Familiares de jóvenes del Heaven exigen ver los cuerpos hallados en fosa

Univision.com | Aug 24, 2013 | 11:31 AM
Familiares de desapar... Familiares de desapar...
3 Pausar Auto Play

Las madres y familiares de los 12 desaparecidos en un bar de la Ciudad de México dicen sentirse burlados y engañados por el gobierno.

Quieren verlos 'estén como estén'

No van a velarlos ni van a llorar su muerte hasta que no vean sus cuerpos, ese es el consenso al que han llegado las madres de los jóvenes desaparecidos en el bar Heaven hace casi tres meses en un bar de la capital mexicana.
“"Yo no puedo asegurar si es (mi hijo) hasta que yo no vea el cuerpo.”
"Yo no puedo asegurar si es (mi hijo) hasta que yo no vea el cuerpo. (...) Así esté en descomposición, no me importa. Quiero asegurarme realmente de que es mi hijo", dijo María Victoria Barranco, madre de Alan Omar Athiencia, informó la agencia Efe.
Su hijo, quien desapareció junto a otros 11 jóvenes el 26 de mayo pasado en el bar Heaven, es el único "plenamente" identificado con perfil genético por las autoridades mexicanas que esta semana encontraron 13 cuerpos en una fosa clandestina en el Estado de México.
Pero Maria Victoria no se conforma con el anuncio realizado el viernes por la fiscalía general, quiere ver los restos de su hijo, sacado a la fuerza a plena luz del día del bar ubicado en la turística Zona Rosa de la capital mexicana.
"¿Qué tal si me entregan un cuerpo que no es y yo ya lo enterré? Lo que yo voy a pedir es ver su cuerpo, nada más", insistió esta mujer a las puertas de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF, fiscalía de Ciudad de México), que lleva el caso de los desaparecidos.
El procurador capitalino, Rodolfo Ríos, se reunió con las familias después de que la fiscalía general anunciara a la prensa el hallazgo de los restos de 13 personas en la fosa clandestina, en el municipio de Tlalmanalco, y no siete como se había anunciado un día antes.
Además, la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía federal) informó que había "datos suficientes" para aseverar que también se encuentran identificados Gabriela Ruiz Martínez, Rafael Rojo Martínez, Guadalupe Morales Vargas y Josué Piedra Moreno.
Se enteraron a través de la prensa
El haberse enterado de ello a través de la prensa fue uno de los principales reclamos que las familias hicieron ante los medios de comunicación que se agolparon en las puertas de la procuraduría capitalina.
"Me enteré en el metro, ni el procurador me llamó", criticó Josefina, para quien esta noticia no es el final, sino el comienzo de una historia en la que siempre se han sentido "engañadas", cita Efe.
Carlos Ruiz es padre de una de las chicas que aparecen entre las jóvenes identificadas, Gabriela, pero también se resiste a aceptar que sea ella hasta que no la vea.
"Mi hija está dentro de los cinco nombres. No sabemos exactamente por qué se dieron los nombres. Eso lo vamos a averiguar hoy. A mí no me enseñaron ninguna prenda de mi hija", comentó.
Profunda desconfianza en las autoridades
Anunció que los padres van a pedir que intervenga un perito extranjero ajeno a la fiscalía para hacer una doble identificación porque no confían en las fuentes oficiales.
"¿Cómo vamos a confiar en las líneas de investigación si precisamente hay un sistema que te miente? (...) Es una lástima que no podamos confiar en nuestras propias autoridades y que siempre nos vengan con este tipo de cosas", criticó.
Por toda esta desconfianza, las madres no van a recibir los cuerpos hasta que no tengan certeza plena de que son sus hijos.
"Es un acuerdo de todas porque todas empezamos en este barco y todas vamos a estar", dijo Julieta González, madre de Jennifer Robles, a quien tampoco le importa cómo esté el cuerpo de su hija.
"Yo quiero que me dejen ir a ver esos cuerpos. Dicen que es muy fuerte, pero a mí no me importa", insistió.
'Ya para qué'
Sobre las líneas de investigación, contó, el procurador les dijo que van a continuar, aunque esta mujer no confía en que haya resultados.
"Siguen con sus líneas de investigación. Yo creo que me voy a hacer anciana, si es que llego", comentó.
En opinión de otra madre, Josefina García, mamá de Alejandro Said Sánchez, en la procuraduría local son "unos incompetentes", aunque, aclaró, no va a pedir la renuncia de nadie.
"Ya para qué, no me interesa", aseguró esta madre, quien dijo que lo que ahora quieren es justicia, "caiga quien caiga", "vamos a ir por ellos".
Tras salir de la fiscalía capitalina, las madres tomaron una decisión conjunta, marchar hacia la PGR para gritar, a quienes les escuchen, que quieren ver esos cuerpos para ya poderles llorar.

