Crimen organizado en la Ciudad de México sale a la luz desde fosa clandestina

Univision.com | Aug 25, 2013 | 10:59 AM

Autoridades minimizan el hecho

La aparición en una fosa clandestina de al menos cinco de los 12 jóvenes secuestrados en mayo en un céntrico bar de Ciudad de México desveló el temor, hasta ahora minimizado por autoridades, de que el crimen organizado opera en plena capital, advierten analistas.
“¿Crees que el crimen organizado opera en la capital de México? Opina en nuestros Foros.”
De acuerdo con la agencia de noticias AFP, mientras el gobierno local sostiene que el rapto realizado a plena luz del día fue producto de un pleito entre pandillas locales, y que la capital permanece a salvo de los cárteles narcotraficantes que azotan buena parte del país, crecen las voces que contestan esta versión.
Asimismo, de acuerdo con la agencia AP, un funcionario federal que ayudó a descubrir los cuerpos dijo que los encontraron decapitados, en lo que podría ser un reflejo espantoso de las brutales mutilaciones de las víctimas de los cárteles de las drogas en otras zonas del país. El funcionario habló a condición de no ser identificado porque no estaba autorizado a hablar de la investigación en curso.
En esta megaurbe existe el "lavado de dinero, narcomenudeo, distribución de drogas  tolerada en muchos casos por la propia autoridad", dijo a la agencia de noticias AFP Bernardo Gómez del Campo, experto y asesor en seguridad.
"Tarde o temprano, el gobierno tendrá que afrontarlo, prevenirlo y combatirlo", demandó el especialista, con 23 años de experiencia en agencias de seguridad federales y de la capital mexicana.
La mañana del 26 de mayo, los 12 jóvenes, entre ellos un menor de 16 años, fueron secuestrados a bordo de varios vehículos a la salida del bar "After Heaven", ubicado en pleno corazón de Ciudad de México, a unos metros de una sede policial y del transitado Paseo de la Reforma.
El viernes, casi tres meses después, se confirmó que los cadáveres de al menos cinco de esos jóvenes fueron hallados en una fosa clandestina ubicada en una zona montañosa en las afueras de Ciudad de México, donde en total estaban enterrados 13 cuerpos.
Los secuestros masivos y el ocultamiento de cadáveres en fosas son crímenes repetidamente vistos en otras zonas de México y atribuidos a los poderosos cárteles.
"Evidentemente hay una presencia de delincuencia organizada en la ciudad (...) Es increíble que no pudieron investigar antes", comentó a la AFP Samuel González, exfiscal antidrogas de la Procuraduría General de la República (PGR).
Para este consultor en seguridad, lo más grave es que las autoridades de Ciudad de México "no pudieron encontrar los cuerpos, no tenían la menor idea de dónde estaban" y fue la PGR la que hizo el hallazgo y dio el anuncio el viernes, mientras el gobierno local guardó silencio.
En tanto, de acuerdo con declaraciones hechas por cuatro antiguos y actuales funcionarios policiales dijeron a The Associated Press que la masacre parece haber sido organizada por una poderosa pandilla de las drogas como venganza y advertencia a un grupo de narcos menos poderosos que tratan de controlar territorio en algunas de las zonas de más categoría de la ciudad.
Gobierno atribuía secuestro a ‘pandillas’
La principal línea de investigación policial señala que el plagio se debió a una disputa entre las pandillas La Unión y Tepis, dedicadas a la venta de droga desde Tepito, donde recientemente han ocurrido hechos de violencia. A principios de junio, un comando armado irrumpió en un gimnasio y mató a cuatro personas.
Sin embargo, los investigadores le dijeron a la AP que creen que traficantes del populoso barrio de Tepito pueden haber tratado de quitar territorio a la Unión de Insurgentes, una pandilla que lleva el nombre de una próspera vía que corre norte-sur en la capital y controla las ventas en virtualmente todos los centros nocturnos en el área más acaudalada de la ciudad.
La pandilla contrata a mujeres como espías para coquetear con rivales potenciales que traten de vender drogas en su territorio y usan a los parqueadores como vigilantes, dijo Gómez. Entonces compran a policías corruptos, que ganan menos de 10 mil dólares al año, para hacerse los de la vista gorda.
Aunque el índice de homicidios aumentó en Ciudad de México de 817 en 2006 a mil 85 en 2012, la capital aún está lejos de los 2 mil 783 asesinatos en Chihuahua (norte) o los 2 mil 684 en Guerrero (sur) registrados el año pasado por el oficial Instituto Nacional de Estadística y Geografía.
Ante este panorama, el alcalde, Miguel Ángel Mancera, insiste en que el caso Heaven no es un asunto de cárteles, sino un incidente "focalizado". Sin embargo, tras el anuncio de la identificación de los cadáveres, un dispositivo de seguridad suplementaria, con fuerzas terrestres y aéreas, fue desplegado en Tepito y en la exclusiva Zona Rosa, donde se ubica el bar.
El secuestro en el Heaven "pasó en la zona más protegida de la ciudad", subrayó por su parte a la AFP María Teresa Ramos, abuela del más joven entre los desaparecidos, Jerzy Ortiz.
"Ahora, cuando uno sale, no sabe si va a regresar" y desconfiamos de cualquier vehículo sospechoso estacionado afuera de los bares, añadió Penelope Ramírez, una joven de 26 años graduada en gastronomía y prima de Jerzy.
©Univision.com
Comentarios