Denuncian la desaparición de expolicía de EEUU en México

EFE | Aug 22, 2013 | 9:48 AM
MÉXICO - La familia de Ángel Saúl Muñoz Pérez, un expolicía estadounidense de origen mexicano, denunció su desaparición hace tres años en el estado de Morelos, en el centro de México y agobiado por la violencia del narcotráfico, rompiendo así su silencio ante la falta de información oficial sobre ese caso.
“¿Qué crees que haya pasado con él? Opina en los Foros de Univision.”
Una hermana del expolicía, Lorena Muñoz Pérez, explicó a Efe que hasta ahora la familia había callado porque en medio de la búsqueda de pistas sobre el paradero de Ángel Saúl han recibido numerosas amenazas.
"Por eso damos a conocer por primera vez nuestro caso", dijo la mujer en una entrevista telefónica.Muñoz Pérez, nacionalizado estadounidense, trabajó durante mucho tiempo como policía en la ciudad de Los Ángeles (California) hasta que por motivos personales decidió regresar a México, donde quiso continuar su labor en tareas de seguridad.
Tras su experiencia en Estados Unidos, "quería hacer una mejor policía en México", explicó Lorena Muñoz, quien contó que su hermano trabajó en el anterior gobierno de Morelos, en la Secretaría de Seguridad.
"Le ofrecieron trabajo para poder empezar con investigaciones sobre cómo trabajaba la policía. Lo contrataron para que empezara a poner adiestramiento y entrenamiento a los policías", añadió.
Tras un tiempo de labores, el exagente comenzó a "darse cuenta de muchas cosas" relacionadas con la "corrupción", dijo la mujer, que prefirió no dar detalles porque ya ha recibido numerosas amenazas.
El 16 de febrero de 2010, Ángel Saúl Muñoz, de 50 años, fue interceptado por individuos que se movilizaban en una camioneta y desapareció, junto con otra persona que había sido escolta del gobierno del estado.
"Empezamos a buscarlo y nos encontramos con muchas cosas como 'cállense' y 'no' y (los funcionarios de) Estados Unidos no nos apoyaban porque decían que cuando uno trabaja para el gobierno de aquí, ya no pueden ellos meterse", aseguró Lorena Muñoz.
La familia de Muñoz Pérez es una de las seis que viajaron este miércoles desde Morelos a la capital mexicana para reunirse con autoridades de la Secretaría de Gobernación (Ministerio del Interior), con las que hablarán sobre sus casos, que involucran dos asesinatos y cuatro desapariciones.
Morelos, con capital Cuernavaca, es uno de los estados de México más castigados por la violencia del narcotráfico y en el que frecuentemente se producen secuestros, homicidios y casos de extorsión.
©EFE
Comentarios