Un mexicano ayudó a descubrir al olinguito

Notimex | Aug 16, 2013 | 8:01 AM

Olinguito, nueva especie de carnívoro

Un equipo de científicos del Instituto Smithsoniano de Estados Unidos, que incluye al genetista mexicano Jesús Maldonado, anunció el descubrimiento de una nueva especie de carnívoro, el olinguito, pariente de los mapaches.
“Opina sobre esta nota en nuestros foros .”
El olinguito, clasificado como Bassaricyon neblina, se asemeja a un cruce entre un gato doméstico y un osito de peluche, y es el miembro más reciente de la familia Procyonidae, junto con los mapaches, coatíes, kinkajúes y olingos.
“Mi trabajo fue confirmar, usando métodos genéticos novedosos, las diferencias genéticas entre los olingos y los olinguitos”, dijo Maldonado, nacido en el Distrito Federal y graduado con un doctorado en Biología de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).
Complicado identificar al olinguito
Maldonado, quien se fue de México tras concluir la escuela secundaria, señaló que el procedimiento para detectar las diferencias tomó mucho tiempo y requirió estudios morfológicos complejos a través de un equipo de ocho investigadores.
“Tuvimos que hacer extracción de ADN de los cráneos de especies de olingos (...) Es un procedimiento bastante sensible, que me ayudó a confirmar las diferencias. Es un hallazgo muy importante”, destacó.
El olinguito pesa menos de un kilogramo, tiene ojos grandes, pelaje marrón rojizo, es endémico de los bosques de neblina de Colombia y Ecuador, de allí su nombre científico.
Cabe destacar que se trata de la especie más nueva de la orden Carnívora y el primero que se descubre en el continente americano en los últimos 35 años.
“El descubrimiento nos demuestra que el mundo todavía no ha sido explorado por completo; sus secretos más básicos no han sido revelados aún”, dijo Kristofer Helgen, curador de mamíferos en el Museo Nacional de Historia Natural del Smithsoniano y líder del equipo.
Más de 10 años de investigación
Su descubrimiento requirió más de una década como parte de una investigación cuyo objetivo original era descifrar cómo reconocer varias especies de olingos y cuál es su distribución, cuestiones que habían sido poco claras para los científicos durante mucho tiempo.
Los registros de campo indicaron que habita un área muy específica de los Andes norteños entre los mil 500 y los 2 mil 750 metros sobre el nivel del mar, altitudes mucho mayores que las de las especies conocidas de olingos.
“Tenemos la esperanza de que el olinguito sirva como especie embajadora de los bosques de neblina de Ecuador y Colombia, para llamar la atención del mundo hacia estos hábitats cruciales”, dijo Helgen.
Aunque habían sido clasificados erróneamente, los especímenes han estado en los museos por más de 100 años y al menos un olinguito de Colombia fue exhibido en varios zoológicos de Estados Unidos en las décadas de 1960 y 1970.
Maldonado señaló que trabaja en otros proyectos con especies en peligro de extinción en América Latina, incluida una colaboración con científicos mexicanos que estudian murciélagos, nutrias y venados usando las mismas técnicas de ADN empleadas en el caso del olinguito.
©Notimex
Comentarios