Tribunal acusa a México por abusos y desaparición de migrantes

EFE | Aug 19, 2013 | 7:35 PM
El Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP), cuyos fallos son simbólicos, recaba pruebas para enjuiciar al Estado mexicano por la criminalización y desaparición forzada de miles de migrantes en tránsito por México, indicaron fuentes del organismo no gubernamental.
“En una audiencia preliminar llevada a cabo este lunes en la sede de la Comisión de Derechos Humano”
En una audiencia preliminar llevada a cabo este lunes en la sede de la Comisión de Derechos Humanos de Ciudad de México, el jurado de la TPP escuchó los testimonios de los abusos cometidos en los últimos años contra indocumentados, principalmente centroamericanos.
Se incluyó el caso de los 72 inmigrantes latinoamericanos asesinados en agosto de 2010 en el rancho San Fernando, estado nororiental de Tamaulipas, masacre atribuida por las autoridades mexicanas a la organización criminal de Los Zetas.
"Para este Tribunal es importante abrir un expediente de cómo se criminaliza injustamente a la población inmigrante en este país", dijo durante la apertura de la audiencia Camilo Pérez Bustillo, representante de la Comisión sobre Migración, Refugio y Desplazamiento Forzado del capítulo mexicano del TPP.
De acuerdo con el abogado y activista, en los últimos años "no ha habido ninguna disminución en los índices de terror, de muerte, de violación, de secuestro, de extorsión, de robo, de mutilaciones sufridas por los migrantes que van rumbo a Estados Unidos".
"Existen violaciones sistemáticas a los derechos humanos de los indocumentados en México", aseveró a su vez Julio Moreira, de la Asociación Brasileña de Abogados del Pueblo, quien lamentó que las autoridades han hecho caso omiso del tema de las fosas clandestinas donde se arrojan los cuerpos de migrantes no identificados.
Han rescatado a varios en el desierto
Los asistentes a la sesión, cuyos resultados serán presentados el año próximo en la audiencia final, coincidieron en que las autoridades mexicanas están obligadas a defender la vida de los migrantes en tránsito y en albergues en todo el país, así como la de sus defensores.
El sacerdote y activista Alejandro Solalinde reconoció que la labor de los defensores ha sido difícil y que incluso han tenido que negociar con miembros del crimen organizado para rescatar a personas en el desierto de Sonora.
Solalinde, quien el año pasado abandonó el país a raíz de varias amenazas de muerte en su contra, reveló que ha recibido una nueva amenaza por parte de una persona que un cártel infiltró en su albergue Hermanos en el Camino.
Participaron en la sesión como juristas Jorge Bustamante, exrelator de las Naciones Unidas para los derechos humanos de los migrantes; Iver Orstavik, de la Fundación Rafto pro Derechos Humanos en Bergen, Noruega; Laura Carlsen, directora del Programa de las Américas del Center for International Policy, y José Rosario Marroquín, del Centro Pro Derechos Humanos de México, entre otros.
El TPP, fundado en 1979 y con sede en Roma, Italia, es el tribunal de conciencia contemporáneo más antiguo y está integrado por activistas, académicos, escritores e intelectuales.
©EFE
Comentarios