Llevan frutas y vegetales a congresistas como símbolo del trabajo de los inmigrantes

EFE | Aug 16, 2013 | 6:17 PM
El sudor de su frente. El fruto de su trabajo. Y uno de los tantos aportes que los inmigrantes hacen a EEUU. Grupos pro-inmigrantes en Carolina del Norte llevaron a las oficinas de dos congresistas del Estado canastas con frutas y vegetales como símbolo del trabajo que realizan en el campo los inmigrantes y solicitaron su apoyo para la reforma migratoria.
“"Estamos pidiendo a nuestros congresistas que respalden una vía a la ciudadanía para los indocumen”
"Estamos pidiendo a nuestros congresistas que respalden una vía a la ciudadanía para los indocumentados y que voten por un proyecto de ley, ya que nuestras familias y granjeros no pueden seguir esperando más", dijo Jess George, directora ejecutiva de la Coalición Latinoamericana (LAC), en la oficina del republicano Robert Pittenger.
George estuvo acompañada por miembros de las organizaciones Action NC, la Asociación de Empleados del Estado y la Coalición de Asiáticos del Sureste, quienes además visitaron hoy al congresista republicano Richard Hudson, del Distrito 8.
La agricultura es la industria más grande de Carolina del Norte y representa alrededor del 17 por ciento de la economía, con ganancias que superan los 71 billones de dólares, y es el empleador del 17% de la mano de obra del Estado.
Los inmigrantes hispanos son el 85% de los trabajadores del campo que siembran y recogen tomates, pepinos, camotes, duraznos y tabaco, los principales productos que exporta el estado al resto del país.
El congresista Pittenger, quien representa por primera vez el Distrito 9, dijo en una entrevista reciente con el semanario Qué Pasa-Mi Gente en Charlotte, que "apoyaría la regularización de los once millones de indocumentados, pero no un camino a la ciudadanía".
"Me gustaría que salieran de las sombras, tener la información personal acerca de ellos, tomar sus huellas dactilares, saber quiénes son, porque se debe identificar quiénes están dentro del país, y entonces establecer bases legales para que permanezcan aquí, darles algún tipo de visa para que puedan trabajar", dijo Pittenger.
Pero el republicano no se encontraba en su oficina ayer cuando le acercaron la canasta, pero representantes de su oficina dijeron a la agencia de Efe que el representante está abierto a la "discusión y diálogo" con respecto al tema migratorio, aunque "ahora estaba concentrado en la seguridad nacional".
"Nuestros agricultores están desesperados porque de no pasar este año una reforma migratoria a nivel federal, una de cada cinco granjas en el estado cerraría y, a la final, serían los consumidores los que perderían", enfatizó George.
©EFE
Comentarios