiblemente transportaba alguna cantidad de droga y decidieron que había llegado el momento de la detención.
El operativo para el arresto fue diseñado. Los agentes federales se apostaron en el boulevard Jalisco-Puerto Vallarta y detuvieron el automóvil donde viajaba Carrillo Fuentes, quien no opuso resistencia, dando así fin a la carrera delictiva del poderoso capo.
©Univision.com
Comentarios