Los misterios de Rafael Caro Quintero

Univision.com | Aug 17, 2013 | 2:27 PM

Su vuelo a Costa Rica, o su rancho en Chihuahua

Su liberación, además de causar polémica, abrió y reabrió muchos de los capítulos ocultos del legendario capo mexicano Rafael Caro Quintero, y precisó entre otras cosas que el gobierno mexicano negara que esto afecte su relación con Estados Unidos.
“Por ejemplo, la versión digital del periódico mexicano El Universal hace referencia al misterioso”
Por ejemplo, la versión digital del periódico mexicano El Universal hace referencia al misterioso viaje a Costa Rica que llevó al capo hasta el destino en donde habría sido capturado.
En un avión Commander 8-40 de la empresa costarricense Servicio Aéreo Costeño (SACSA) con matrícula TI-AQM Caro Quintero aterrizó en el aeropuerto internacional Juan Santamaría del país centroamericano a las 16:45 horas del domingo 17 de marzo de 1985.
Iba acompañado de Sara Cosío --su pareja—y de varios colaboradores. Llegó procedente de Mazatlán, Sinaloa. La nave estaba al mando de los pilotos costarricenses Werner Lotz y Hugo Miranda.
El Universal apunta que años después, Lotz (dueño de SACSA) purgó en Estados Unidos una condena por narcotráfico. Actualmente vive en Costa Rica.
El capo mexicano, entonces de 32 años, llegó con Cosío, de 16, supuestamente secuestrada por él. También los acompañaban los mexicanos José Albino Bazán Padilla –el más estrecho de sus subalternos--, Juan Campos, Rodrigo Soto Guerrero y Victoria Estrada.
“En Mazatlán, un funcionario de la Aduana y Migración uniformado llevó a los seis pasajeros al lugar de abordaje del avión (…) Quien contrató el vuelo (en la oficina de la empresa dijo que era para) personas muy importantes e inversionistas”, dijo el 20 de abril de 1985 Lotz, como presidente de SACSA, según un documento público.
El abogado ya fallecido José María Plá, que en su momento se encargó de la defensa de Lotz y Miranda, dijo que el vuelo costó más de cuatro mil dólares y que fue contratado por “un particular”, sin proporcionar su identidad.
Uno de los grandes misterios es el ingreso del capo y su comitiva al aeropuerto, pues ninguno apareció en registros de Migración y Aduana.
Los seis, junto a Miguel Ángel Lugo Vega, Luis Beltrán Alvarado y Juan Francisco Hernández Ochoa, fueron arrestados el jueves 4 de abril de 1985 en un operativo relámpago de la DEA, detalla El Universal.
El operativo tardó unos cinco minutos, luego de un breve tiroteo en una residencia de lujo cerca del aeropuerto.
'El Búfalo'
Por su parte, la web Animal Político informó sobre otro de los grandes misterios sobre el capo es el Rancho El Búfalo, en Chihuahua (norte del país), del que se cuentan muchas cosas como que fue el lugar donde el ejército quemó 10 mil toneladas de marihuana propiedad de Caro Quintero; que en esas tierras aún crecían plantas de la droga, así como que, tras ser liberado, el capo muy probablemente iría a visitar sus tierras.
El rancho está escondido –siempre de acuerdo al medio—detrás del pueblo de Búfalo, una localidad con el estilo del Viejo Oeste. El medio indica que el rancho jamás tuvo nombre. Enrique Camarena –el agente de la DEA de cuya muerte se acusa a Caro Quintero—se refirió al lugar como rancho El Búfalo, y por eso desde entonces se le ha llamado así.
Cuando el lugar pertenecía al llamado “Capo de Capos”, se dice que en ese rancho trabajaban unos siete mil empleados sembrando, cortando y empaquetando toneladas de marihuana, que arrojaban en cada viaje a Estados Unidos ocho millones de dólares.
Hoy en día, indica Animal Político, el rancho le pertenece a Doña Guadalupe, una residente de Búfalo a quien la alcaldía le cedió parte de las tierras del capo. “Pensamos que ahora que está libre pueda venir a reclamar sus tierras, pero ni modo. Yo no se las quité, fue el gobierno”, dice la mujer, quien aseguró que además de las tierras recibió un “tesoro” del capo: cajas con pantalones de mezclilla, medicinas, latas de atún, cobijas y un libro de medicina.
Convicción y coordinación
En tanto, el Gobierno mexicano aseguró el sábado que reciente la liberación del narcotraficante Rafael Caro Quintero, implicado en el asesinato del agente antidrogas estadounidense Enrique Camarena, no afectará las relaciones con EEUU.
"Estamos ciertos de que no la afectará"; ambos países están buscando el mismo objetivo y es que "se aplique estrictamente la ley", dijo a Efe el canciller mexicano, José Antonio Meade, desde Singapur, donde realiza una visita oficial.
El Gobierno mexicano buscará que se revise la decisión del tribunal que permitió la liberación de Caro Quintero el 9 de agosto pasado, después de que desechara varias causas en su contra, una de ellas por el secuestro y asesinato de Enrique Camarena en 1985.
"Hay plena convicción y plena coordinación alrededor de ese y otros asuntos" y por lo tanto no habrá otro impacto en la relación bilateral que no sea la de "señalar la importancia de que reforcemos coordinación y superación", afirmó.
©Univision.com
Comentarios