El informe de la Casa Blanca sobre las armas químicas de Siria

Univision.com | Aug 30, 2013 | 4:37 PM

Reporte entregado por el Secretario de Estado, John Kerry, el 30 de agosto

La siguiente es la versión en español del informe entregado por el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, y difundida por el Departamento de Estado.
“El informe en inglés.”
El gobierno de Estados Unidos considera gran seguridad que el gobierno sirio llevó a cabo un ataque con armas químicas contra los vecindarios aledaños a Damasco el 21 de agosto de 2013. Evaluamos además que el régimen utilizó un agente nervioso en el ataque. Esta evaluación procede de todas las fuentes, se basa en inteligencia humana, señales e inteligencia geoespacial, así como de un importante conjunto de informes de fuentes abiertas.
Hemos informado al Congreso de Estados Unidos de nuestras evaluaciones clasificadas, así como a los principales socios internacionales. Para proteger fuentes y métodos, no podemos divulgar públicamente toda la información disponible, pero lo que sigue es un resumen no clasificado del análisis que ha hecho la comunidad de inteligencia de Estados Unidos sobre lo ocurrido.
Uso de armas químicas por el gobierno sirio el 21 de agosto
Una gran cantidad de fuentes independientes indican que un ataque con armas químicas tuvo lugar en los suburbios de Damasco el 21 de agosto. Además de la información de inteligencia de Estados Unidos, hay informes de personal médico internacional y sirio, vídeos, declaraciones de testigos, miles de informes de los medios sociales de por lo menos 12 lugares diferentes en la zona de Damasco, reportes de periodistas, e informes de organizaciones no gubernamentales de gran credibilidad.
Una evaluación preliminar del gobierno de Estados Unidos determinó que 1,429 personas perecieron en el ataque con armas químicas, entre ellos al menos 426 niños, aunque este cálculo ciertamente evolucionará a medida que obtengamos más información.
Evaluamos con alta certeza que el gobierno sirio llevó a cabo el ataque con armas químicas contra elementos de la oposición en vecindarios aledaños a Damasco el 21 de agosto. Consideramos altamente improbable la posibilidad de que la oposición ejecutara el ataque el 21 de agosto. El cuerpo informativo empleado para llegar a esta conclusión se basa en inteligencia relacionada con la preparación del régimen para este ataque y las medidas para llevarlo a efecto, en múltiples fuentes de información sobre el ataque en sí y su efecto, nuestras observaciones posteriores al ataque y la diferencia entre la capacidad del régimen y la de la oposición.
Nuestro alto nivel de confianza en esta conclusión es la firme posición que la comunidad de inteligencia de Estados Unidos puede asumir muy cerca de la confirmación. Continuaremos buscando información adicional para cubrir lagunas en cuanto al conocimiento de lo que ha ocurrido.
Antecedentes:
El régimen sirio mantiene un arsenal de numerosos agentes químicos, entre ellos gas mostaza, sarín, y VX, y tiene miles de municiones que pueden emplearse para disparar agentes de armas químicas.
El presidente sirio Bashar al-Asad decide en última instancia el programa para las armas químicas y los miembros de este programa son cuidadosamente elegidos para asegurarse de la lealtad y seguridad de estos. El Centro de Estudios e Investigación Científica Sirio (SSRC), subordinado al ministerio de Defensa de Siria administra el programa de armas químicas de Siria.
Tenemos alto nivel de confianza en considerar que el año pasado el régimen sirio ha utilizado armas químicas a pequeña escala contra la oposición en múltiples ocasiones, incluso en vecindarios de la zona de Damasco. Esta evaluación se basa en múltiples fuentes de información, entre ellas informes de funcionarios sirios que planean y ejecutan ataques con armas químicas y en el análisis de laboratorio de muestras fisiológicas obtenidas de una cantidad de individuos, que revelaron haber sido expuestos al gas sarín. Hemos evaluado que la oposición no ha utilizado armas químicas.
El régimen sirio ha utilizado los tipos de municiones que consideramos se emplearon para llevar a cabo el ataque el 21 de agosto, y tiene la capacidad de atacar simultáneamente en múltiples localidades. No hemos visto ninguna indicación de que la oposición haya llevado a cabo un ataque coordinado a gran escala con cohetes y artillería, como el que se produjo el 21 de agosto.
Concluimos que el régimen sirio ha utilizado armas químicas en el año transcurrido sobre todo para ganar la mano o romper un estancamiento en las zonas donde ha luchado para tomar y controlar territorios de valor estratégico. En este sentido, seguimos considerando que el régimen sirio considera a las armas químicas como una de las muchas herramientas en su arsenal, incluyendo la fuerza aérea y los misiles balísticos, que utilizan de manera indiscriminada contra la oposición.
El régimen sirio ha iniciado un esfuerzo para librarse de las fuerzas de oposición en los suburbios de Damasco, que utilizan la zona como base para lanzar ataques contra objetivos del régimen de la capital. El régimen no ha logrado eliminar los elementos de la oposición en docenas de barrios de Damasco, entre ellos los vecindarios atacados el 21 de agosto, a pesar de emplear casi todos sus sistemas de armas convencionales. Evaluamos que la frustración del régimen por su incapacidad para controlar una gran parte de Damasco puede haber contribuido a su decisión de utilizar armas químicas el 21 de agosto.
