Siguen las deportaciones masivas en Estados Unidos

Univision.com | Aug 26, 2013 | 6:17 PM

ICE deporta 1,024 indocumentados diarios en lo que va del año fiscal 2013 (42 cada hora, uno cada 1.6 minutos)

El gobierno federal estadounidense ha deportado a más de 311 mil inmigrantes en lo que va del año fiscal 2013, confirmó el lunes a Noticias Univision.com la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE). Del 1 de octubre de 2012 al 3 de agosto de 2013 la agencia deportó a 311,387 indocumentados, de ellos a 176,281 criminales (56.6%) y 135,106 no criminales (43.3%).
“Del 1 de octubre de 2012 al 3 de agosto de 2013 la agencia deportó a 311,387 indocumentados, de el”
¿Por qué el gobierno de Obama no termina con las deportaciones? Opina en nuestro Foro. De acuerdo con los datos el gobierno deporta a diario un promedio de 1,024 indocumentados (42.6 cada hora). Durante el año fiscal 2012 el promedio fue de l.220 indocumentados diarios (50.8 cada hora). De ellos, poco más del 55% tenía antecedentes criminales según el gobierno. El reporte de ICE señala además que del total de deportados 206,776 corresponden a mexicanos y de ellos 132,974 tenía antecedentes criminales (64%) y 73,802 no tenía antecedentes (36%). El segundo lugar lo ocupa Guatemala con 40,099 deportados, de ellos 12,613 con antecedentes criminales (31%) y 27,486 sin antecedentes criminales (69%). El tercer lugar lo ocupa Honduras con 29,681 deportados, de ellos 13,226 con antecedentes criminales (45%) y 16,455 sin antecedentes criminales (55%), según ICE. Fustigan las deportaciones La Administración del Presidente Barack Obama “quiere tapar el sol con un dedo y no lo está logrando”, dijo Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA). “La desgracia humana que está causando este gobierno debe de ser condenada por todo aquel que busca una solución justa y humana al quebrantado sistema de leyes migratorias”. El activista fustigó la maquinaria de deportaciones del gobierno y tildó las expulsiones de “vergüenza”, al tiempo que pidió a la administración que “pare mientras el Congreso continúa con el proceso legislativo que, estamos seguros, dará resultados antes del final de 2013”. Al conocer las cifras de deportados Carlos Pereira, director del Centro de Orientación del Inmigrante (CODI) en Miami, Florida, dijo que el gobierno debería decretar una moratoria “para detener las deportaciones” y alcanzar los acuerdos necesarios en el Congreso para aprobar una reforma migratoria. Del porcentaje de indocumentados con antecedentes criminales deportados, Pereira dijo que “muchos no tienen faltas graves”, delitos que desaparecen con el pago de una multa.
Resultado irónico
Las deportaciones no se detendrán mientras no cambien las leyes vigentes. "Ciertamente resulta irónico y trágico que personas que potencialmente podrían beneficiarse de una reforma migratoria con vía a la ciudadanía, tengan que seguir enfrentando el espectro de la deportación", dijo Maribel Hastings, asesora ejecutiva de America's Voice.
Agregó que las expulsiones afectan "particularmente a padres y madres de familia trabajadores que sólo representan un beneficio para el país y no una amenaza", en referencia a la clasificación de criminales dada por ICE. "De ahí la urgencia de aprobar y convertir en ley una reforma migratoria, pues de lo contrario la Administración insistirá en que las leyes actuales son las que hay que aplicar y, por ende, continuarán las deportaciones".
"Dicho esto, es importante mantener la presión y la supervisión sobre las agencias federales encargadas de la aplicación de leyes para garantizar que centren sus esfuerzos en verdaderos criminales y amenazas a nuestra seguridad nacional y no en jefes de familia cuyo único objetivo es proveer una mejor vida a sus hijos y sus familias", apuntó.
"Deben frenarse las deportaciones de personas que serían elegibles para regularizar su situación mediante una reforma migratoria con vía a la ciudadanía. Seguir deportando a estos inmigrantes es cruel y arbitrario", apuntó.
Los números Durante el año fiscal 2012 ICE deportó a 409,849 extranjeros de los cuales, aseguró, 55% (225,390) fueron declarados culpables de cometer faltas criminales graves y menores. Organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellos el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), CHIRLA, America’s Voice, el Foro Nacional de Inmigración (NIF) y CODI, entre otros, reiteraron que entre seis a siete de cada 10 expulsados por el gobierno no tenían antecedentes criminales serios que pusieran en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos. “ICE siempre está cambiando, reclasificando y escogiendo quien es un criminal y qué categorías corresponden a un criminal”, dijo Cabrera. “Por ejemplo, para ICE toda persona que reingresa al país sin documentos una vez deportada es un criminal. La ofensa criminal número uno en Estados Unidos es reingreso al país sin documentos y toda persona que busca estar junto a su familia y trabajar es considerado un criminal”. El activista añadió que “otras ofensas que también caen dentro del término de criminal incluyen los fugitivos que en algún momento recibieron una orden de deportación pero no se han presentado a la corte”. Agregó que a la lista también hay que agregar “aquellos (indocumentados) que han sido convencidos o coartados a firmar su autodeportación sin la presencia de un abogado o sin respetar sus derechos”. Deterioro de imagen Juan José Gutiérrez, director del Movimiento Latino USA de Los Angeles, dijo que las deportaciones “dañaron y siguen dañando la imagen del Presidente Obama ante los ojos de la comunidad latina”. Gutiérrez agregó que los récords logrados por el gobierno en los cuatro años anteriores “no pueden ser celebrados” (más de 1.6 millones de deportados), acusó a la “intransigencia republicana en la Cámara de Representantes” de frenar la aprobación de la reforma migratoria y que la Administración debería “modificar su política de deportaciones” mientras de discute en el Congreso el futuro de los 11 millones de indocu8mentados. Durante el año fiscal 2009 (del 1 de octubre de 2008 al 30 de septiembre de 2009) -el primero del primer mandato de Obama-, el gobierno deportó a 389,834 indocumentados. En el año fiscal 2010 la cifra de expulsados subió a 392,862. Al año siguiente, 2011, la cifra alcanzó los 396,906 con un average de 33,330 expulsados por mes. Del número total de expulsados a la fecha el gobierno insiste en que la mayoría tenía antecedentes criminales.
©Univision.com
Comentarios