Piden ayuda en el extranjero

El nivel de desconfianza es tal, que los familiares quieren un peritaje de una especialista argentina, miembro de una institución internacional.
De acuerdo a lo que publica la versión digital del rotativo mexicano El Universal, por recomendación del Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), los familiares pedirán ayuda extranjera, pues “no me voy a conformar con lo que diga la PGR, se lo acabo de decir al procurador, de que intervenga una forense argentina, no recuerdo ahorita el nombre, pero queremos esa prueba”, citó el medio a Leticia Ponce, madre de Jerzy Ortiz Ponce, el único menor dentro de los desaparecidos del Heaven.
“No estamos dispuestos a permitir que nos entreguen otros cuerpos como ha pasado en otras ocasiones, la última vez en los hechos de la explosión en la Torre de Pemex”, indicó a su vez Abraham Loza, tío de la desaparecida Monserrat Loza.
El medio afirma que, a su llegada la tarde del viernes a la reunión a la que los convocó el procurador capitalino –después de que se enteraran de los últimos avances a través de los medios de comunicación—los familiares se veían llorosos, con el rostro desencajado, conmocionados y con prisa por saber mayor información.
“Nos los mataron, malditos desgraciados. Justicia, justicia, justicia, ya no nos los entregaron vivos, queremos justicia, a todos los culpables. Sea quien sea va a caer lo que sea. Somos guerreras y no se van a pasar de pendejos con nosotros. Esto no se queda impune, escúchenlo bien”, dijo la notablemente afectada María Teresa Ponce Ramos, abuela de Jerzy.
Las cinco víctimas identificadas
A continuación, algunos datos sobre los cinco jóvenes cuyos restos ya han sido identificados por las autoridades hasta el momento, publicados por la versión web de El Universal:
Alan Omar Athiencia. Al momento, el único plenamente identificado por su perfil genético, a diferencia de los otros cuatro de quienes se tienen “evidencias suficientes”, mas no genéticas, para confirmar su identidad. Comerciante de 26 años, con antecedentes penales por delitos contra la salud. Con tres tatuajes en el cuerpo.
Josué Piedra Moreno. De 29 años, soltero. Comerciante en el barrio bravo de Tepito y con antecedentes penales por robo.
Rafael Rojo Martínez. De 33 años, con una hija de 15. Vivía con una mujer de nombre Susana. Tenía un puesto de lentes en Tepito. Con tres tatuajes en el cuerpo. Tenía antecedentes penales por robo en grado de tentativa.
Guadalupe Karen Morales. De 25 años, esposa de Alan (otro de los desaparecidos). Tenía tres hijos y se dedicaba a atender un puesto de lencería.
Gabriela Ruiz Martínez. De 25 años. Según las investigaciones trabajaba como bailarina en un centro nocturno. Otros medios afirman que era edecán.
El misterio del desaparecido número 13
Primero se dijo que eran 11 desaparecidos. Luego, que 12. Hoy se sabe que las autoridades hallaron 13 cuerpos en la fosa de Tlalmanalco que desde un primer momento se vinculó con los hechos en el bar Heaven del 26 de mayo.
La versión web del diario español El País relata el caso de Alan Francisco Daniel Menchaca Bazán. La trágica mañana de ese domingo, su padre lo llamó por teléfono para decirle que venía a visitarlo desde Jalisco, en el occidente del país.
El muchacho, de 31 años, respondió a su padre que se encontraba en un “after” con unos amigos. No volvió a saber de él.
El padre de Alancito volvió al DF días después a denunciar la desaparición de su hijo. Comenzó a sospechar que era una más de las víctimas del bar Heaven. Leticia Moreno, madre de los hermanos Josué y Aarón Piedra (también desaparecidos en el lugar), reveló que Alancito era amigo de sus hijos y está convencida que él es la víctima número 13. El medio indica incluso que, en las manifestaciones que hacían para pedir saber sobre sus hijos, la mujer también llevaba la fotografía de Alancito.
©Univision.com
Commentarios