Investigan muertes de campesinos a causa del calor

ImpreMedia Digital, LLC | Jul 31, 2013 | 11:16 AM
Juan Ochoa fue encontrado casi moribundo, respirando con dificultad en un sembradío de limones mientras el sol caía a todo plomo en el condado de Tulare y la temperatura rondaba los 106 grados.
Fue su hermano Alejandro Ochoa, quien también laboraba ese día en Etchegaray Farms, el que lo halló en el predio y corrió tres millas a pedir ayuda porque no había recepción para solicitarla a través de su teléfono celular. Cuando los paramédicos llegaron ya fue demasiado tarde: Juan Ochoa, de 37 años, murió en el lugar presuntamente por insolación el pasado  15 de julio.
Ese mismo día, otro trabajador en un campo de melones pereció en el condado de Fresno mientras laboraba. En julio 7, en una empacadora no identificada perdió la vida otro campesino de 38 años. Los dos nombres de estos jornaleros agrícolas no han sido revelados.
Estas tres muertes de trabajadores del campo son investigadas por la División de Seguridad Ocupacional y Salud de California (Cal/Osha) bajo la sospecha de haber sido provocadas por las altas temperaturas. En julio 18, pereció otro trabajador de 51 años en una planta de reciclaje al parecer también por el calor.
Cuando Cal/Osha fue a investigar a Etchegaray Farms se encontró con que no estaban proporcionando sombra a los trabajadores, no tenían procedimientos de emergencia en vigor ni habían entrenado a los trabajadores en cómo hacer uso de ellos, por lo que cerró el negocio, pero un día después fue reabierto cuando colocaron sombreadores.
"Una vez que una empresa corrige o remueve el peligro pueden volver a operar. pero la investigación del caso sigue", dijo Peter Melton, portavoz de Cal/OSHA.
El Sindicato de Trabajadores Unidos del Campo (UFW) alega que los tres trabajadores del campo murieron a causa del calor porque el estado no hace cumplir las leyes de prevención de enfermedades.
"Esto solo prueba que cualquier cosa que el estado esté haciendo para proteger a estos trabajadores no está funcionando. Con temperaturas que continúan a más de 100 grados, necesitamos ver un cumplimiento inmediato de las leyes por parte de todos los empleadores", dijo Arturo Rodríguez, líder del UFW.
Los poderosos agricultores
En 2005 California puso en marcha las primeras regulaciones de prevención de muerte por el calor de trabajadores del campo y otros que trabajan al aire libre, pero Cal/OSHA reportó que desde ese año y hasta 2011 han muerto 13 personas a causa del calor en la agricultura y un total de 35, en general, debido a la canícula en diferentes sectores laborales.
De acuerdo a la UFW, ellos tienen evidencias que demuestran que Cal/OSHA ha fracasado en hacer cumplir la regulaciones del calor.
Por ejemplo, dice, en 2009 la agencia falló en multar en más de 130 casos donde las inspecciones determinaron que existían serios problemas. La UFW presentó más de 75 quejas de parte de trabajadores a quienes se les negó agua y sombra en el verano de 2011, la agencia solo emitió tres multas.
El portavoz de Cal/OSHA no pudo decir cuántas personas tienen en los campos para vigilar que se cumplan las regulaciones del calor. La Opinión contactó la oficina de Etchegaray Farms, pero dijeron que no tenían comentarios.
Wendy Fink-Weber, portavoz de Western Growers, el grupo más poderoso de agricultores de California, dijo que el tema era muy importante para ellos.
"Somos unas de las muchas organizaciones que conducen talleres de entrenamiento para enfermedades del calor, que pone alertas regularmente, y avisos e información que ayuda a los agricultores y trabajadores del campo cuando las temperaturas aumentan, dijo.
"El Buró de Agricultura de California, AgSafe Grape y la Liga de Árboles Frutales, la Liga de Agricultores Nisei y muchos otros repetidamente atendemos esta preocupación", dijo Fink-Weber.
©ImpreMedia Digital, LLC
Comentarios