Reforma migratoria: el momento es ahora

Univision.com | Aug 05, 2013 | 8:23 AM

Columna de opinion de Jon Carson, director Ejecutivo de Organizing for Action

Los inmigrantes, en gran medida, mueven la historia americana. Nos ayudaron a superar la Gran Depresión, innovan nuestros negocios, generan trabajos, e impulsan nuestra economía.
Por generaciones ellos han sido co-autores de nuestra historia. Ellis Island fue por sí sola la puerta de entrada para millones que vinieron buscando mejores oportunidades de vida para sus hijos. Es innegable que  Estados Unidos es de corazón una nación de inmigrantes.
Pero también somos una nación de leyes y por muchos años hemos separado familias, explotado trabajadores y expulsado algunos de nuestros talentos más brillantes, y todo porque tenemos un  sistema disfuncional de inmigración. Pero eso ya no es noticia.
Hemos intentado aprobar una y otra vez una reforma migratoria integral, y la he visto fracasar en cada ocasión. Recuerdo dónde estaba, qué estaba haciendo y con quién estaba – porque es difícil olvidar cuando una nación que es reconocida por generar oportunidades, pierde su propia oportunidad.
A finales de junio, el Senado aprobó un proyecto de ley bipartidista que nos acercó más que nunca a la posibilidad de arreglar nuestro defectuoso sistema de inmigración.
En una época dominada por obstáculos partidistas, absolutismo ideológico, y un miedo manufacturado, dicho proyecto de ley fue un ejemplo claro de cómo debe de trabajar el Congreso. Los miembros del Senado de ambos partidos pusieron sus diferencias de lado y elaboraron una legislación bipartidista entendiendo que la aprobación de una reforma migratoria integral es simplemente así de importante – demanda un estándar muy alto. Y ahora hacemos un llamado a la Cámara de Representantes a ponerse a la altura de dicho estándar.
Ellos saben, tan bien como nosotros, que una reforma migratoria integral generará empleos, hará crecer la economía, y fortalecerá la clase media. No debemos dejar pasar la oportunidad de obtener más ingresos y poder pagar nuestras deudas. No creo que haya un solo norteamericano que desperdiciaría está oportunidad. Y es porque entienden lo que enfrentamos. Saben lo que sus familias enfrentan.
La gente no debería esperar tanto, como actualmente sucede, para obtener visas de trabajo que son críticas. Los negocios no deberían sentir que tienen que vencer al sistema sólo por competir. Y con una reforma migratoria integral ya no lo tendrán que hacer.
Una legislación bien pensada es un cambio que impulsaría nuestras políticas de inmigración al Siglo XXI, ayudaría a los negocios americanos a competir en igualdad de circunstancias con países como China y Alemania, y aseguraría que los emprendedores e innovadores de mañana tuvieran éxito y generarán empleos bien remunerados aquí mismo, en Estados Unidos.
Y esto se va a lograr sin perder de vista los principios de la reforma migratoria que el presidente Barack Obama expuso, tales como proporcionar la oportunidad de un camino hacia la ciudadanía para aquellos que viven en constante incertidumbre, y finalmente darles un hogar a los "DREAMers" que llegaron al país sin culpa alguna y juran lealtad a nuestra bandera y cantan nuestro himno nacional. Ellos son estadounidenses en todos los sentidos, excepto en los papeles.
Una reforma migratoria integral que trate a los indocumentados justamente y con respeto servirá tanto a los intereses como a los valores de nuestra nación.
Y desde ahora estamos viendo opositores que desean detener e incluso destruir nuestro intento --  aún cuando las fuerzas de seguridad pública, los líderes religiosos, y los movimientos de los trabajadores agrícolas ya lo han apoyado.
Lo que está sucediendo es muy claro: aquellos que tratan de debilitar esta legislación o de diluir sus elementos esenciales están en favor de mantener un nocivo status quo. Ellos no desean cambiar nada. Y nosotros no podemos dejarlos salirse con la suya. No podemos dejar al presidente de la Cámara, John Boehner, y a la Cámara de Representantes obstaculizar el camino del futuro de nuestro país.
Es por ello que los americanos están haciendo escuchar sus voces de costa a costa; asegurándose que el Congreso entienda que la reforma migratoria es una prioridad y que ellos demandan el voto.
Apenas el mes pasado, una multitud de residentes de Ohio se manifestaron enfrente de la oficina de West Chester del presidente de la Cámara, Boehner, ganándose un espacio de transmisión y retransmisión en todas las noticias vespertinas del estado.
Cientos se reunieron en la ciudad de St. Louis ondeando banderas americanas y mostrando pancartas, sosteniendo niños sobre sus hombros para que fueran testigos, en el momento preciso de la decisión, del tipo de América que heredarán. Al caer la noche pudieron alcanzar a varios cientos más a través de casi todos los medios de comunicación de la ciudad.
Los residentes de Nevada se reunieron con el Líder de la Mayoría, Harry Reid, en una rueda de prensa masiva. En un lugar donde había más gente que asientos disponibles, trabajadores estadounidenses, algunos de los cuales apenas habían acabado su turno de trabajo, se recargaron en las paredes no sólo a escuchar las palabras de los oradores, sino también a observar la bandera americana como telón de fondo.
Hemos avanzado mucho, pero queda mucho por hacer. Y los estadounidenses están haciendo su parte.
Hoy, voluntarios a lo largo y ancho de Wisconsin se están reuniendo enfrente de la oficina en Racine del Representante Paul Ryan para demandar el voto de Octubre que él mismo mencionó. Ahora mismo, los residentes de Houston le están preguntando al Representante Ted Poe si va a estar del lado de sus votantes o bloqueará su camino. Las comunidades en, y alrededor de Bakersfield, le están diciendo al Representante Kevin McCarthy que, “ahora es el momento para una reforma migratoria integral”.
Necesitamos que ustedes se unan con sus vecinos durante el mes de Agosto y demanden el voto que se merecen. Demanden que el Congreso se apegue a sus estándares y los valores que ustedes le muestran al mundo diariamente cuando van a su trabajo, alimentan a su familia, y se comprometen cuando lo tienen que hacer, porque lo tienen que hacer. Demanden que sus representantes los representen.
Llámelos. Dígales que EL MOMENTO ES AHORA. El tiempo apremia. Que aprueben una reforma migratoria integral. Esta es nuestra oportunidad de hacer cumplir la ley de una manera más inteligente. Ahora. Un mejor sistema legal de inmigración. Ahora. Un camino para ganarse la ciudadanía. ¡Ahora! Háganlo – porque Estados Unidos no se merece menos.
©Univision.com
Commentarios