Choques entre partidiarios y opositores de Mursi en Alejandría

EFE | Aug 15, 2013 | 11:46 AM

Impera el caos

Choques entre partidarios y opositores del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi estallaron durante las protestas de los islamistas en la ciudad de Alejandría, en el norte de Egipto, informó la televisión estatal. Al menos cuatro personas han resultado muertas y cinco heridas como saldo de estos nuevos enfrentamientos.
“¿Cómo detener el caos en Egipto? Comenta en los Foros de Univision.”
Los enfrentamientos comenzaron en el barrio de Victoria, hacia donde se dirigió una marcha organizada por los Hermanos Musulmanes desde la mezquita del distrito de Sidi Bishr, después del rezo del mediodía.
Según la agencia de noticias estatal Mena, en los choques los contendientes emplearon piedras y hubo un tiroteo. Los opositores a Mursi llevaban fotografías del jefe del Ejército, Abdel Fatah al Sisi.
Los islamistas también intentaron alcanzar la iglesia de los Dos Santos, que en la Nochevieja de 2011 fue objetivo de un atentado, en el que una veintena de personas falleció, aunque los partidarios del Ejército se lo impidieron.
Entretanto, se celebraron los funerales de 25 personas que perdieron la vida en los disturbios ayer en la ciudad.
La cadena estatal agregó que en estos momentos hay miles de seguidores de la Hermandad en el paseo marítimo de la ciudad, donde claman venganza por las muertes de ayer.
El Ministerio de Sanidad informó de que al menos 525 personas perecieron y 3,717 resultaron heridas en los disturbios del miércoles en todo Egipto desencadenados tras la operación policial lanzada para desmantelar las acampadas de los islamistas.
ONU pide un alto al desastre
La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, pidió a todas las partes en Egipto que den un paso atrás para salvar al país del desastre tras una jornada sangrienta que ha dejado cientos de muertos y heridos.
"Deploro la pérdida de vidas y pido a todos en Egipto que busquen una solución fuera de la violencia. Urjo a la autoridades egipcias y a las fuerzas de seguridad que actúen con la máxima moderación", dijo Pillay en una declaración difundida en Ginebra, donde su organismo tiene su sede.
La alta comisionada indicó que existen informaciones sobre una escalada de la violencia a medida que las fuerzas de seguridad avanzaron para arrasar los asentamientos que habían levantado miembros de los Hermanos Musulmanes en El Cairo.
Fuentes gubernamentales han informado de la muerte de más de 500 personas, pero los Hermanos Musulmanes han asegurado que los fallecidos llegan a 2.000.
"El número de personas muertas o heridas, incluso teniendo en cuenta las cifras oficiales muestran un excesivo, incluso extremo, uso de la violencia contra los manifestantes. Debe haber una investigación independiente, imparcial, efectiva y creíble sobre la conducta de las fuerzas de seguridad", reclamó Pillay.
Exigen justicia
Agregó que cualquier persona que sea encontrada culpable de estos comportamientos debe ser juzgada.
"Las fuerzas de seguridad en Egipto se rigen por el estado de derecho y deben respetar de forma plena los derechos humanos, incluyendo los derechos a la libertad de expresión y de reunión pacífica", afirmó.
La alta comisionada también consideró que los ataques a los edificios públicos y lugares de culto también son "extremadamente preocupantes", y que los responsables de éstos actos deben ser llevados igualmente ante la Justicia.
Pillay sostuvo que estos dramáticos sucesos son una señal de que Egipto se está convirtiendo en un país "peligrosamente polarizado".
"La violencia y la incitación a ella desde cualquier bando no son una respuesta a los retos de Egipto. Lo que es necesario es una genuina y completa reconciliación", agregó.
Asimismo, Pillay instó a que todas aquellas personas privadas de su libertad sean tratadas de una forma humana y se les ofrezcan garantías legales.
©EFE
Comentarios