Verdugo de Hialeah llamó al 911 antes de perpetrar masacre

Univision.com | Jul 31, 2013 | 4:29 PM
Llamada al 911 horas ... Llamada al 911 horas ...
3 Pausar Auto Play

Pedro Vargas hizo una llamada al 911 horas antes de cometer una masacre contra sus vecinos.

Filtraron audio de llamada de emergencia donde se le escucha trastornado

“Me siento amenazado (…) brujería y cosas que me están echando”, fue algo de lo que dijo Pedro Vargas, el hombre que perpetró una masacre en Hialeah, a la operadora del número de emergencia 911 al llamarla la noche del viernes, antes de quitarle la vida a seis personas y ser abatido por las autoridades la madrugada del sábado pasado.
En el audio se puede escuchar a un hombre profundamente trastornado, así como su madre, una mujer mayor asustada ante la actitud de su hijo, de quien admitió que quería que fuera evaluado por un psicólogo o un psiquiatra.
La masacre, ocurrida entre la noche del viernes y la madrugada del sábado, tuvo lugar en un complejo de apartamentos en Hialeah, la zona más latina de la Florida.
De acuerdo a los informes, los hechos se desencadenaron luego de que Pedro Vargas, de 42 años, prendiera fuego a unos 10 mil dólares que había retirado recientemente de una cuenta de ahorros. La pareja formada por Italo Pisciotti, de 78 años, y Samira Pisciotti, de 68, administradores del edificio, acudieron al departamento ocupado por Vargas y su madre, Esperanza Vargas, al notar el fuego al interior. La respuesta de Pedro fue ultimarlos a balazos. Luego mató a otros cuatro vecinos antes de ser abatido por las autoridades.
'Ay, Dios mío, ayúdame'
Ahora, gracias al audio de la llamada que hizo el hombre al 911, se puede saber que el hombre se encontraba trastornado al grado de haber asustado a su mamá.
Tras decir a la operadora que se sentía perseguido, la mujer le pregunta con quién vive. Él responde que con su madre y ellas empiezan a hablar por teléfono en español.
Esperanza Vargas manifiesta de inmediato su negativa a que la operadora le envíe una patrulla, pues “se va a poner peor a lo mejor creyendo que yo soy su enemiga”.
Entonces, la operadora le pide a la señora que de nuevo ponga a Pedro al teléfono. Él le explica a la operadora que se siente perseguido, que siente que le están haciendo brujería y culpa de ello a un abogado vecino suyo.
Luego, el audio se escucha un poco confuso, hasta que vuelve a responder la madre del atacante. Asustada, la mujer dice que su hijo ha estado mal. Confiesa que Pedro salió de casa “con un pomo” y que iría a conseguir gasolina.
La mujer no sabe a ciencia cierta para qué quería su hijo la gasolina. Ahora se sabe que es el combustible que seguramente utilizó para prender el fuego al dinero.
“Ay, Dios mío, ayúdame”, son algunas de las plegarias de la mujer que se escuchan en la grabación.
Finalmente, la operadora le pregunta a la señora si es su deseo que le envíe una patrulla, o bien que se cancele la llamada.
“Dime, ¿te cancelo la llamada o no? Porque ya tengo dos policías en camino para allá”, pregunta la mujer detrás de la línea del 911. Temerosa, la madre del agresor responde: “No, no. Cancélamela porque él no está aquí”.
©Univision.com
Commentarios