Anuncian marchas por la reforma migratoria entre el 5 y el 8 de octubre

Univision.com | Sep 05, 2013 | 11:13 AM

Inmigrantes saldrán a las calles en más de 60 ciudades y declaran la fecha como el “Día Nacional por la Dignidad y el Respeto”

Con dos objetivos en mente, presionar a la Cámara de Representantes para que apruebe una reforma migratoria con vía a la ciudadanía y proteger a las familias inmigrantes de las deportaciones, organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes volverán a las calles entre el 5 y el 8 de octubre en más de 60 ciudades de Estados Unidos.
“Los organizadores dicen que no darán marcha atrás y que continuarán presionando a los congresistas”
Los organizadores dicen que no darán marcha atrás y que continuarán presionando a los congresistas para que debatan y aprueben una reforma amplia en el curso de 2013.
Durante el receso legislativo de verano, que comenzó el 5 de agosto y finaliza el 9 de septiembre, en al menos 30 estados organizaciones han celebrado reuniones, marchas, caminatas y mitines para convencer al liderazgo republicano que debata un plan similar al del Senado aprobado finales de junio.
El proyecto S. 744, basado en un fuerte componente de seguridad, incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en Estados desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.
Amplio apoyo
El movimiento que organiza las marchas de octubre cuenta con el respaldo del congresista Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois), uno de los integrantes del Grupo de los Siete que redacta en secreto un plan que podría ser entregado la semana próxima.
El proyecto incluye una vía de legalización para indocumentados que se declaren culpables de violar leyes de Estados Unidos e ingresen en un estado de libertad condicional por cinco años. Al término de ese plazo podrán pedir la residencia que les llegará en un plazo de cinco años. En otros cinco años de espera calificarán para gestionar la ciudadanía.
Gutiérrez sostiene que de los 201 votos demócratas en la Cámara de Representantes 195 apoyan un plan con ciudadanía, más el respaldo de 40 o 50 republicanos. Para aprobar una iniciativa de ley se necesitan 218 votos, pero una regla anunciada en junio por el presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio) tiene detenida la votación: que al pleno sólo llegan proyectos que cuenten con el respaldo de la mayoría de la mayoría, es decir 118 de los 234 votos republicanos.
Entre los organizadores de las marchas del 5 de octubre se cuentan Eliseo Medina, secretario-tesorero del Sindicato de Empleados y Servicios (SEIU); María Elena Durazo (AFL-CIO); Gustavo Torres (CASA Maryland/FIRM); Adelina Nicholls (GLAHR), y Óscar Chacón (NALACC).
Que frenen las deportaciones
Los líderes del movimiento también manifiestan preocupación por la política de deportaciones ejecutada por la Administración del presidente Barack Obama, quien durante el primer mandato (2009-2012) batió cuatro récords sucesivos de expulsiones, el último con casi 410 mil.
El “Día Nacional por la Dignidad y el Respeto” cuenta con el patrocinio de grupos religiosos, laborales y de derechos civiles.
En la víspera de la convocatoria decenas de líderes de organizaciones pro inmigrantes presentaron documentos con más de 600 mil firmas al presidente del Congreso para pedirle que retire la regla Hastert y acelere el debate y aprobación de la reforma migratoria.
“Esto es demasiado importante para 11 millones de personas, y no podemos permitir que se convierta en un tema de baja prioridad para Boehner y el Congreso", afirmó Troy Jackson, director del grupo civil Ohio Prophetic Voices, al presentar los documentos, reportó el diario La Opinión de Los Angeles.
"Queremos seguir ejerciendo presión sobre los congresistas y mostrar la diversidad de los grupos que respaldan la propuesta de reforma migratoria", indicó a la agencia Efe Laura Vázquez, analista legislativa del Consejo Nacional de la Raza.
No pierden las esperanzas
La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA), dijo que el 5 de octubre “se traduce en problemas para el Congreso si el voto sobre la reforma de inmigración no está avanzando”.
“Los partidarios de la reforma y sus aliados en todo Estados Unidos unen sus fuerzas para sacudir el árbol en un día coordinado de acción nacional para recordarle al Congreso que Estados Unidos sigue siendo un país con un montón de ideas, dignidad, alegría, libertad, de inclusión, espíritu empresarial, la intercultural, respetuoso y ciudadano”, agregó la organización.
"Nos estamos preparando para el otoño más caliente de nunca. Cuando el Congreso regrese a trabajar, deben estar preparados para arreglar nuestro sistema inmigración qu está roto y es cruel”, dijo Angélica Salas, directora ejecutiva de CHIRLA.
La activista agregó que durante las próximas semanas “vamos a levantar a los miembros del Congreso que nos apoyan y avergonzar a aquellos que permanecen en silencio o impiden el progreso. Estamos exigiendo dignidad y respeto”, concluyó.
©Univision.com
Commentarios