Horacio Cartes juró como presidente de Paraguay

Univision.com | Aug 15, 2013 | 12:36 PM

Declaró la guerra a la pobreza

El magnate tabacalero Horacio Manuel Cartes Jara, de 57 años y afiliado del derechista Partido colorado, juró el jueves en el Congreso como nuevo presidente de Paraguay para gobernar hasta 2018.
“La biblia de tapa negra sobre la que posó su mano izquierda al pronunciar la frase "Sí, juro", fue”
La biblia de tapa negra sobre la que posó su mano izquierda al pronunciar la frase "Sí, juro", fue sostenida por Sofía, una de sus hijas, informó The Associatd Press.
El senador Julio César Velázquez del oficialista Partido Colorado y titular del Congreso, dirigió la ceremonia de juramentación para luego entregar los atributos del poder: la banda de gobernante con los colores de la insignia nacional rojo, blanco y azul, además del bastón de mando elaborado con cedro e incrustaciones de oro.
"Declaro en este solemne acto que nuestra decisión es ganar cada batalla de la guerra que hoy declaramos a la pobreza en el Paraguay, para que haya pan y trabajo en cada hogar", expresó el nuevo jefe de Estado en una parte de su mensaje.
Agregó que "no estoy en política para cuidar una carrera ni enriquecer un patrimonio. Estoy en política para servir a mi pueblo, mejorar el futuro de las nuevas generaciones y atesorar nuestra identidad como pueblo libre, independiente y soberano".
En otro momento, reconoció la solidaridad de diferentes naciones de la región y de Europa que permiten el ingreso de paraguayos buscando el trabajo que no encuentran en su país.
Entre los asistentes se encontraban los mandatarios de Argentina, Brasil, Uruguay y Chile junto con el príncipe Felipe de Borbón.
Al terminar el ritual católico en la catedral de Asunción, la argentina María Montaña, separada pero no divorciada de Cartes desde hace ocho años, anunció haber asumido el jueves el cargo honorífico de Primera Dama dedicado a acciones caritativas.
"Siempre hice caridad pero mantuve perfil bajo. Incluso en muchos lugares por donde me movilizo nadie me conoce", dijo al canal 4.
La pareja tiene tres hijos: Juan Pablo de 28 años, Sofía de 25 y Sol de 16.
La despedida de Federico Franco
El nuevo mandatario asumió el poder unos cuarenta minutos después de que se despidiera el presidente saliente Federico Franco.
"Asumí como correspondía la presidencia (el 22 de junio de 2012). No busqué esa situación, pero tampoco rehuí el deber que me imponía la carta magna", dijo Franco, citó The Associated Press.
Franco había reemplazado al ex obispo católico Fernando Lugo, destituido en juicio político en el Senado.
"Dejo el gobierno con tranquilidad de conciencia. Me retiro al seno de mi hogar sin rencores hacia aquellos que me propinaron agravios. Sólo el tiempo se encargará de develar la verdad", expresó.
Lugo, actual senador, estuvo presente en la ceremonia.
Un extenso comunicado de la coalición izquierdista Frente Guasú liderada por el ex clérigo, entregado a The Associated Press, destacó que "todo indica que, por origen y por acción concreta -hasta el momento- el gobierno de Cartes favorecerá los intereses de los terratenientes, sojeros y ganaderos, los intereses de especuladores, de grandes y multimillonarios contrabandistas, de explotadores y violadores de leyes de protección laboral y ambiental".
Las expectativas
Unas 10 mil personas se reunieron en los alrededores del palacio de gobierno para seguir la asunción de Cartes.
Romina Salinas, una mujer de 45 años, dijo a la AP que "Cartes hizo muchas promesas pero me interesa la gratuidad de la salud, que no pidan dinero los médicos para que nos atiendan y que haya medicamentos para los tratamientos".
Sobre el tema, en breve conferencia de prensa, el ministro de Salud Pública Antonio Barrios, médico de cabecera del jefe de Estado, anunció que "haremos una campaña intensa aclarando conceptos de gratuidad y de universalidad. Hay cosas que tal vez no tengan costos pero otros servicios sí los tendrán".
Parafraseó al papa Francisco
El ahora presidente de Paraguay parafraseó al Papa Francisco en su discurso de toma de posesión, al desafiar a los jóvenes a que "armen lío" en caso de que incumpla sus promesas electorales, informó por su parte Notimex.
