El drama de un periodista desplazado por los narcos

Univision.com | Sep 03, 2013 | 3:48 PM

SIGUIENTE:

El drama de un periodista desplazado por la guerra del narcotráfico quien tuvo que convertirse en payaso para poder sobrevivir.

Por Manuel Rueda

Cuando era periodista en la ciudad de Tampico, Mario Segura pasaba algunos fines de semana trabajando como payaso para fiestas infantiles.
“Los ingresos periodísticos no alcanzaban para cubrir los gastos de la familia y su oficio como el”
Los ingresos periodísticos no alcanzaban para cubrir los gastos de la familia y su oficio como el payaso Papa Mayito le ayudaba a pagar la educación de sus hijos y a unir la familia: ellos también participaban en el show.
Lo que nunca imaginó este periodista de 52 años es que el oficio de payaso algún día se convertiría en su única forma de ganarse la vida.
Pero eso fue lo que sucedió, después de que Segura tuviera que huir de Tampico para radicarse en la Ciudad de México. En un año no ha podido conseguir empleo en los medios de la capital.
“Es difícil como periodista llegar a otro lugar”, dijo Segura NoticiasUnivision.com.  “Como que ven que vienes [del Estado] de Tamaulipas, que te pasó algo, y piensan que vas a traerles problemas”, explica.
Ahora Segura pasa sus fines de semana frente a un supermercado de la Ciudad de México, buscando clientes para su show infantil.
Para él y su familia no hay otra opción, pues en el estado de Tamaulipas el crimen organizado los tiene en la mira.
Segura publicaba noticias sobre violencia y corrupción en Tampico, una ciudad ubicada sobre el Golfo de México.
En un blog llamado Alerta Oportuna, también permitía que los usuarios locales publicaran sus propios informes sobre los atropellos que cometían los carteles de la droga en la ciudad.
El blog recibía miles de visitas al día, pero estuvo solo unos pocos meses en la red.  El 13 de agosto del 2012, hombres encapuchados secuestraron a Segura, lo golpearon y lo amenazaron.
“Me dijeron que cerrara ese espacio, el espacio donde la gente podía entrar y escribir lo que quisiera”, recuerda el comunicador.
Después de ser liberado por sus captores, Segura se mudó inmediatamente a la capital. Pero adaptarse a un nuevo entorno no ha sido fácil para Segura, y otros periodistas que han tenido que huir de sus hogares.
Aparte de tener pocos ingresos y dificultades para conseguir trabajo, estos periodistas luchan contra las consecuencias psicológicas de la violencia. También les es difícil conseguir vivienda.
La familia Segura luchó ocho meses para conseguir un pequeño apartamento que pertenece a un programa de vivienda social.  Pero solo se pueden quedar ahí, si consiguen suficiente dinero para pagar la cuota inicial de esa vivienda.
“Es difícil conseguir el apoyo de vivienda porque los mecanismos de protección del gobierno no lo contemplan”, afirma Francisco Sandoval, vocero de Artículo 19, una ONG internacional que se especializa en los derechos de los periodistas.
“Ellos prevén otros tipos de acciones, pero no lo más indispensable, que es la seguridad [económica] para el periodista desplazado y su familia”, agregó Sandoval.
Según Artículo 19 más de 30 periodistas mexicanos han tenido que huir de sus hogares en los últimos dos años para salvar sus vidas.
Una ley de víctimas aprobada en enero de este año por el gobierno de México garantizaría apoyo económico y social a estos periodistas y miles de víctimas del crimen organizado.  Pero la ley aún no se implementa y, mientras tanto, el periodista Mario Segura y miles de desplazados más buscan apoyo en donde sea.
“Yo perdí todo lo que tenía”, dice Segura. “Tenemos que empujar para que esa ley que está ahí y esos dineros que están ahí se muevan y beneficien a los que estamos damnificados”, pide.
©Univision.com
Commentarios