Trabajador hispano venció a uno de los restaurantes más caros de Beverly Hills

Univision.com | Jul 31, 2013 | 12:12 PM
Un humilde inmigrante... Un humilde inmigrante...
3 Pausar Auto Play

El hombre trabajaba para un prestigioso restaurante, donde recibía constante abuso hasta que un día lo echaron. Juan Carlos González nos trae la historia.

Despido injustificado, jornadas prolongadas y otras irregularidades

Heriberto Zamora trabajó durante casi seis años en uno de los restaurantes más caros de todo Estados Unidos. Fue despedido tras pedirle al dueño del lugar permiso para retirarse a casa por estar enfermo y, después de un año de interponer una demanda, el inmigrante le ganó el caso al restaurante Urasawa.
De acuerdo a lo que publico la web La Opinión, el joven de 24 años, originario de Oaxaca, al sur de México, se desempeñaba como ayudante de cocinero en el segundo restaurante más caro de todo el país al momento de su despido. Entonces acudió a la Alianza de Trabajadores Inmigrantes de Koreatown (KIWA), pues le pareció que su despido, el 21 de junio de 2012, era injustificado.
Allí le recomendaron que pusiera una demanda ante la Oficina del Comisionado Laboral, la Division of Labor Standars Enforcement (DLSE).
Luego, miembros del DLSE abrieron otro caso a nombre de tres trabajadores, pues quedó de manifiesto que el personal de cocina tenía jornadas de 10.5 horas al día, sin que recibieran el pago de sus horas extra, y tampoco tenían descansos ni periodos para la comida.
Por estas irregularidades, Hiroyuki Urasawa, dueño del restaurante, tuvo que pagar una multa de 27,200 dólares, además de que se le obligó a pagar 38,585 dólares a los tres trabajadores, por concepto de pago de horas extra.
Una cena para dos personas en el restaurante más caro de Los Ángeles tiene un costo mínimo de 1,111 dólares, acota La Opinión.
Esto en cuanto a los tres trabajadores. Sin embargo, el caso de Zamora siguió su curso, hasta que al fin se supo de la victoria del trabajador mexicano.
“Más que nada es una victoria para todos los trabajadores que pasan por lo mismo (…). Es un ejemplo de que sí se puede, de que las leyes y de que aún así sea el restaurante más famoso, contra la ley no va a poder”, dijo tras el triunfo el joven trabajador mexicano.
La Opinión indica que cada semana, unos 13 mil trabajadores en Los Ángeles son víctima de “robo de salario”; es decir, que no les pagan las horas extra que trabajan, no les dan descansos o tiempo para comer. Esto se traduce en que los patrones dejan de pagar unos 26 millones de dólares semanales, según un estudio realizado en 2009 por el UCLA Labor Center.
Desafortunadamente, ya que la DLSE no cuenta con un mecanismo que obligue a los patrones a cumplir con los pagos, en el 80 por ciento de los casos los patrones logran evadir la responsabilidad de pagar, informó Kathrin Buschmann, representante de KIWA.
Sobre el caso, sin embargo, la representante dijo que “esta victoria legal es un paso importante para educar a los trabajadores de sus derechos, porque hay muchos dueños que están explotando a los trabajadores y aprovechándose de que son inmigrantes”.
©Univision.com
Commentarios