Registros de la policía de Nueva York violan la Constitución, sentencia jueza federal

Univision.com | Aug 12, 2013 | 1:13 PM

SIGUIENTE:

Una jueza en Nueva York dictaminó que la práctica del ‘Para y Revisa’ o ‘Stop and Frisk’ viola los derechos constitucionales de los ciudadanos, y especialmente de las minorías

Dictamen incluye el nombramiento de un abogado para verificar el cumplimiento de la orden

NUEVA YORK  - Una jueza federal dictaminó el lunes que la práctica de detenciones y cacheos de la policía de Nueva York conocida como Parar y Registrar (Stop and Frisk) en zonas habitadas mayoritariamente por minorías, es inconstitucional.
“La magistrada Shira Scheindlin señaló en el fallo que entre enero de 2004 y junio de 2012 se produ”
La magistrada Shira Scheindlin señaló en el fallo que entre enero de 2004 y junio de 2012 se produjeron 4.4 millones de episodios de este tipo, 83% de los cuales afectaron a negros e hispanos, y en más de la mitad de las ocasiones la persona fue cacheada, reportó la agencia Efe.
Scheindlin nombró a un abogado para supervisar el acatamiento de su decisión.
La sentencia, comunicada el lunes, supone un duro golpe para una de las prácticas más discutidas en materia de seguridad del actual alcalde neoyorquino, Michael Bloomberg, bajo cuyo mandato la delincuencia se ha reducido notablemente, especialmente los asesinatos, que en 2012 llegaron a su nivel más bajo desde que se realizan estadísticas.
Detalles del dictamen
El fallo de Scheindlin tiene 195 páginas y en una de sus partes la jueza destacó que 8,8 de cada diez personas detenidas no fueron arrestadas ni multadas, y que en solo un 1,5 % de los registros se encontró un arma.
Con estos datos en cuenta, Scheindlin consideró que la práctica supone una violación de dos enmiendas a la Constitución de Estados Unidos, la Cuarta, que protege a los ciudadanos contra búsquedas y confiscaciones más allá de lo razonable por parte de las autoridades, y de la 14, que garantiza la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.
El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ya había vetado a finales de julio una propuesta de ley impulsada por el Concejo de la ciudad con el objetivo de supervisar a la Policía y evitar las detenciones y cacheos que se realizan por un perfil racial, especialmente a afroamericanos y latinos.
Celebran el fallo
Líderes políticos y comunitarios de Nueva York celebraron el fallo. "Pone en evidencia lo que sabemos desde hace tiempo, que demasiados jóvenes (negros y latinos) son detenidos en las calles de Nueva York de manera inconstitucional, algo que debe parar", dijo la aspirante a la alcaldía, Christine Quinn en un comunicado de prensa.
"La práctica de detener y cachear -stop and frisk- a nuestros jóvenes ha fracturado la confianza de las comunidades en la Policía y este fallo pone en evidencia lo que ya sabíamos que ocurría en la ciudad", lamentó, por su parte, el concejal Ydanis Rodríguez citado por Efe.
El senador estatal Adriano Espaillat destacó que esa práctica policial no ha hecho que las comunidades sean más seguras y lamentó que, en cambio, puso en el punto de mira a muchos jóvenes "que no hicieron nada malo".
La organización "Comunidades Unidas por la Reforma de la Policía" dijo en un comunicado que la decisión supone una victoria en favor de los derechos constitucionales y de la seguridad de los ciudadanos de Nueva York.
La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) celebró el nombramiento del supervisor federal odenado por Scheindlin para supervisar el cumplimiento del dictamen.
Bloomberg apelará
En una conferencia de prensa unas pocas horas después del dictamen, Bloomberg prometió apelar. "No pensábamos recibir un juicio justo", dijo el alcalde. "Y esta decisión confirma tal sospecha".
El comisionado de la policía de Nueva York, Raymond Kelly, dijo que la noción de que su departamento apela al etiquetado racial es "temerariamente falsa".
Durante años, los jefes policiales han sido advertidos de que los agentes violaban derechos, pero de todos modos mantuvieron e intensificaron "políticas y prácticas que como era de esperar produjeron aun violaciones más extendidas a la Cuarta Enmienda", escribió la magistrada.
También citó violaciones a la protección que acuerda la Cuarta Enmienda constitucional contra la inspección e incautación irrazonables.
"Demasiada gente en la ciudad de Nueva York ha sido privada de esta libertad básica con demasiada frecuencia", agregó. "La práctica del Departamento de Policía de NY de parar gente sin sospecha razonable ha sido tan generalizada y persistente, para convertirse no solamente en una práctica operativa estándar, sino también en un hecho cotidiano en algunos vecindarios de la ciudad de Nueva York".
Cuatro hombres demandaron al departamento en 2004 aduciendo que habían sido cacheados injustamente por pertenecer a minorías. La jueza Scheindlin emitió su fallo después de un juicio de 10 semanas que incluyó testimonios de jefes policiales y una decena de personas -entre ellos una mujer- que dijeron haber sido parados injustamente debido a su raza.
Batalla de meses
En septiembre del año pasado líderes hispanos y afroamericanos solicitaron la aprobación de una reforma legislativa del Departamento de Policía de Nueva York pidiendo que se aprobara una ley para enmendar el código administrativo de la ciudad. La iniciativa proponía cuatro normas: requerir que la Policía notifique la razón de la detención y obtenga prueba de consentimiento del individuo que va a registrar, que las detenciones no se hagan por perfil racial o de odio, que los policías se identifiquen y que se establezca una oficina del inspector general con el fin de proporcionar supervisión independiente de NYPD.
La táctica policial de Parar y Registrar (Stop and Frisk), señalan sus detractores, no cumple su objetivo de una ciudad más segura, sino que —por el contrario— está incrementando la desconfianza de la comunidad en la Policía, especialmente entre los jóvenes latinos y afroamericanos.
En 2011 se hicieron cerca de 700 mil cateos en la ciudad de New York, reportó Huffington Latino. En el primer trimestre del 2012 aumentó a 203,500 en comparación a los 183,326 en el mismo periodo del 2011, de acuerdo a cifras del propio departamento de Policía.
En mayo del año pasado la Unión de Libertades Civiles de New York (NYCLU) reveló en un informe que el número de cateos y registros de la policía durante el 2011 fue de 685,724 comparado con los 97,000 practicados en el 2002, año en que Michael Bloomberg asumió como alcalde de New York.
©Univision.com
Comentarios