Botas de seguridad hechas en México protegen a miles de trabajadores en EEUU

EFE | Aug 16, 2013 | 7:16 PM
El mexicano José Luis Rodríguez Moreno es propietario de una empresa que desde hace ocho años diseña, fabrica y distribuye botas de trabajo que se hacen en México y se venden en EEUU, ganándose la preferencia de miles de trabajadores, especialmente de los hispanos.
“"Después de muchos años de esfuerzo, podemos decir con humildad y alegría que somos en EEUU la mar”
"Después de muchos años de esfuerzo, podemos decir con humildad y alegría que somos en EEUU la marca líder de botas de trabajo hechas en México. Estamos llegando a una producción de 600 pares diarios, unos 12 mil pares cada mes y seguimos creciendo", dijo a la agencia de noticias Efe el propietario de Botas CEBU.
El 70% de los consumidores de Botas CEBU son empleados del área de la construcción y el 30% restante está dividido entre trabajadores agrícolas, jardinería, fábricas, talleres mecánicos, empresas de limpieza, restaurantes y la industria petrolera, según cifras de la empresa, que tiene su fábrica en León, Guanajuato (México), y su oficina de distribución global en la ciudad de Katy (Texas).
La identificación de Rodríguez con los trabajadores de todas las áreas, especialmente con los inmigrantes que llegan a EEUU buscando prosperar económicamente, va mucho más allá de proveerles un calzado que haga su jornada más cómoda y segura.
"Mi padre creó una gran empresa de botas vaqueras en Guanajuato a finales de los años sesenta, tuvo muchísimo éxito, pero luego de su muerte en 1986, todo comenzó a decaer hasta llegar a la quiebra en 1990. En México me tocó trabajar como empleado de fábricas del calzado hasta que decidí venirme a EEUU en 1991", relató el mexicano, de 48 años.
Toda su vida ha transcurrido en el mundo de la fabricación de zapatos, y desde que se convirtió en un inmigrante más en EEUU, supo también lo que es comenzar sin nada, dormir en un colchón en el suelo y pasar serias dificultades económicas.
"Pero siempre le dije a mi esposa (Rosa del Carmen) que no quería regresar a León sin haber triunfado, me sentía en deuda con ella, conmigo y con mi padre, quien logró tanto", contó el empresario.
"Me dediqué a trabajar, comencé distribuyendo zapatos en Los Ángeles, todo lo que tenía era un celular, una camioneta del año 70 y un depósito que rentaba por 30 dólares al mes y que medía diez pies por diez pies", agregó este ingeniero industrial y de sistemas, egresado en 1989 del Tecnológico de Monterrey, y que estudió también dirección empresarial en EEUU.
Luego de probar con diferentes productos, que incluían calzados, carteras, cinturones, abrigos, sombreros y todo lo que los clientes buscaran, entendió que se estaba moviendo en la dirección equivocada, vendiendo de todo, sin ser fuerte en nada, y decidió junto a su hermano Luis Alejandro especializarse en un solo producto. Desde 2005 se han especializado en botas de seguridad, botas para el trabajo.
"Eso nos permitió estandarizar procesos en la fábrica, meterle tecnología, esmerarnos en hacer botas con una horma más amplia, una plantilla especial, diseños originales que mezclan en ocasiones el atractivo de una bota vaquera con un zapato de trabajo que protege con mucha responsabilidad y comodidad a los trabajadores", resaltó este padre de dos hijas.
Su producto se distribuye de manera directa en localidades como Dallas, Laredo, San Antonio, Houston y otras ciudades de Texas, pero también en Colorado, Illinois, California, Las Carolinas, Florida, Oklahoma y Georgia.
Este año el plan de crecimiento de Botas CEBU incluye impulsar las ventas por Internet y lograr mayor presencia en América Latina.
"En nuestra historia, más de un millón de trabajadores han comprado nuestras botas y nos sentimos muy agradecidos y comprometidos con ellos, fabricamos en León porque queremos llevar empleo a nuestra tierra, y también generamos empleo aquí con la distribución", concluyó.
©EFE
Comentarios