Quién es quién entre las figuras republicanas en el debate migratorio en la Cámara Baja

Univision.com | Aug 06, 2013 | 7:21 PM

America’s Voice saca sus conclusiones y pinta el escenario de la reforma en la Cámara de Representantes

WASHINGTON, D.C. -  El Congreso estará en receso hasta el 9 de septiembre y durante las próximas semanas activistas y diversos sectores pro reforma migratoria presionarán a los congresistas, sobre todo republicanos, en sus distritos. Intentarán persuadirlos para que la Cámara de Representantes permita un voto de un plan de reforma con una vía a la ciudadanía que ya tiene el apoyo de una mayoría de los congresistas. Sin embargo, no se presenta todavía porque el liderazgo republicano insiste en que sólo llevará al pleno un proyecto que tenga el apoyo de una mayoría de la mayoría.
“La presión estará sobre un centenar de congresistas republicanos persuasibles.”
La presión estará sobre un centenar de congresistas republicanos persuasibles. Estas son algunas de las figuras centrales en el debate.
John Boehner (OH-8)Como presidente de la Cámara de Represetantes, Boehner es uno de los que tomará la decisión final sobre qué proyectos de ley son votados, de tal manera que en sus manos está el futuro de la reforma migratoria. Boehner ha dicho que se va a adherir a la “regla Hastert”, lo que significa que no llevará ningún proyecto de ley al pleno a menos que una mayoría de los republicanos de la Cámara vote por ello, aun si el proyecto tiene amplio apoyo bipartidista. Pero él ha roto dicha regla en otros proyectos que han tenido una mayoría bipartidista. Muchos en su fracción política lo están presionando a no tomar acción porque su partido está dividido en el tema migratorio. ¿Puede el pueblo estadounidense presionarlo aún más?
Paul Ryan (WI-1)Es una estrella en ascenso en su partido, ex nominado vicepresidencial (y probablemente futuro candidato presidencial), y partidario de una vía a la ciudadanía. Ryan ha dicho que una vía a la ciudadanía podría ser aprobada en la Cámara si se le permitiera votar al respecto. Él debe continuar abogando por una vía a la ciudadanía a fin de persuadir a su partido de que dicha vía es parte esencial de la reforma migratoria. Esa reforma, a su vez, ha probado ser esencial si los republicanos quieren ser competitivos ante los demócratas en elecciones presidenciales, algo que Ryan conoce de primera mano. La mancuerna Romney-Ryan apenas logró 27% del voto latino en las elecciones presidenciales de 2012 en las cuales Romney optó por una línea dura en materia migratoria incluso proponiendo el concepto de autodeportación.
Raul Labrador (ID-1)Es un latino conservador que trata de labrarse un nombre, mientras otros republicanos buscarán su guía. Pero, ¿será como Marco Rubio o como Ted Cruz? Es respetado entre los republicanos de la Cámara como uno de los líderes del Tea Party. También votó contra Boehner para presidente de dicha cámara. Labrador fue miembro del bipartidista “Grupo de los 8” que trabajó por un proyecto de ley integral a principios de este año, pero abandonó esa instancia. En repetidas ocasiones ha señalado que los demócratas de la Cámara matarán la reforma migratoria a menos que estén dispuestos a ser flexibles en lo referente a la vía a la ciudadanía para 11 millones de personas. Pero su distrito es 10% latino y, como ex abogado de inmigración (algo que siempre está recordando a todo mundo), entiende la necesidad de actuar. ¿Dedicará menos tiempo a culpar de terquedad al otro partido o pasará más tiempo tratando de cambiar la suya?
Eric CantorA nivel oficial y no oficial como líder de la mayoría, Cantor es la voz del ala conservadora del Partido Republicano. A diferencia de Boehner, que rechaza apoyar la vía a la ciudadanía, Cantor se ha manifestado abiertamente sobre el tema este año: ciudadanía para los DREAMers pero no para el resto de los indocumentados. Si Cantor decide utilizar su poder para oponerse a la vía a la ciudadanía, será más difícil para otros en el Partido Republicano apoyarla. A Cantor le interesa el futuro de su partido, ¿puede ser persuadido de que una vía a la ciudadanía es una parte importante de la solución? Es un representante de Virginia que en las últimas dos elecciones presidenciales ha votado demócrata, pero que tiene una legislatura republicana. Su manejo de este tema será crucial para las próximas elecciones a la gobernación y para el futuro del Partido Republicano en Virginia.
Bob Goodlatte (VA-6)Como presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Goodlatte tiene mucho poder sobre toda legislación migratoria y parece aprobar cualquier cosa menos una vía a la ciudadanía. Goodlatte afirma que quiere tomar un enfoque gradual en la reforma migratoria. Las piezas que su comité ha aprobado hasta el momento han ido de mal (un proyecto obligatorio de E-Verify sin legalización o protecciones de debido proceso para inmigrantes con documentos) en peor (el SAFE Act, que hace nacional la ley Arizona y sigue el proyecto de ley Sensenbrenner que criminaliza a 11 millones de personas). Según informes, está trabajando en el KIDS Act para los DREAMers, pero no se ha presentado proyecto alguno. Lo que piensa que se debería hacer con el resto de los 11 millones no está claro, menos aún si estará dispuesto a permitir un proyecto de ley con vía a la ciudadanía que vaya del comité al pleno. Él será clave en decidir qué proyectos migratorios pasan al pleno y si nuevos proyectos —incluyendo el del Grupo de los 7— son presentados y aprobados en el Comité Judicial.
