Heladerías para inmigrantes, una iniciativa de matrimonio mexicano

EFE | Aug 25, 2013 | 10:11 PM
Un matrimonio mexicano se ha convertido en ejemplo entre los inmigrantes emprendedores con la heladería y frutería "Los Mangos", que en poco más de dos años abrió cuatro sucursales en Chicago y la vecina ciudad de Aurora y tiene planes de seguir expandiéndose.
“Opina sobre esta peculiar heladería en los foros de Univison.”
La fórmula parece simple: ofrecer en barrios latinos raspados, nieves (helados) de frutas frescas, postres tradicionales mexicanos y otras delicias producto de su imaginación.
A esto se suma mucho trabajo, en jornadas que van de las 7 de la mañana a las 10 de la noche, todos los días, "ofreciendo siempre frescura natural", declaró Eladio Montoya a Efe.
"Todo es fresco, producido al instante. No es un negocio donde entras y te atienden rápido, sino que a cada cliente le dedicamos su tiempo", agregó.
Eladio y su esposa Judith llegaron de Durango, México, hace 20 años y antes de concretar el sueño del negocio propio trabajaron en todo lo imaginable para salir adelante, de limpiezas a construcción.
Primero intentaron un negocio de dulces, que no funcionó, y luego se lanzaron a la elaboración de helados sin mayor experiencia pero con mucha intuición para los negocios y entusiasmo.
Comenzaron con dos empleados en La Villita, un vecindario habitado por inmigrantes mexicanos en el suroeste de la ciudad, luego el negocio se expandió a otros puntos de Chicago y en la actualidad "Los Mangos" se ha convertido en una cadena con 30 empleados.
De la creación de Eladio y Judith surgió un postre llamado "El vampiro", hecho con trozos de mango fresco, helado del mismo sabor y chile picante.
También venden las "Papotas", que son rebanadas de patatas fritas servidas con queso fresco mexicano y chile; el "Cholado", que es un smoothie de frutilla con leche condensada y rayado de coco, y el "Pico de Gallo" que tiene mango, pepino, sandía y piña.
En el área de Chicago viven más de 500 mil mexicanos oriundos de Michoacán, para quienes "Los Mangos" ha popularizado el tradicional Gaspacho Moreliano elaborado con jícama picada, piña o mango, cebolla española, chile piquín, zumo de limón o naranja, vinagre de piña, queso fresco y una pizca de sal.
Judith destacó la "Mangonada" entre los postres más vendidos, una combinación de mango, azúcar y agua que una vez batida se congela y se vende como helado de paleta con chile o la popular salsa chamoy mexicana.
Consultado sobre el éxito de sus heladerías, Eladio Montoya dijo que ante los graves problemas de obesidad y diabetes existentes en la comunidad inmigrante, "la gente quiere cambiar la dieta, ser saludable y mantenerse en forma".
"Nosotros ayudamos con nuestro menú de frutas frescas y jugos naturales", expresó.
Según estadísticas del Ayuntamiento, el 10 por ciento de los negocios de alimentos de Chicago es propiedad de inmigrantes, al igual que un tercio de los nuevos proyectos comerciales que se abren en la ciudad.
Se estima que los latinos poseen unos 56.000 negocios en Chicago y suburbios que emplean a unas 70 mil personas, una estadística donde "Los Mangos" ocupa un lugar destacado.
Montoya señaló que en sus planes de expansión -que prevén otras tres heladerías- siempre tuvo en consideración la necesidad de trabajo existente en la comunidad. "Eso nos motivó a abrir más sucursales para dar trabajo y que la gente pueda mantener a sus familias", expresó.
©EFE
Commentarios