Rubio advierte que Obama podría actuar por su cuenta si no hay reforma migratoria

Univision.com | Aug 13, 2013 | 7:39 PM

Integrante del Grupo de los Ocho teme que al no actuar la Cámara de Representantes se active el Plan B

Uno de los integrantes del Grupo de los Ocho que redactó el plan de reforma migratoria S. 744, que a finales de junio aprobó el pleno del Senado, advirtió el martes que si la Cámara de Representantes no actúa el presidente Barack Obama puede actuar por su cuenta y legalizar a millones de indocumentados.
“El Senador Marco Rubio (republicano de Florida) dijo en el programa de radio “The Morning Show wit”
El Senador Marco Rubio (republicano de Florida) dijo en el programa de radio “The Morning Show with Preston Scott", que se emite en Tallahassee, norte de Florida, que “si no pasa nada en el Congreso este presidente se verá tentado a emitir una orden ejecutiva como lo hizo con los niños de (la ley) DREAM Act hace un año, en la que básicamente legaliza a 11 millones de personas de un plumazo".
La posibilidad de que Obama firme una orden de tipo ejecutivo si el Congreso no aprueba la reforma migratoria fue ventilada a mediados de julio, cuando se filtró la existencia de un Plan B de la reforma migratoria. La negativa del liderazgo republicano de la Cámara de debatir un proyecto como el del senado y a cambio fraccionar el plan, puso en alerta a las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes, a la bancada demócrata y a la Casa Blanca.
El presidente de la Cámara, John Boehner (republicano de Ohio), dispuso además que ninguna iniciativa será enviada al pleno sin el respaldo de la mayoría de la mayoría (regla Hastert), es decir 118 de los 234 votos con que cuenta la oposición.
Los escenarios
Con estos datos en cuenta asomaron nuevos escenarios posibles. El primero, que quienes apoyan la reforma migratoria cedan y permitan que la ciudadanía sea sólo para algunos indocumentados; el segundo, que suelten la ciudadanía y amarren la residencia para legalizar a la mayoría de los indocumentados.
La Casa Blanca y los demócratas insisten en el Plan A, la propuesta del Senado, y no han mencionado en público otras alternativas porque en este debate nadie se atreve a asumir derrotas antes de tiempo. Tampoco anticipar victorias.
El congresista Joe García (demócrata de Florida) aseguró en julio a UnivisionNoticias.com que entre 60 y 70 republicanos de la Cámara “apoyan” un plan de reforma migratoria como el del Senado.
Esos votos, sumados a los 195 demócratas, sobrepasan los 218 mínimos necesarios para que una ley pase en el pleno, pero la decisión de Boehner de la mayoría de la mayoría detiene una votación del pleno.
La semana pasada el también demócrata, Luis Gutierrez (Illinois), dijo que había entre 40 y 50 republicanos dispuestos a respaldar un plan de reforma migratoria como el proyecto del Senado.
Otro plan alternativo es la aprobación de varios planes de reforma migratoria en la Cámara, escenario que plantea dos caminos: una reforma con vía a la ciudadanía y otro sin ciudadanía pero con una vía de legalización. Los escenarios son complejos y todavía están siendo dibujados en Washington D.C.
Nadie cede
Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, sostuvo a mediados de julio que la vía legislativa está vigente y debe ser agotada. Pero advirtió que la condición impuesta por Boehner, “aquella de la mayoría de la mayoría” permanece en pie y ello permite anticipar que se “está lejos de un resultado” en corto tiempo.
La analista republicana, Helen Aguirre, dijo también en julio a Ubnivision.com que la reforma migratoria de la Cámara de Representantes no incluirá, ni la residencia ni la ciudadanía para los indocumentados, sino sólo una vía de legalización para ciertos indocumentados, advertencia que desató las versiones del Plan B.
Rubio señaló en sus declaraciones que de no actuar el Congreso, la alternativa sería una legalización sin seguridad fronteriza o un sistema de E-Verify, como el plan aprobado por el Senado.
El proyecto S. 744 incluye una vía de legalización para indocumentados que demuestren estar en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales. Los favorecidos entrarán en un estado de inmigrante provisional por 10 años antes de pedir la residencia. Tres años después serán elegibles para gestionar la ciudadanía.
The Associated Press dijo la Casa Blanca cuestionó los comentarios de Rubio. El portavoz Bobby Whithorne señaló que el presidente no haría lo que dijo el senador (legalizar a los indocumentados) y apuntó que “la única solución a este problema es que el Congreso arregle el estropeado sistema de inmigración al aprobar una reforma integral".
Mientras se barajan los escenarios, el Grupo de los Siete estaría ultimando detalles de un plan que será entregado la segunda semana de septiembre. La propuesta incluye un camino de legalización para indocumentados que se declaren culpables de violar leyes de Estados Unidos y entren en un estado de probatoria por cinco años. Al término de ese plazo podrán pedir la residencia que demorará cinco años en llegar a sus manos. Cinco años más tarde podrán pedir la ciudadanía.
©Univision.com
Comentarios