Trey Gondy (SC-4)Como presidente del Subcomité de Inmigración de la Cámara de Representantes, Gowdy trabaja muy de cerca con Goodlatte en la legislación migratoria del Partido Republicano. Gowdy ha presidido diversas audiencias de inmigración que abordan muchos de los temas que han confluido en nuestro roto sistema migratorio y ha mostrado algún interés en tratarlos, pero se ha quedado corto en el apoyo a una vía a la ciudadanía para 11 millones de personas. Como presidente del Subcomité de Inmigración ha desarrollado una relación con el representante demócrata Luis Gutiérrez. Es adverso a la crítica: se molesta cuando se le dice que quiere deportar a los indocumentados (a pesar de que votó por el SAFE Act) e insiste en que el comité se ocupará de un proyecto de ley para ocuparse de ellos. Es muy discutible dónde estará en el futuro mientras la Cámara continúa el debate de la reforma migratoria.
Mario Díaz-Balart (FL-25)Es el republicano que por más tiempo ha defendido la reforma migratoria en la Cámara y tiene un papel crucial en el bipartidista “Grupo de los 7”, cuyas acciones darán forma al debate en esa Cámara en los próximos meses. El proyecto en el que Díaz-Balart está trabajando, junto con otros dos republicanos (John Carter y Sam Johnson, de Texas) y cuatro demócratas, es el único proyecto de ley viable tanto con apoyo republicano como con una vía a la ciudadanía. Pero aún se desconoce cuándo o si el proyecto será presentado. Lo que el Grupo de los 7 decida hacer con su proyecto será crucial para determinar cómo la Cámara considera la reforma migratoria, así como los componentes que la integran. Y aunque Díaz-Balart difícilmente necesita ser persuadido de que la reforma migratoria es buena para su distrito, debemos señalar que no sólo es 70% latino, sino cada vez más púrpura (Romney lo ganó sólo con 2 puntos porcentuales).
Kevin McCarthr (CA-23)Es otro miembro del liderazgo de la Cámara de Representantes cuya opinión tiene peso con los conservadores y es el único con una considerable población latina en su propio distrito. Como coordinador de la bancada mayoritaria, McCarthy es el tercer republicano en importancia (después de Boehner y Cantor) y es el encargado de buscar votos en su bancada. Pero como republicano de California entiende los riesgos para su partido si no abraza la reforma, y mientras está en un lugar bastante seguro, su distrito es 35% latino y muy agrícola. ¿Hará la conexión entre lo que es mejor para su propio distrito y lo que es mejor para su país?
Michael McCaul (TX-10)Como líder del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara Baja, McCaul es la voz más importante en seguridad fronteriza. McCaul redactó un proyecto de ley de seguridad para la frontera que muy calladamente fue aprobado en el Comité de Seguridad Nacional con apoyo unánime a principios de este año, pero fue respaldado también por el senador John Cornyn. Su credibilidad entre el partido en temas fronterizos significa que su apoyo será crucial en cualquier paquete migratorio. (Su distrito es también 26% latino.) ¿Pero McCaul considera necesaria una vía a la ciudadanía para mejorar la seguridad nacional, como los reformadores, o al igual que John Cornyn cree que la seguridad fronteriza puede solamente lograrse a costa de los indocumentados?
Greg Walden (OR-2)Como líder del Comité Nacional Republicano del Congreso, le importa el futuro político de su partido, lo que podría ser la razón de su apoyo a una vía a la ciudadanía. Walden no es oficialmente miembro del liderazgo republicano, pero ciertamente es una figura importante para cualquier republicano preocupado por su escaño. (Su propio escaño, aunque seguro, es 12% latino y tiene intereses agrícolas.) En junio, le dijo a USA Today que cree que los inmigrantes indocumentados deberían en algún momento ser elegibles para la ciudadanía. Entiende la necesidad de que su partido abrace la reforma, pero la pregunta es si está dispuesto a tomar un papel de liderazgo para persuadir a su fracción política de no cometer un suicidio demográfico.
James Lankford (OK-5)Es una voz líder en políticas conservadoras como presidente del Comité Republicano de Política Pública, que podría ser una gran influencia para la vía a la ciudadanía desde una perspectiva evangélica. Como presidente del Comité de Política Pública Republicana (el brazo de investigación y políticas públicas de la Cámara Baja republicana), Lankford llevó a cabo una serie de “sesiones explicativas” a principios de este año para miembros, a fin de educarlos en el tema migratorio. Parece estar ampliamente convencido de que la ciudadanía es importante, como le dijo a un reportero en junio: “Yo no prohibiría (la ciudadanía) para siempre… Soy cristiano, y la restitución y la reconciliación son algo grandioso”. (Su propio distrito es 14% latino.) Ese apoyo a la ciudadanía basado en la fe, muy común entre líderes evangélicos, hace falta notablemente entre el resto de la Cámara republicana. ¿Será capaz Lankford de persuadir a sus colegas de que la reforma es una actitud cristiana?
Maribel Hastings es Asesora Ejecutiva de America's Voice.
©Univision.com
Comentarios