Comienza el juicio de la matanza en Fort Hood

Univision.com | Aug 06, 2013 | 9:57 AM

Militar acusado de la muerte de 13 personas podría enfrentarse cara a cara con sus víctimas

El juicio contra Nidal Hasan, el ex psiquiatra del ejército de Estados Unidos acusado de haber matado a 13 personas en 2009 en Fort Hood, inicia este martes en Texas.
“Hasan también está acusado de herir a 32 personas durante el tiroteo que protagonizó, uno de los m”
Hasan también está acusado de herir a 32 personas durante el tiroteo que protagonizó, uno de los más importantes en la historia de la institución armada, reportó la agencia Afp.
Hasan, de ser hallado culpable, podría ser condenado a la pena de muerte. La corte militar lo juzga por la masacre en la base militar de Fort Hood donde centenares de soldados se preparaban para ser desplegados en las guerras de Irak  y Afganistán.
El comandante, de 42 años y nacido en Virginia, es hijo de padres palestinos.
El acusado renunció a ser defendido por abogados y optó por representarse a sí mismo.
Se declaró culpable
Hasan ya admitió haber asesinado a 13 personas y herido a otra treintena en Fort Hood en 2009. Pero la ley militar no permite declararse culpable en casos de delitos que conllevan pena de muerte.
El ataque, registrado en noviembre de 2009, ha sido catalogado como el peor jamás registrado en una base militar estadounidense.
El alto comando del Ejército fue severamente criticado por haber ignorado los signos llamativos en el comportamiento de Hasan que, según la Policía Federal de Investigaciones (FBI) intercambiaba correspondencia con el imán radical Anwar al Aulaqi, muerto en un ataque de drones estadounidenses en Yemen en setiembre de 2011.
Por qué lo hizo
Un reporte de la agencia Notimex señala que, de acuerdo con declaraciones de Hasan, el ex comandante actuó para proteger a los líderes talibanes de soldados estadunidenses desplegados en Afganistán.
Tras declararse culpable, Hasan fue autorizado por la juez, coronel Tara Osborn, a actuar como su propio abogado defensor, lo que lo colocará en posición de interrogar a varios de los soldados que sobrevivieron al ataque y que testificaran a favor de la parte acusadora.
Especialistas en cuestiones legales señalaron que estos elementos convierten al proceso en uno de los juicios militares más impredecibles y significativos de la historia reciente.
Cara a cara con sus víctimas
Ante la inminencia de ser interrogada por su atacante, Kimberley Munley, exoficial de policía de la base militar y herida durante el tiroteo, reconoció que no tiene “un buen presentimiento”. “Pienso que hace eso para continuar burlándose de nosotros y perseguirnos”, dijo a la Afp.
Uno de los principales testigos, otro sobreviviente de la masacre, admitió que espera mantener la calma a pesar de que Hasan haya disparado contra él cinco veces.
“Voy a conducirme con dignidad y a adoptar una actitud militar”, aseguró Alonzo Lunsford, sargento retirado que perdió la visión de un ojo durante el ataque. “Voy a mostrarle que no puede sacarme de las casillas. Me dobló, pero no me quiebro”, afirmó.
Advertencias de la juez
Osborn advirtió que en el juicio de Hasan no se va a discutir la legitimidad de la guerra de Afganistán.
La juez no respondió a la petición de Hasan para que el inicio del juicio se retrase tres meses y así poder preparar su propia defensa, algo que podría ser tratado en la audiencia prevista para este martes, reportó la agencia Efe.
La juez ha pedido a sus antiguos abogados defensores que asistan a las audiencias por si Hasan solicita asesoramiento legal, algo que los defensores no consideran apropiado y que podría retrasar aún más el inicio del juicio.
El juicio estaba originalmente programado para comenzar el verano pasado, pero se retrasó cuando Hasan, un musulmán, se dejó crecer la barba y se negó a afeitarse por razones religiosas, a pesar de las órdenes y las multas impuestas por el juez que entonces conducía el proceso, coronel Gregory Gross.
De acuerdo con los fiscales militares, el 5 de noviembre de 2009, el mayor del ejército Nidal Mali Hasan, disparó contra sus compañeros que se encontraban en un centro de procesamiento médico dentro de las instalaciones del Fuerte Hood, provocando la muerte de 12 soldados y un civil.
©Univision.com
Comentarios