Muestras tomadas por la ONU en Siria serán analizadas en Alemania

Notimex | Sep 04, 2013 | 5:31 AM

Entre las muestras hay fragmentos de hormigón y fibras textiles

Laboratorios de Alemania analizarán una parte de las muestras recogidas por inspectores de la ONU en Siria, para determinar si el 21 de agosto se produjo un ataque con armas químicas contra pobladores de los alrededores de la capital de Damasco.
“¿Confías en las pruebas que realizará la ONU sobre los ataques en Siria?.”
Se trata de pruebas encargadas por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) al Instituto de Tecnologías de Protección (WIS) de la ciudad de Munster, en el estado de Baja Sajonia, que pertenece al ejército Alemán, destacó el diario "Süddeutsche Zdeitung".
Entre las muestras se encuentran fragmentos de hormigón y fibras textiles recogidas en las zonas afectadas por el ataque del 21 de agosto, en el que se sospecha se utilizaron armas químicas y que causaron la muerte de cerca de mil 300 personas.
El ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, declaró al diario "Volkstimme" que esta convencido de que en Siria se emplearon armas químicas, probablemente por parte del régimen del presidente Bashar al-Assad. "Los hechos que hablan de una responsabilidad del régimen pesan mucho".
Alemania le pide a Rusia que quite su mano protectora de Siria
Reiteró que Alemania aboga por una postura común del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y por una solución política del conflicto y exigió a Rusia, aliada del gobierno de Damasco, que levante "la mano protectora" sobre el régimen sirio.
Alemania también participará en la asistencia a los refugiados que salen de Siria y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) anunció que unos 100 refugiados reciben clases de alemán en un campo de refugiados de Líbano, para prepararlos para su llegada al país europeo, prevista a mediados de mes.
Alemania se dispone a recibir a cinco mil refugiados sirios, aunque algunos ministros del Interior de los estados ya han pedido que el país aumente la cuota en vista del flujo masivo de sirios que huyen de la violencia.
Por otro lado, un ingeniero alemán de origen sirio que trabajaba para la organización humanitaria Cascos Verdes, logro escapar de un grupo de yihadistas tras 111 días de ser retenido, explicó en Colonia el fundador de la organización, Rupert Neudeck.
El ingeniero de 72 años había cruzado la frontera bajo la protección de rebeldes locales y quería construir una clínica en la localidad de Harem, cuando fue secuestrado por la noche en su casa. El ciudadano alemán se comunicó con su país desde Turquía, a donde logró huir.
Otros dos compañeros alemanes que también fueron tomados como rehenes lograron huir a comienzos de julio de sus captores.
©Notimex
Commentarios