Preparativos:
Tenemos información que nos lleva a considerar que el personal que maneja armas químicas en Siria, incluido el personal evaluado para estar asociado al SSRC, preparó municiones químicas antes del ataque. En los tres días antes del ataque, se recogieron datos de fuentes humanas, señales e inteligencia geoespacial que revelan las actividades del régimen que consideramos están asociadas con los preparativos para un ataque con armas químicas.
Personal sirio encargado de las armas químicas estuvo operando en el suburbio de Adra en Damasco el domingo 18 de agosto hasta primera hora de la mañana del miércoles 21 de agosto cerca de una zona que el régimen utiliza para mezclar armas químicas, incluyendo sarín. El 21 de agosto un elemento del régimen sirio se preparó para un ataque con armas químicas en la zona de Damasco, incluso mediante la utilización de máscaras de gas. Nuestras fuentes de inteligencia en la zona de Damasco no detectaron ningún indicio en los días previos al ataque de que los afiliados a la oposición planearan utilizar armas químicas.
El ataque:
Múltiples fuentes de información indican que el régimen ejecutó un ataque con cohetes y artillería contra los vecindarios de Damasco en la madrugada del 21 de agosto. Detecciones satelitales corroboraron los ataques desde una zona controlada por el régimen que afectaron a barrios donde se informó que habían ocurrido ataque con productos químicos, incluyendo Kafr Batna, Jawbar, Ayn Tarma, Darayya y Mu'addamiyah. Esto incluye la detección de lanzamientos de cohetes desde el territorio controlado por el régimen temprano en la mañana, unos 90 minutos antes de que el primer informe de un ataque químico apareciera en los medios sociales. La falta de actividad de vuelo o lanzamientos de misiles también nos lleva a concluir que el régimen utilizó cohetes en el ataque.
Informes locales de medios sociales sobre un ataque químico en las afueras de Damasco comenzaron a las 2:30 am hora local el 21 de agosto. En las cuatro horas siguientes había miles de informes en medios sociales sobre este ataque de al menos 12 lugares diferentes en el área de Damasco. Múltiples reportes describieron cohetes químicos llenos de químicos que impactaron en zonas controladas por la oposición.
Tres hospitales de la zona de Damasco atendieron a unos 3,600 pacientes que mostraban síntomas compatibles con la exposición a agentes nerviosos en menos de tres horas antes, en la mañana del 21 de agosto, de acuerdo con una organización humanitaria internacional de alta credibilidad. Los síntomas que se reportaron y el patrón epidemiológico de los acontecimientos, caracterizado por la afluencia masiva de pacientes en un corto período de tiempo, el origen de los pacientes, y la contaminación de trabajadores médicos y de primeros auxilios eran consistentes con la exposición masiva a un agente nervioso. También recibimos informes de personal médico internacional y sirio sobre el terreno.
Hemos identificado cien vídeos atribuidos al ataque, muchos de los cuales muestran gran cantidad de cuerpos con señales físicas consistentes con la exposición a agentes nerviosos, aunque estos no únicos a dicha exposición. Los síntomas de los que las victimas informaron incluyen desmayo, espuma en la nariz y la boca, contracción de las pupilas, pulso acelerado y dificultades respiratorias. Varios vídeos muestran lo que parecen ser numerosas víctimas fatales sin lesiones visibles, lo que es consistente con la muerte causada por armas químicas, e inconsistente con la muerte causada por armas pequeñas, municiones altamente explosivas o sustancias vesicantes. Al menos 12 localidades se muestran en los vídeos disponibles al público y una muestra de estos vídeos confirmó que algunos se filmaron en las horas y ubicaciones generales descritas en las filmaciones.
Hemos evaluado que la oposición siria no tiene la capacidad de fabricar todos los vídeos, los síntomas físicos verificados por personal médico y de la ONG y otras informaciones asociadas a este ataque químico.
Tenemos un cuerpo de información, incluidas las prácticas de Siria en el pasado, que nos lleva a la conclusión de que los funcionarios del régimen eran conscientes y dirigieron el ataque del 21 de agosto. Hemos interceptado comunicaciones que implican un alto funcionario íntimamente familiarizado con la ofensiva que confirmó que el régimen utilizó armas químicas el 21 de agosto y que estaba preocupado por que los inspectores de la ONU obtuvieran pruebas. En la tarde del 21 de agosto, tenemos información de que el personal sirio de armas químicas fue instruido de cesar sus operaciones. Al mismo tiempo, el régimen intensificó el bombardeo de artillería contra muchos de los barrios donde se produjeron los ataques químicos. En el período de 24 horas después del ataque, se detectaron indicios de fuego de artillería y cohetes a un ritmo casi cuatro veces superior al de los diez días previos. Seguimos observando indicaciones del constante bombardeo en los barrios hasta la mañana del 26 de agosto.
Para concluir, hay una cantidad importante de información que implica la responsabilidad del gobierno sirio en el ataque con armas químicas que tuvo lugar el 21 de agosto. Como se indica, hay inteligencia adicional que continúa siendo clasificada dada la preocupación por sus fuentes y métodos y que se está proporcionando al Congreso y a asociados internacionales.
©Univision.com
Commentarios