"Ya no les puedo pedir paciencia, les pido sana rebeldía. Si este presidente no cumple, hagan lío; hagan lío, jóvenes. Ustedes son el futuro", dijo Cartes en su primer mensaje a la Nación, según reportó el portal digital del diario ABC Color.
El mandatario parafraseó de esta forma al Papa Francisco, quien en la pasada Jornada Mundial de la Juventud que se celebró en la ciudad brasileña de Río de Janeiro llamó a los jóvenes católicos a "armar lío" para hacer los cambios que requiere la sociedad.
En su discurso de posesión, Cartes prometió además a los jóvenes acceso a la salud, educación y, por sobre todo, oportunidades para su futuro.
"La tercera edad dejará de ser un lenguaje poético. La tercera edad es una materia pendiente del gobierno. Si algo tocaba mi corazón era ver a personas de la tercera edad que no tenían derecho a sentir esperanzas", mencionó.
En materia de política internacional, Cartes agradeció a sus colegas de Argentina, Cristina Fernández, y de Brasil, Dilma Rousseff, por sus "esfuerzos para reencauzar las relaciones entre los países" tras la crisis suscitada el año pasado.
Controvertido y millonario
En otro parte informativo, The Associated Press indica que el Partido Colorado, que fuera el principal sostén político del dictador Alfredo Stroessner durante 34 años, regresó al poder de la mano del multimillonario Horacio Cartes, un novato en la política y próspero empresario que ha prometido usar su capacidad gerencial y su visión en los negocios para atraer inversión extranjera y generar empleos en un país asolado por la pobreza.
Cartes fue elegido en medio de acusaciones que dicen que el éxito en sus negocios y empresas, un conglomerado de unas 20 compañías que proveen unos 3,500 empleos y en sectores tan diversos como la producción de carne, tabaco, refrescos y un banco, obedece al lavado de dinero, al contrabando de cigarrillos, al narcotráfico y al crimen organizado; acusaciones que él ha negado en repetidas ocasiones, algunas de las que salieron a la luz pública cuando Wikileaks publicó una serie de cables secretos enviados por las embajadas de Estados Unidos al Departamento de Estado.
Su campaña política se centró en combatir la pobreza implementando políticas de inversión favorables al sector privado para generar empleo. Se afilió al Partido Colorado en 2009 y año y medio después la agrupación modificó su reglamento interno que establecía que para presentarse como candidato a presidente cualquiera de sus miembros debía haber militado en el movimiento durante 10 años.
"Vimos que Cartes era la mejor opción que teníamos para retornar al poder porque venía de afuera de la política, con grandes éxitos en los negocios y creímos que ayudará a disminuir la pobreza", dijo a The Associated Press el político Mario Arzamendia, quien el 15 de enero de 2011 pidió a ese partido cambiar los estatutos para que el empresario se pudiera postular.
Comparado con Lugo
La única similitud que Cartes tiene con Fernando Lugo, presidente que fue destituido por el Congreso el año pasado tras haber perdido su apoyo, es que ninguno de los dos son políticos de carrera. Por lo demás, la imagen del empresario es diametralmente opuesta a la de Lugo, un ex obispo católico que calzaba sandalias.
Cartes ganó las elecciones con el 46 por ciento de los votos frente al liberal Efraín Alegre, que obtuvo 37 por ciento de los sufragios. Se trató de una diferencia de 211,839 votos en una elección en la que participaron unos dos millones 400 mil de votantes.
A sus 57 años, Cartes sólo había votado en elecciones locales y sólo sufragó en unas elecciones generales cuando se postuló a la presidencia. Según dijo en una rueda de prensa, carecía de interés en la política nacional porque "era lo mismo de siempre", en alusión a la las acusaciones de violaciones a los derechos humanos, corrupción estatal, clientelismo y prebendas.
Con el sonoro slogan "Nuevo rumbo", Cartes evitó involucrarse en polémicas con los demás candidatos y enfatizó que era "hora de dejar atrás la vieja política y el odio entre paraguayos".
Durante la campaña presidencial fue parco en sus discursos y su plataforma prometía crear " unos cinco mil puestos de trabajo", diciendo que numerosas empresas extranjeras estaban listas a instalarse en Paraguay, incluyendo algunas ensambladoras de partes de automóviles asiáticas.
©Univision.com
Commentarios