Hallan cuatro cuerpos en Connecticut, tras caída de avioneta

Univision.com | Aug 10, 2013 | 11:59 AM

SIGUIENTE:

El piloto de la aeronave no hizo ninguna llamada de emergencia al aeropuerto antes del accidente.

Exejecutivo de Microsoft y su hijo, entre las víctimas

Un ex ejecutivo de Microsoft y su hijo adolescente fueron identificados entre los cuatro muertos en el lugar donde una avioneta se estrelló en un barrio residencial en Connecticut, dijeron las autoridades y un familiar de la víctima el sábado.
“Bill Henningsgaard y su hijo Maxwell viajaban a la costa este del país para visitar universidades,”
Bill Henningsgaard y su hijo Maxwell viajaban a la costa este del país para visitar universidades, y Connecticut era parte del itinerario, indicó el hermano del ex ejecutivo, Blair Henninsgaard, según informó The Associated Press.
El subjefe de bomberos de East Haven dijo que durante la noche se extrajeron cuatro cadáveres: Los otros dos pertenecen a dos personas que estaban en una de las dos casas que embistió la avioneta, cerca del aeropuerto Tweed de Nueva Haven donde intentaba aterrizar.
Poco antes del mediodía del viernes, la avioneta se estrelló contra las dos casas: El ala izquierda de la aeronave se incrustó en una de las viviendas y el ala derecha en la otra.
Las autoridades habían dicho antes que dos niños de una de las casas estaban desaparecidos, de 13 y 1 año de edad.
La familia se enteró de que se trataba de la avioneta de Bill Henningsgaard por el número en la cola, dijo el hermano.
Bill Henningsgaard era miembro de Social Venture Partners, una fundación basada en Seattle que ayuda a construir comunidades. La organización presentó sus condolencias a su esposa y las dos hijas de la pareja, indica la AP.
"Hay centenares de historias sobre Bill; cómo daba todo de sí, cómo nunca se rendía. Realmente estaba dedicado a esta comunidad, con alma, corazón y vida", señaló la fundación en un mensaje publicado el viernes en su portal de internet.
Sigue la búsqueda
El viernes por la noche, funcionarios de diversas agencias aún estaban en el lugar del accidente tratando de determinar cuántas personas habían muerto. En algún momento se pensó que las víctimas eran seis.
Después del accidente, el gobernador Dannel Malloy informó que los rescatistas habían divisado dos cuerpos, incluso el de un adulto. La búsqueda se concentraba en el sótano de una de las dos viviendas.
El alcalde Joseph Maturo dijo que las casas eran inestables y que no se había completado la búsqueda.
El avión de 10 plazas, Turbo Commander 690B de Rockwell International, despegó del Aeropuerto Teterboro en Nueva Jersey y se estrelló a las 11:25 de la mañana, informó la Administración Federal de Aviación.
Lori Hoffman-Soares, administradora del Aeropuerto Tweed, dijo que el piloto estaba en comunicación con los controladores aéreos y que no había declarado ninguna emergencia.
"Todo lo que sabemos es que se perdió en la aproximación y siguió su curso", dijo.
En abril del 2009, Henninggaard piloteaba una avioneta de Astoria a Seattle cuando el motor se paró y trató de planear al aeropuerto. Según reveló diez días después en un blog, el avión se precipitó al río Columbia después de un descenso terrible de cinco minutos. El y su madre, ex alcaldesa de Astoria, treparon a un ala y fueron rescatados.
Estimaban hasta seis víctimas
El viernes, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) informó que se creía que entre cuatro y seis personas murieron cuando la avioneta cayó en un vecindario de clase trabajadora de Connecticut, donde incendió dos viviendas.
La avioneta multimotor de hélice había despegado del Aeropuerto Teterboro en Nueva Jersey. Al desplomarse chocó contra las viviendas a unas cuadras del Aeropuerto Tweed en New Haven cuando iba a aterrizar este viernes por la mañana.
David Esposito, vecino del lugar, dijo a la agencia AP que escuchó un ruido fuerte y entonces un golpe. El testigo agregó dijo que una mujer "estaba gritando que sus hijos estaban atrapados".
La madre de los niños intentó entrar en la casa junto con un vecino para rescatar a sus hijos, pero la intensidad del incendio lo impidió.
Previamente el jefe de bomberos de East Haven, Douglas Jackson, señaló a los medios locales su temor por "un mal desenlace".
La gerente del aeropuerto de Tweed, Lori Hoffman-Soares, dijo que el piloto, que había estado en comunicación con el control de tráfico aéreo, no dio ninguna señal de alarma.
"Todo lo que sabemos es que le falló el aterrizaje y siguió de largo", afirmó.
©Univision.com
Comentarios