Dos jóvenes detenidos por error de EEUU

Univision.com | Aug 21, 2013 | 3:37 PM

SIGUIENTE:

En exclusiva, los jóvenes aseguran que la droga encontrada en su auto no era de ellos y la procuraduría ha hecho caso omiso a las pruebas.

Su vehículo traía droga que no era suya

Dos jóvenes mexicanos originarios de Jalisco, México, fueron detenidos en noviembre del año pasado porque las autoridades les hallaron droga en el vehículo en que viajaban. Hasta este punto todo parecería normal, si no fuera porque esa droga no les pertenecía; ellos no la pusieron ahí.
“¿Por qué crees que se cometió este terrible error? Opina en nuestro Foro.”
Sergio Alejandro Torres Duarte y Julio César Moreno, de alrededor de 18 años, cumplieron nueve meses en prisión tras ser detenidos en Sinaloa, luego de que las autoridades hallaron cocaína en el vehículo en el que viajaban.
Los jóvenes se transportaban en un automóvil comprado a una empresa de Estados Unidos, que revendió la camioneta previamente incautada por el Departamento de Justica de aquel país.
La web Aristegui Noticias informa que las autoridades de la nación americana ya reconocieron el “error”. Olvidaron en la camioneta Sienna azul, marca Toyota, modelo 2004, uno de cinco paquetes con droga que tenían localizados. No obstante, ambos siguen presos.
'Ya están yendo al psicólogo'
Sergio Torres Reyes, el padre de Sergio, informó que compró la camioneta por medio de internet el 8 de febrero de 2012 en una subasta pública hecha por Robertson Auto Auctions. Afirma que ahí no le informaron el historial del vehículo, por el que pagó 3,900 dólares.
En México, la camioneta fue registrada a nombre de la madre de Sergio. Los padres le consiguieron el permiso para manejar con la intención de que se trasladara a la escuela en el vehículo.
El 15 de noviembre, los jóvenes, afirmó Torres Reyes, asisitieron a un evento deportivo en Mazatlán, Sinaloa. En un poblado, la Policía Ministerial los sometió a una revisión en un retén, en donde detectaron una anomalía en el tablero y, posteriormente, hallaron la cocaína.
“Cuando yo llegué ahí (donde estaban detenidos los muchachos) me dijo el Ministerio Público lo que había pasado y lo que le habían encontrado, empezamos a ver para el historial de la camioneta… Salió en un periódico de El Monitor, de Reynosa, que la camioneta fue incautada el 4 de octubre de 2011”, dijo Torres Reyes.
Mientras la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía mexicana) “no hizo nada”, dijo el hombre, las autoridades de EEUU corroboraron que el paquete se encontraba en el vehículo desde antes de que lo trasladaran a México.
“Que dejen a los muchachos sueltos, están padeciendo mucho. Ya están yendo al psicólogo”, sostuvo Torres Reyes.
“Están muy desesperados, nerviosos, ansiosos. Tienen los sentimientos a flor de piel. Cuando salimos de visitarlos en la cárcel se quedan llorando”, citó por su parte Animal Político a Torres Reyes.
Disculpas de Estados Unidos
En tanto, la web El Semanario informó que las autoridades de EEUU aceptaron no haber revisado de manera exhaustiva el vehículo. El medio precisa que en el vehículo fue incautada droga cuando entraba por McAllen, Texas, donde tras la aplicación de rayos X hallaron en el tablero cinco paquetes de droga con la palabra “good”.
Sin embargo, los padres de los jóvenes lamentan que esto no haya sido suficiente para que las autoridades mexicanas de Sinaloa liberaran a los muchachos a lo largo de nueve meses.
El juicio podría haber terminado ya, pero el agente del Ministerio Público del caso que promovió su encarcelamiento, tras ocho meses de no realizar trámites, solicitó información al gobierno de EEUU, que deberá responder por vías diplomáticas.
Además del tiempo que puede tardar cumplir la petición, los tribunales donde se atiende el caso también salieron de vacaciones, por lo que las audiencias tuvieron que esperar hasta el regreso de las mismas, por lo menos a finales de agosto.
Daños y más daños
Animal Político detalla que parte de las consecuencias que han sufrido los jóvenes es que al momento de su captura, medios de Mazatlán, en Sinaloa, informaron que los muchachos eran miembros del cártel narcotraficante de Jalisco Nueva Generación.
Esto, además de ser mentira, puso en riesgo su vida. Los estudiantes tuvieron que ser separados del resto de los presos en la cárcel de Mazatlán, donde se encuentran presos miembros del cártel de Sinaloa.
“Lo único que pedimos es que vean el caso, lo verifiquen. Se nos hace una injusticia lo que están viviendo. Un día en la cárcel para un inocente es un infierno y ellos ya cumplieron nueve meses en prisión”, concluyó Sergio Torres.
©Univision.com
Commentarios