Egipto 'no cederá' ante los islamistas

Univision.com | Aug 18, 2013 | 10:40 AM
Comandante de fuerzas... Comandante de fuerzas...
3 Pausar Auto Play

El militar dijo que no tolerará más desafíos por parte de los hermanos musulmanes.

Se intensifica la seguridad

El general Abdel Fatah al Sisi, jefe del ejército egipcio y nuevo hombre fuerte del país, aseguró el domingo que Egipto "no cederá" ante la violencia de los islamistas durante una reunión con los principales jefes militares y de la policía. Se informó que unos 36 simpatizantes de los Hermanos Musulmanes murieron solo el domingo en una prisión del país.
“"Quien imagine que la violencia doblegará al Estado y a los egipcios debe revisar su postura, no p”
"Quien imagine que la violencia doblegará al Estado y a los egipcios debe revisar su postura, no permaneceremos nunca silenciosos ante la destrucción del país", dijo en su primera declaración tras el comienzo el miércoles de la sangrienta represión contra los partidarios del derrocado presidente islamista Mohamed Mursi, informó la Agencia France Press.
No desean el poder
Abdel Fatah al Sisi aseguró además que se respetará la voluntad de la población cuando elija a sus próximas autoridades y que el Ejército no ansía el poder, informó por su parte la agencia Efe.
"El honor de proteger la voluntad del pueblo es más importante que gobernar Egipto", dijo Al Sisi durante una reunión con altos mandos de las fuerzas de seguridad, dirigiéndose a quienes acusan a los militares de acaparar el poder en el país tras el golpe de estado que depuso a Mohamed Mursi.
Crisis por detención de islamistas
En tanto, la Agencia France Press informó que hombres armados atacaron el domingo un convoy de policía que transportaba detenidos islamistas hacia una prisión de las afueras del Cairo, y "varios de los asaltantes murieron", según la agencia oficial de prensa Mena.
Según un comunicado del ministerio del Interior, la policía "hizo frente a la situación" después de que los detenidos, pertenecientes a los Hermanos Musulmanes, trataran de escapar. Un oficial dijo inicialmente que habían disparado gases lacrimógenos, sin mencionar heridos o muertos.
Más de mil manifestantes o dirigentes de los Hermanos Musulmanes han sido detenidos en los últimos cinco días, según el ministerio.
Cancelan manifestaciones
Por otro lado, los partidarios del presidente islamista Mohamed Mursi, destituido por el ejército, anunciaron que anulaban este domingo algunas de sus manifestaciones en El Cairo "por razones de seguridad", en el quinto día de enfrentamientos con las fuerzas del orden, que han causado más de 750 muertos.
Los militantes islamistas habían anunciado nueve manifestaciones en El Cairo en el marco de "una semana contra el golpe de Estado". Yasmine Adel, portavoz de la Alianza contra el golpe de Estado, declaró a la AFP que "varias marchas han sido anuladas por razones de seguridad".
El Baradei en Viena
En tanto, el premio Nobel de la Paz egipcio Mohamed el Baradei llegó a Viena, cuatro días después de que presentara su dimisión como vicepresidente de Egipto por los últimos disturbios, informó la radio pública austríaca ORF.
Efe indicó que el exvicepresidente no quiso hacer ninguna declaración a los periodistas que le esperaban en el aeropuerto de Viena y fue escoltado por las fuerzas de seguridad austríacas hasta su domicilio en el centro de la capital.
El exdirector del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) renunció el pasado miércoles a la vicepresidencia porque, según explicó, no se veía capaz de asumir la responsabilidad de cualquier derramamiento de sangre ni de decisiones con las que no estaba de acuerdo.
El Baradei llevaba en el cargo desde el pasado 14 de julio, después del golpe de Estado militar que depuso al presidente, el islamista Mohamed Mursi, el día 3 de ese mes.
Mayor seguridad
Las fuerzas del orden egipcias intensificaron el domingo las medidas de seguridad en las inmediaciones del Tribunal Constitucional en El Cairo, adonde los islamistas pretenden llegar en nuevas marchas contra el golpe militar.
Fuentes policiales dijeron a Efe que la seguridad se ha reforzado también junto al palacio presidencial de Itihadiya, en el barrio cairota de Heliopolis, la zona donde los islamistas han convocado protestas después de la oración musulmana de las 15:30 hora local (13:30 GMT).
En esas zonas, se han desplegado vehículos blindados y barreras metálicas en calles de los alrededores.
La tensión se ha disparado
Los islamistas egipcios se preparan para participar en una nueva jornada de protestas contra el golpe militar que depuso el pasado 3 de julio al presidente Mohamed Mursi, dentro del plan para seguir movilizándose durante una semana.
La tensión se ha disparado en Egipto, donde el Consejo de Ministros tenía previsto mantener una reunión para tratar la situación del país, según la televisión estatal egipcia.
El sábado, la policía desalojó en una violenta operación una mezquita del centro de El Cairo donde se refugiaban cientos de islamistas, que tuvieron que ser protegidos de una turba de civiles exaltados que pretendían lincharlos.
Los Hermanos Musulmanes convocaron el pasado viernes una semana de manifestaciones para protestar contra el golpe militar y el desalojo violento de dos acampadas de los seguidores de Mursi en El Cairo que se cobró la vida de cerca de 600 personas.
Al menos 70 policías han muerto
En otro parte informativo, Efe indica que el número de policías muertos en los enfrentamientos en Egipto en los últimos cinco días se eleva ya a 70, informó el domingo una fuente del Ministerio del Interior a la agencia oficial Mena.
De los fallecidos desde el pasado miércoles 14 de agosto hasta el domingo 24 eran oficiales, 24 agentes, 18 reclutas que cumplían el servicio militar en la policía, tres guardias rurales y un funcionario civil del cuerpo.
El ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, aseguró que la policía "continuará con sus sacrificios para preservar la seguridad de la población".
Las autoridades no han ofrecido hasta el momento un número total de víctimas mortales desde el violento desalojo el pasado miércoles en El Cairo de las acampadas islamistas que pedían la restitución del derrocado presidente Mohamed Mursi, aunque, según las cifras ofrecidas hasta ahora superan los 800.
Por su parte, los Hermanos Musulmanes, cofradía a la que pertenecía Mursi hasta su elección como presidente, hablan de miles de muertos, aunque tampoco han ofrecido un recuento preciso.
Allanan casas de miembros de la Hermandad
En tanto, las autoridades egipcias allanaron casas de miembros de la Hermandad Musulmana el domingo en un aparente intento por debilitar al grupo antes de las manifestaciones masivas.
Bajo la bandera de una alianza anti-golpe de Estado, la Hermandad dijo que realizará una manifestación frente al Tribunal Constitucional Supremo en el sur de El Cairo el domingo más tarde. Las autoridades estacionaron vehículos blindados y tropas frente al edificio, que podría convertirse en escenario de más violencia callejera.
Los partidarios de Morsi también tienen programadas protestas en otras ciudades del país.
Más de 800 personas han muerto en Egipto desde el miércoles cuando las fuerzas de seguridad desmantelaron dos campamentos de simpatizantes de Morsi en El Cairo en un operativo que provocó fuertes enfrentamientos.
Redadas contra la Hermandad
En un intento de quebrantar los planes de protesta de la Hermandad, las autoridades realizaron redadas el domingo por la madrugada, detuvieron a funcionarios de nivel medio y miembros del grupo en varias ciudades, según funcionarios de seguridad y declaraciones de la Hermandad.
En Assiut, a 320 kilómetros (200 millas) al sur de El Cairo, 163 de los funcionarios y miembros del grupo fueron detenidos en distintas localidades de la provincia, dijeron funcionarios de seguridad, quienes agregaron que los detenidos están acusados de instigar a la violencia y orquestar ataques contra estaciones de policía e iglesias.
En la ciudad de Suez, nueve personas fueron detenidas luego de que una cámara las grabó atacando vehículos militares y tiendas de propiedad cristiana y quemando iglesias, dijeron las autoridades.
En la antigua ciudad meridional de Luxor, más de 20 directivos de la Hermandad fueron detenidos, dijeron las autoridades.
Los funcionarios hablaron a condición del anonimato porque no estaban autorizados a hacer declaraciones públicas a la prensa.
Mientras tanto, el gobierno egipcio ha comenzado las deliberaciones sobre la conveniencia de prohibir la Hermandad Musulmana, una organización que durante mucho tiempo fue ilegal y que llegó al poder en las primeras elecciones democráticas del país hace un año.
Esta prohibición, que las autoridades dicen que se ejecutará porque el grupo recurre a la violencia, desencadenaría una repetición de la lucha de poder que el Estado y la Hermandad libran desde hace décadas.
La Hermandad encara crecientes críticas públicas por la violencia en curso en Egipto. El jeque Ahmed el-Tayeb, el poderoso dirigente de la mezquita de Al-Azhar, la sede principal de aprendizaje de islam suní, emitió una declaración grabada pidiendo a los miembros de la Hermandad detener la violencia.
"Las escenas de violencia no les otorgarán ningún derecho, y el derramamiento de sangre y el caos que se propaga por todo el país tampoco les darán ninguna legitimidad", dijo el-Tayeb.
El-Tayeb apoyó el derrocamiento militar de Morsi después de que millones de personas salieron a las calles para exigir la renuncia de Morsi a la presidencia.
Egipto revisará la ayuda internacional
En tanto, Egipto va a revisar toda la ayuda internacional que recibe para comprobar si se utiliza de una manera "positiva", aseguró el domingo el ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Nabil Fahmi.
"La revisión será racional, seria y objetiva y tendrá en cuenta la dignidad egipcia", sostuvo Fahmi en una rueda de prensa, que se celebró prácticamente en paralelo al anuncio de la Unión Europea de que revisará de forma urgente sus relaciones con Egipto si no cesa la violencia, citó Efe.
"Es un paso lógico, pero ahora se hará con un énfasis especial por esas voces que dicen que retirarán la ayuda si Egipto no hace esto o lo otro", agregó el jefe de la diplomacia egipcia.
El ministro egipcio reconoció que "no son tiempos fáciles" en las relaciones de sus países con muchos de sus socios tradicionales, como Estados Unidos, pero insistió en que, aunque se escucharán las opiniones del exterior, "las decisiones son exclusivamente egipcias".
Se mostró muy crítico con lo que calificó de "contradicciones" de la comunidad internacional, "que por un lado llama a la contención del Gobierno y las fuerzas de seguridad, y por el otro guarda silencio ante la violencia antigubernamental".
"No podemos aceptar la equidistancia entre las víctimas. La comunidad internacional tiene que tomar posición ante la violencia de los dos últimos días", señaló Fahmi, quien considera que desde el viernes se ha producido "un desarrollo significativo, ya que hemos visto violencia programada en las calles, cuyo propósito es aterrorizar a los ciudadanos".
De igual forma, llamó la atención sobre la aparición de episodios de violencia entre civiles, "una de nuestras grandes preocupaciones", y la achacó a la libre circulación de armas entre la población en los últimos dos años y medio.
Finalmente, Fahmi reiteró que las autoridades están estudiando la posible disolución de los Hermanos Musulmanes, aunque no de su brazo político, el Partido Libertad y Justicia.
©Univision.com
Commentarios