Obispos de Iowa piden consideraciones especiales para indocumentados

EFE | Aug 16, 2013 | 11:49 AM

Respaldo a la reforma migratoria

DENVER - Denver - Los obispos católicos de Iowa pidieron  “consideraciones especiales” para los inmigrantes indocumentados y que la reforma migratoria incluya medidas que, además de proteger la frontera, favorezcan la unidad familiar y el respeto a los derechos y la dignidad de las personas.
“¿Crees que su opinión pueda influir ante el Congreso? Opina en nuestro Foro.”
En su comunicado, los cuatro obispos de Iowa expresaron su respaldo a una reforma migratoria que incluya la posibilidad de que los ahora indocumentados lleguen a ser ciudadanos estadounidenses y que se base en un sistema “digno para los trabajadores y justo para los empleadores”.
Las declaraciones de los religiosos se difundieron un día después de que el secretario de estado de Iowa, Matt Schultz, revelase que llegó a un acuerdo con las autoridades nacionales para acceder a bases de datos federales para verificar la situación migratoria de los votantes en este estado.
Además, uno de los congresistas de Iowa, Steve King (republicano), realizó hace pocos días unos polémicos comentarios sobre los inmigrantes y se expresó en numerosas ocasiones en contra de la reforma migratoria, a la que califica de “amnistía”.
Los obispos, por su parte, consideran que muchos de los inmigrantes que ahora están en Estados Unidos “fueron forzados a dejar sus hogares y sus países para proveer incluso las necesidades más básicas para ellos y para sus familias”.
“La desesperación de esas circunstancias no se corresponde con el inusual período (a veces hasta quince años) que deben esperar para que el actual sistema procese su pedido de visas”, dijeron los obispos Michael Jackels (Dubuque), Walker Nickless (Sioux City), Martin Amos (Davenport) y Richard Pates (Des Moines) en su documento.
Los religiosos reconocieron que los católicos pueden estar en desacuerdo “sobre los límites de la justicia en cuanto a ciertos enfoques específicos de la reforma del sistema migratorio”, pero, agregaron, no deben existir desacuerdos entre las personas de fe sobre el mandamiento de recibir al extranjero ni sobre el respeto a la dignidad de cada persona.
'Equidad y compasión'
Por eso, pidieron que los católicos de Iowa se comuniquen con sus congresistas para pedirles que encuentren “una solución a este problema basada en equidad y en compasión” y “consistente con los principios de la justicia”.
Los obispos basaron su pedido en el hecho de que un alto porcentaje de residentes de Iowa deben recordar que ellos mismos son descendientes de inmigrantes que llegaron a la zona a mediados del siglo XIX, especialmente desde Escandinavia y Holanda.
En la actualidad, según el censo, el 4.2 por ciento de los tres millones de habitantes de Iowa son extranjeros, la mayoría hispanos llegados durante las últimas tres décadas.
©EFE
Comentarios