Altos funcionarios dejan su cargo en Michoacán, México

Univision.com | Aug 01, 2013 | 4:10 PM

En plena crisis de seguridad por narcotráfico

El procurador de justicia (fiscal) del convulso estado mexicano de Michoacán (oeste), donde en las últimas semanas recrudeció la violencia entre fuerzas de seguridad y el cártel de Los Caballeros Templarios, presentó su renuncia por razones personales, informaron el jueves autoridades. Adelante, el secretario de Finanzas hizo lo propio.
El fiscal Plácido Torres Pineda presentó su renuncia al gobernador interino de Michoacán, Jesús Reyna, alegando "motivos de carácter personal", confirmó a la AFP el portavoz gubernamental, Julio Hernández.
Desde hace meses Michoacán atraviesa una crisis de seguridad por los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y narcotraficantes y por otros ataques contra la población civil, a lo que se suma una crisis política por la ausencia de su gobernador, Fausto Vallejo (del oficialista Partido Revolucionario Institucional, PRI), a causa de una misteriosa enfermedad.
Con una carrera judicial de más de 20 años y titular de la Procuraduría estatal desde marzo de 2012, Torres Pineda comentó brevemente a la AFP que, una vez sea aceptada su renuncia, espera integrarse "en breve al Supremo Tribunal de Justicia de Michoacán".
Posteriormente, el gobierno de Michoacán anunció en un escueto comunicado que el secretario de Finanzas y Administración del estado, Carlos Río Valencia, alegó motivos personales para solicitar también la renuncia a este cargo, que ejercía desde el pasado 13 de marzo.
El reto de Peña Nieto
En Michoacán, el presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) inició en mayo su primer gran despliegue de seguridad enviando a miles de policías y militares para resguardar a la población de los ataques de Los Caballeros Templarios y de los choques de éstos con las llamadas autodefensas, grupos de vecinos que se han alzado en armas alegando la indefensión que viven sus comunidades.
Las disputas se han intensificado causando una cuarentena de muertos en las últimas dos semanas, al menos cinco de ellos policías.
También murieron en Michoacán un vicealmirante de la Marina Armada -uno de los funcionarios de más alto rango asesinados en el país en los últimos años- y su asistente en un ataque perpetrado el domingo por presuntos integrantes de Los Caballeros Templarios.
Ordenan detención de tres implicados
En el caso del vicealmirante, un juez federal mexicano ordenó la prisión preventiva contra tres presuntos sicarios involucrados en el asesinato de un vicealmirante y de su escolta el domingo pasado, informó una fuente de la fiscalía de México.
La fuente de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) dijo a Efe que un juez concedió el arraigo por 40 días contra los presuntos miembros del cártel de Los Caballeros Templarios, "acusados de homicidio, porte de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y lo que resulte".
Se trata de Timoteo Vargas Infante, José Trinidad Arroyo Regalado y Ramiro Barajas Alvarado, quienes permanecen a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).
Según la fuente de la PGR, la concesión de este arraigo para perfeccionar la integración de la averiguación previa es "excepcional" por la importancia del caso.
Duro golpe a la Armada de México
El vicealmirante Carlos Salazar Ramonet, comandante de la VIII Zona Naval con sede en Puerto Vallarta, y uno de sus escoltas murieron el domingo en una emboscada perpetrada por sicarios armados en un camino rural del estado occidental de Michoacán.
Horas después del ataque, la identificación de una de las camionetas que participó en la emboscada permitió capturar a los tres presuntos sicarios, quienes portaban cuatro armas largas y una corta, así como munición de diverso calibre.
Los detenidos confesaron su participación en el ataque, que eran miembros de Los Caballeros Templarios y recibían un salario mensual "por robar, extorsionar y generar secuestros, entre otra serie de delitos", reveló el lunes pasado el fiscal general, Jesús Murillo.
Los Caballeros Templarios surgieron hace tres años, están presentes en vastas áreas de Michoacán y son acusados de controlar una red de producción de drogas naturales y sintéticas, así como de secuestros y de extorsiones.
El asesinato del vicealmirante es uno de los golpes más duros que ha recibido en los últimos años la Armada de México, que participa en la lucha contra el crimen organizado, junto con el Ejército y otros cuerpos de seguridad.
El fiscal Murillo ha expresado en varias ocasiones sus reticencias hacia la figura del arraigo, muy criticada por organizaciones defensoras de los derechos humanos que piden su eliminación.
Según Amnistía Internacional, "esta figura de detención preventiva bajo la custodia de una agencia investigadora sin acceso a los derechos propios de un proceso judicial y sin recursos efectivos de impugnación ha resultado en la detención injusta e infundada de miles de personas".
La AFP indica que, mientras tanto, el gobernador de Michoacán, Vallejo, acumula una licencia de tres meses, que le fue prorrogada por otro lapso igual, debido a un padecimiento médico que se niega a revelar.
En 2006, Michoacán fue también el punto de partida del amplio despliegue militar contra el narcotráfico lanzado por el expresidente Felipe Calderón (2006-2012), que generó una ola de violencia que causó más de 70 mil asesinatos durante su mandato.
©Univision.com
Commentarios